Share this page

Health Library

Cigarrillos electrónicos y vaporizadores: ¿un sustituto seguro para los fumadores?


El uso de los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores aumentó vertiginosamente desde que se presentaron en el mercado estadounidense en 2007. Muchas personas están entusiasmadas porque estos dispositivos pueden ser una alternativa más segura al tabaquismo, con menos efectos repulsivos para las personas que rodean al fumador. Aunque la noticia es emocionante, estos dispositivos todavía son relativamente nuevos y no están del todo probados. Es importante confirmar que estos dispositivos sean más seguros para el usuario y los que lo rodean, pero esto requiere tiempo e investigación.

¿Cuáles son los dispositivos disponibles?

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías, están disponibles en varios tamaños y formas. Algunos parecen cigarrillos reales, mientras que otros, llamados “vaporizadores” o “vapeadores”, tienen un diseño parecido a un bolígrafo.

En general, los dispositivos se fabrican con los siguientes elementos:

  • Una boquilla
  • Un cartucho reemplazable (o recargable) que contiene una solución líquida con diferentes intensidades de nicotina, saborizante, agua y químicos
  • Un atomizador, que transforma la solución líquida en vapor
  • Una batería recargable o un cargador USB Según el estilo, el extremo de la batería del cigarrillo puede tener una luz LED en la punta que se parece a la brasa de un cigarrillo real. Sin embargo, la luz LED no se calienta, por lo que no supone un riesgo de incendio.

Cuando el usuario inhala de la boquilla, se calienta el líquido, y el atomizador transforma el líquido en vapor. Luego, el usuario inhala este vapor, lo que se percibe como fumar un cigarrillo real. Cuando el usuario exhala, el vapor desaparece rápidamente. Los vaporizadores producen más nubes de vapor que los cigarrillos electrónicos.

¿Cuál es la controversia respecto de estos dispositivos?

Existen muchas marcas de cigarrillos electrónicos disponibles para los consumidores, cada una con diferentes combinaciones de nicotina y otros químicos. Esta variabilidad genera controversia respecto de si los cigarrillos electrónicos se deben regular o no, y cómo. Los reguladores, dentro y fuera de los mercados estadounidenses, evalúan los beneficios y perjuicios potenciales de los cigarrillos electrónicos.

Beneficios potenciales

El beneficio más obvio de los cigarrillos electrónicos es que pueden ayudar a los fumadores a que dejen de fumar cigarrillos. Son únicos con respecto a otros programas para dejar de fumar actuales porque permiten que las personas sigan fumando sin inhalar miles de químicos dañinos que normalmente se encuentran en un cigarrillo encendido. Sin embargo, ¿los cigarrillos electrónicos realmente ayudan a dejar de fumar?

En un ensayo comparativo, se dividió un grupo de 300 fumadores en 3 grupos que recibieron cartuchos con la misma cantidad de nicotina, una cantidad reducida de nicotina o nada de nicotina. La mitad de los fumadores de cada grupo habían intentado dejar de fumar en el pasado. El promedio de cigarrillos fumados a diario era de unos 20 en cada grupo. Después de 12 semanas, más del 20% fumaba menos cigarrillos por día de lo que fumaba al comienzo. En un seguimiento después de un año, más del 10% continuaba sin fumar. El contenido de nicotina no pareció tener efecto alguno en la proporción de personas que dejaron de fumar en cada grupo. Sin embargo, los fumadores mencionaron una gran disminución de los efectos secundarios del tabaquismo, como tos seca, irritación de boca y garganta, dificultad para respirar y dolor de cabeza.

En 2014, se publicó un estudio realizado con 949 fumadores actuales. Los participantes usaron cigarrillos electrónicos durante un año. El estudio demostró que el uso de cigarrillos electrónicos no ayudó a los fumadores a dejar de fumar ni a reducir el consumo de cigarrillos. Por el contrario, una revisión de otros dos estudios demostró que el índice de abandono del tabaquismo en 6 meses para los cigarrillos electrónicos fue más alto que el de un placebo sin nicotina. En uno de los estudios, los cigarrillos electrónicos fueron tan efectivos como los parches de nicotina después de 6 meses. Aunque estos estudios son prometedores, se necesita más investigación para que estos métodos puedan sustituir a otras terapias de reemplazo de nicotina.

Actualmente, la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) de los EE. UU. junto con varias organizaciones importantes contra el tabaquismo han determinado que no se han realizado suficientes investigaciones sobre los cigarrillos electrónicos como para hacer aseveraciones acerca de su seguridad o eficacia para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Perjuicios potenciales

El uso de cigarrillos electrónicos no está libre de riesgos. El mayor desafío que enfrentan los cigarrillos electrónicos es la regulación. En los Estados Unidos, esto queda en manos de la FDA. Algunas de sus preocupaciones son las siguientes:

  • La seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos si se usan para dejar de fumar.
  • La gran variación en los niveles de nicotina de cada cigarrillo electrónico.
  • El efecto en el tabaquismo de las personas más jóvenes. ¿Volverá a poner de moda el tabaquismo? ¿Más adolescentes se volverán fumadores?
  • El manejo, la distribución y el almacenamiento de la nicotina líquida. Las pequeñas cantidades que se ingieren o se absorben a través de la piel pueden ser tóxicas o mortales, especialmente para los niños.

Uno de los mayores problemas para la FDA es la composición química de los vapores inhalados. Este organismo analizó diferentes marcas de cigarrillos electrónicos. Encontraron dietilenglicol (un químico anticongelante) y otros componentes cancerígenos en algunas de las muestras. Este organismo también está interesado en saber si la cantidad de nicotina de los cartuchos es congruente. Por ejemplo, es posible que utilice un cartucho de nicotina en dosis baja, pero, en realidad, reciba una dosis más alta (o viceversa).

Otro problema es la composición química de los vapores exhalados. Como con el humo del cigarrillo, no todas las sustancias químicas del cigarrillo electrónico permanecen en los pulmones del fumador. Algunos de estos elementos se exhalan en el aire, y otras personas pueden aspirarlos. Las partículas también pueden depositarse en superficies como ropa, muebles y alfombras. Durante el proceso de reglamentación, se deben tener en cuenta los estudios sobre estos efectos. Tampoco se incluyen los cigarrillos electrónicos en las prohibiciones actuales de fumar en público, lo que provoca que algunos estados peleen por ponerlos en la misma clase que los productos de tabaco, aunque es posible que esto no sea fácil.

Según encuestas recientes, existe la percepción de que los cigarrillos electrónicos son más seguros y de que se pueden usar como una herramienta para dejar de fumar, especialmente entre adultos jóvenes. En la actualidad, existe mucha información contradictoria entre los organismos y los fabricantes como para hacer una declaración tan amplia. La conclusión es que, de todos modos, los usuarios de cigarrillos electrónicos inhalan nicotina y otros químicos potencialmente dañinos, pero los tipos y las cantidades de estos químicos son variados y, a menudo, desconocidos. Por esta razón, la regulación puede ser útil.

Cómo tomar una decisión informada

Si está pensando en dejar el hábito de fumar, lo mejor es evaluar todas las opciones. Algunas estrategias para dejar de fumar, como los productos de reemplazo de nicotina, los medicamentos de venta con receta, los programas organizados y los grupos de apoyo, tienen un historial probado. Si considera usar los cigarrillos electrónicos, consulte los beneficios y los perjuicios con su médico. El resultado puede ser distinto si los usa como una herramienta para dejar de fumar o como un sustituto más seguro para continuar fumando indefinidamente. Tomar decisiones informadas es un paso importante para tomar las riendas de su salud.

Resources:

Smoke Free—US Department of Health and Human Services
http://www.smokefree.gov

US Food and Drug Administration
http://www.fda.gov

Canadian Resources:

Canadian Lung Association
http://www.lung.ca

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca

References:

Adkison SE, O'Connor RJ, et al. Electronic nicotine delivery systems: International tobacco control four-country survey. Am J Prev Med. 2013;44(3):207-215.

Benowitz NL, Goniewicz ML. The regulatory challenge of electronic cigarettes. JAMA. 2013;310(7):685-686.

E-cigarettes: Questions and answers. US Food and Drug Administration website. Available at: http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm225210.htm. Updated January 21, 2015. Accessed April 16, 2015.

E-cigarettes and vaporizers. DrugFreeAZKids website. Available at: http://drugfreeaz.org/content/difference-between-e-cigarettes-and-vaporizers. Published August 25, 2014. Accessed April 16, 2015.

Electronic cigarettes (e-cigarettes). US Food and Drug Administration website. Available at: http://www.fda.gov/NewsEvents/PublicHealthFocus/ucm172906.htm. Updated April 6, 2015. Accessed April 16, 2015.

Kim, S. Study: Smokers using e-cigarettes to quit are younger, more motivated. Public Health Newswire. American Public Health Association website. Available at: http://www.publichealthnewswire.org/?p=8171. Updated July 26, 2013. Accessed April 16, 2015.

Kuschner WG, Reddy S, et al. Electronic cigarettes and thirdhand tobacco smoke: two emerging health care challenges for the primary care provider. Int J Gen Med. 2011;4:115-120.

Nicotine. EBSCO DynaMed website. Available at: http://www.ebscohost.com/dynamed. Updated January 18, 2013. Accessed April 16, 2015.

Pokhrel P, Fagan P, et al. Smokers who try e-cigarettes to quit smoking: findings from a multiethnic study in Hawaii. Am J Public Health. 2013;103(9):e57-e62.

Policy guidance document regarding cigarettes. American Heart Association website. Available at: http://www.heart.org/idc/groups/heart-public/@wcm/@adv/documents/downloadable/ucm_315097.pdf. Published April 9, 2010. Accessed April 16, 2015.

Rankin KV. E-cigarettes: What's known, what's unknown. Tex Dent J. 2013;130;(5):446-452.

Questions and answers on electronic cigarettes or electronic nicotine delivery systems (ENDS). World Health Organization website. Available at: http://www.who.int/tobacco/communications/statements/eletronic_cigarettes/en. Updated March 30, 2015. Accessed April 16, 2015.

Summary of results: laboratory analysis of electronic cigarettes conducted by FDA. US Food and Drug Administration website. Available at: http://www.fda.gov/NewsEvents/PublicHealthFocus/ucm173146.htm. Updated April 22, 2014. Accessed April 16, 2015.

What's in a cigarette? American Lung Association website. Available at: http://www.lung.org/stop-smoking/about-smoking/facts-figures/whats-in-a-cigarette.html. Accessed April 16, 2015.

6/24/2014 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed: Grana RA, Popova L, et al. A longitudinal analysis of electronic cigarette use and smoking cessation. JAMA Intern Med. 2014;174(5):812-813.

3/19/2015 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed: McRobbie H, Bullen C, et al. Electronic cigarettes for smoking cessation and reduction. Cochrane Database Syst Rev. 2014;12:CD010216.



Last reviewed April 2015 by Michael Woods, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

1-800-948-6262

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×