Share this page

Health Library

La Importancia de Amamantar a los Bebés Prematuros


Los bebés prematuros, con frecuencia llamados bebés a pretérmino, nacen antes de las semanas 38 a 42 esperadas de gestación. Gracias a los avances médicos, los bebés a pretérmino sobreviven a etapas de gestación cada vez más prematuras. De hecho, actualmente se estima que el 90% de los bebés que pesan 800 gramos (ligeramente menos de 2 libras) o más sobreviven. Sin embargo, debido a que con frecuencia los órganos de los bebés prematuros no se desarrollan por completo, están en riesgo de sufrir complicaciones de salud, tales como problemas respiratorios, infección, anemia y presión arterial baja. Dependiendo de las complicaciones que surjan, la nutrición de un bebé prematuro podría inicialmente quedar en segundo plano sobre asuntos mayores. Sin embargo, la leche materna ha demostrado desempeñar un papel importante en el mejoramiento de la salud de los bebés prematuros.

La Importancia de la Leche Materna

Al principio, la mayoría de los bebés prematuros no será capaces de alimentarse con leche materna bebido a que no son lo suficientemente fuertes y su coordinación de mamar y digerir todavía no se desarrolla. También, debido a que con frecuencia el sistema gastrointestinal de muchos bebés prematuros todavía no se ha desarrollado completamente, se les debe alimentar con mucha lentitud y cuidado, generalmente a través de una sonda que se coloca directamente a través de la boca hacia el estómago. Pero eso no significa que estos bebés no deben recibir leche materna. De hecho, la leche materna contiene muchos anticuerpos importantes que ayudan a combatir enfermedades y prevenir infecciones, un beneficio crucial para los bebés prematuros vulnerables. También la leche materna contiene proteínas que promueven el crecimiento, ayudando a los bebés prematuros a desarrollarse a un ritmo más rápido que los bebés a término.

Otro beneficio de la leche materna es que desempeña un papel importante en la prevención de problemas específicos para los bebés prematuros. Un área importante de estudio ha sido los efectos protectores de la leche materna contra la enterocolitis necrotizante (ECN), una infección intestinal seria. Un estudio mostró que los bebés que recibieron leche artificial tuvieron de 6 a 10 veces un aumento en el riesgo de padecer ECN que los bebés alimentados con leche materna. Otros estudios revelaron que los bebés prematuros alimentados con leche materna tuvieron una disminución considerable en el riesgo de contraer cualquier tipo de infección: incluyendo el padecimiento infeccioso potencialmente devastador llamado meningitis. También se han estudiado las habilidades mentales y psicomotoras y los bebés prematuros que recibieron leche materna mostraron mejoramiento del desarrollo cognoscitivo en comparación con los que se alimentaron con fórmulas artificiales.

Quizás lo más asombroso es el hecho de que la leche materna está diseñada específicamente para la edad del bebé. Las madres de los bebés prematuros producen leche que contiene una cantidad mayor de nitrógeno, proteínas, lípidos, ácidos grasos, vitaminas, calcio y otras sustancias importantes vitales para el desarrollo del bebé prematuro.

Aunque las madres de los bebés prematuros producen naturalmente leche a la medida de las necesidades de sus pequeños hijos, también la leche materna para los bebés prematuros podría estar fortificada con suplementos llamados "fortificadores de leche humana" para proporcionar las necesidades adicionales de calcio, vitaminas y proteínas. Evidencia clínica ha mostrado que los bebés prematuros que reciben leche materna fortificada experimentan una mejoría en el crecimiento y un mejor estado nutricional.

Extrayendo la Leche Materna

Puesto que los bebés prematuros no puede succionar con eficacia, generalmente las madres de los bebés prematuros necesitan extraer la leche para satisfacer las necesidades de sus bebés hasta que los niños sean lo suficientemente fuertes para ser amamantados. Expertos sugieren extraer la leche bombeándola lo más pronto posible, de preferencia en el lapso del primer día. Esto es debido a que el calostro, el tipo de leche producida en las primeras etapas, está compuesto en gran parte de anticuerpos y otras proteínas que sirven para proteger al bebé y ayudar a su estómago e intestinos a tolerar las alimentaciones.

También extraer la leche materna ayuda a establecer un suministro de leche. Entre más leche materna se extraiga, más se produce, así que la extracción constante es la clave. Puesto que con frecuencia las madres de los bebés prematuros están bajo estrés debido a las preocupaciones con respecto a su bebé o condición de salud física que contribuyeron al nacimiento prematuro, el suministro de leche podría fluctuar. Pero los expertos recomiendan persistir a través de las fluctuaciones debido a que la extracción constante (cada 2 a 2.5 horas durante la mayor parte del día, con interrupciones para dormir o descansos de trabajo de no más de 8 horas) llevará a un suministro bien establecido.

La leche materna extraída se divide en dos categorías: leche inicial y leche final. La leche inicial es la leche que se extrae durante la primera mitad de la sesión de extracción. La leche final se extrae durante la segunda mitad de la sesión de extracción. La leche final es la leche preferida de los bebés prematuros, debido a que su contenido de grasa es hasta tres veces mayor que la leche inicial.

Haciendo la Transición al Amamantamiento

"Investigación actual apunta a varias intervenciones que llevan a la mejora del éxito del amamantamiento: apoyo y educación maternal organizados, cuidado canguro [posicionamiento del bebé sobre el pecho de la madre a través de contacto piel a piel], succión poco nutritiva tanto del chupón como del seno y evasión de los biberones durante el proceso de transición: (Neonatal Network, 2008)

Una vez que su bebé esté listo para ser amamantado usted notará señales. Andar en busca de algo es una de esas señales: acariciar la mejilla del bebé da como resultado que voltee su cabeza en la dirección de su mano con la boca abierta, lista para succionar. Otras señales de preparación incluyen la capacidad de agarrar y succionar, estado creciente de alerta cuando se alimenta y el nivel general de comodidad durante la alimentación.

Los bebés prematuros que suelen ser amamantados a través de una sonda podrían experimentar alguna dificultad cuando aprenden a succionar la leche materna por primera vez. La aversión oral es una de dichas dificultades; esto ocurre cuando un bebé relaciona sensaciones desagradables con su boca debido a la experiencia desagradable que se presume que presentó con las sondas que lo alimentaban o que lo ayudaban a respirar. Introducir a la boca del bebé sensaciones agradables, como colocar algo de leche materna en los labios del bebé o acariciar cuidadosamente su boca y mejilla puede ayudar a superar este problema.

Otra dificultad es el apretamiento de la lengua, el cual se presenta cuando los bebés sacan continuamente su lengua mientras tratan de agarrar el seno. Un especialista en lactancia puede enseñar ciertas técnicas de alimentación, tales como alimentar al bebé con su mentón señalando hacia abajo o presionando cuidadosamente su lengua hacia abajo. Finalmente, los bebés muy prematuros podrían tener problemas de coordinación en su forma de succionar e ingerir, una fórmula para la insuficiencia alimenticia e incluso problemas en la aspiración de leche hacia los pulmones del bebé. En la mayoría de los casos, la coordinación de la succión y digestión mejora a medida que aumenta la madurez del bebé.

Pensando a Futuro

De manera abrumadora, la evidencia está a favor de los bebés que se alimentan de leche materna. Así que, aunque ninguna madre espera dar alumbramiento de manera prematura, nunca es demasiado temprano para planear cómo debe alimentar a su bebé. Para casi todos los bebés, el pecho es lo mejor. E incluso el amamantamiento es lo mejor para la gran mayoría de los que nacen de manera prematura. Al trabajar detenidamente con el personal del hospital, puede asegurar que su bebé obtenga la mejor nutrición posible.

Fuentes Adicionales:

March of Dimes
http://www.marchofdimes.com

US Department of Health and Human Services, Office on Women's Health
http://www.4woman.gov

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Canadian Breastfeeding Foundation
http://www.canadianbreastfeedingfoundation.org/

Caring for Kids
http://www.caringforkids.cps.ca/

Referencias:

Cahill JB, Wagner CL. Challenges in breastfeeding: Neonatal concerns. Contemporary Pediatrics. 2002;5:113.

Churchill RB, Pickering LK. The pros (many) and cons (a few) of breastfeeding. Contemporary Pediatrics. 1998;12:108-119.

Feldman R, Eidelman A. Direct and indirect effects of breast milk on the neurobehavioral and cognitive development of premature infants. Developmental Psychobiology. 2003; 43(2):109-119.

Nasimento MBR, Issler H. Breastfeeding: Making the difference in the development, health, and nutrition of term and preterm newborns. Revista do Hospital das Clinicas. 2003: 58(1):49-60.

Nye C. Transitioning premature infants from gavage to breast. Neonatal Network. 2008; 27(1):7-13.



Last reviewed July 2010 by Brian Rand

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Healthcare Quality and Accreditations

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×