Share this page

Health Library

Avance en la Prevención de la Apoplejía

HCA image

Expertos en medicina están avanzando silenciosamente, pero con determinación en el campo de la prevención de la apoplejía . Aunque el número total de muertes a causa de la apoplejía continúa aumentando, su índice de mortalidad (muertes por 100,000 personas) ha disminuido en aproximadamente el 12.3%. Este logro parcial se le puede atribuir a los cambios de estilo de vida más saludables y mejora del cuidado médico. A continuación se presenta un resumen de los recientes avances que están ayudando a prevenir las apoplejías en personas que se encuentran en un mayor riesgo.

¿Quién Está en Riesgo de Padecer una Apoplejía?

Una apoplejía se presenta cuando se obstruye una arteria en el cerebro. Esto podría ocurrir a causa de un coágulo sanguíneo o la ruptura de un vaso sanguíneo. De una u otra forma, el cerebro no recibe suficiente sangre y oxígeno y las células del cerebro comienzan a morir.

Se pueden disminuir o tratar muchos de los factores de riesgo para la apoplejía, tales como la presión arterial alta, enfermedades cardiacas y vasculares, nivel alto de colesterol, inactividad física, obesidad, diabetes, consumo de cigarro y abuso del alcohol o drogas. Otros factores, tales como edad avanzada, historial familiar de apoplejías, raza afroamericana o apoplejía anterior no se pueden tratar o disminuir.

Avances en la Prevención
  • Presión arterial alta : El factor de riesgo más común y mas evitable para la apoplejía es la presión arterial alta. De acuerdo con una revisión en la edición publicada el 18 de septiembre de 2002 del Journal of the American Medical Association (JAMA), disminuir la presión arterial reduce el riesgo de padecer apoplejía en un promedio del 42%. The American Heart Association (AHA) recomienda que a todos los adultos se les revise su presión arterial al menos una vez cada dos años. Una presión arterial saludable es de menos de 140/90. Las personas con otros padecimientos, tales como la diabetes, insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal deben tener como objetivo una presión arterial de menos de 130/85. Existe evidencia que la reducción de la presión arterial por debajo de estos niveles podría proporcionar mayor beneficio en la disminución de la apoplejía.
  • Nivel Alto de Colesterol : Disminuir los niveles de colesterol con dieta o medicamento podría ayudar a reducir la acumulación de placa arterial grasosa que puede provocar una apoplejía. En la revisión de JAMA se encontró que las personas que toman estatinas (una clase efectiva de medicamentos reductores de colesterol) disminuyeron su riesgo de padecer apoplejía tanto como un 25%. En un reciente ensayo clínico aparte sobre la atorvastatina diaria (un tipo de estatina) después de una reciente apoplejía o "mini-apoplejía" (y no conocida como cardiopatía coronaria), indica que la atorvastatina disminuyó el riesgo de padecer la repetición de la apoplejía o ataque cardiaco. Existe beneficio en la disminución de las repeticiones de apoplejía al tratarlas con "estatinas" incluso en personas con niveles normales de colesterol. The AHA recomienda que los adultos se realicen una revisión del nivel de colesterol en ayunas al menos cada cinco años. Un nivel de colesterol deseable es de menos de 200 mg/dl (5.2 mmol/L); 180 mg/dl (4.7 mmol/L) o menos en pacientes con enfermedades cardiovasculares (ECV) o con múltiples factores de riesgo de ECV.
  • Arritmias cardiacas : Los pacientes que tienen un ritmo cardiaco irregular llamado fibrilación atrial y toman warfarina (un anticoagulante) podrían disminuir su riesgo de padecer apoplejía tanto como dos tercios. Sin embargo, su doctor debe supervisar cuidadosamente su padecimiento si usted está tomando terapia con warfarina para estar al pendiente de un posible sangrado.
  • Diabetes: Si padece diabetes, al mantener su presión arterial por debajo de 130/85 puede disminuir su riesgo de padecer apoplejía tanto como un 44%, de acuerdo con la revisión de JAMA . Los medicamentos para la presión arterial llamados inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) son útiles especialmente para este propósito. También el control de azúcar en la sangre es importante en la disminución del riesgo de sufrir apoplejía.
  • Fumar : Los fumadores de cigarro tienen el doble de riesgo de sufrir una apoplejía que los no fumadores. Sin embargo, si deja de fumar, su riesgo de padecer apoplejía disminuirá al mismo nivel que alguien que nunca ha fumado en el lapso de aproximadamente cinco años. Actualmente existen muchas formas de ayuda disponibles para dejar de fumar, incluyendo trabajar con su médico, tomar clases de apoyo o usar parches de nicotina, atomizadores, gomas de mascar o ciertos medicamentos antidepresivos
  • Aspirina y derivados de la aspirina: Estos medicamentos hacen que las plaquetas de la sangre sean menos adheribles y por lo tanto menos propensas a formar coágulos que pueden llevar a apoplejías. Algunas personas que ya han padecido una apoplejía o una apoplejía de advertencia (llamada ataque isquémico transitorio (AIT) o una "mini-apoplejía") podrían tener beneficios al tomar un agente antiplaquetario. La aspirina, el clopidogrel (Plavix), ticlopidina (Ticlid) o la combinación de aspirina más dipiridamol (Aggrenox) generalmente se reservan para los pacientes en alto riesgo de padecer apoplejía debido a que podrían sufrir efectos adversos tales como sangrado.
  • Cirugía de la arteria carótida : Los pacientes que tienen depósitos arteriales grasosos en su cuello, que pueden llevar a apoplejía, podrían beneficiarse de un procedimiento quirúrgico llamado endarterectomía carotídea. En pacientes con un bloqueo arterial severo y un historial de apoplejía previa o apoplejía de advertencia, este procedimiento podría disminuir su riesgo de padecer una segunda apoplejía tanto como un 44%.
  • Ejercicio : Hacer ejercicio regularmente puede disminuir su riesgo de sufrir apoplejía. Investigadores encontraron que las personas que participan regularmente en deportes tuvieron una disminución en la incidencia de padecer una apoplejía. Trabaje con su doctor para crear una rutina de ejercicio que sea segura para usted.

Actualmente estamos mejor preparados que en el pasado para prevenir apoplejías. Si usted se encuentra en riesgo de padecer apoplejía discuta con su doctor sus opciones. Si experimenta síntomas de una apoplejía, es importante someterse inmediatamente a evaluación médica. Para las apoplejías agudas es extremadamente importante el diagnóstico y el tratamiento a tiempo.

Fuentes Adicionales:

American Stroke Association
http://www.strokeassociation.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov

National Stroke Association
http://www.stroke.org

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Canadian Cardiovascular Society
http://www.ccs.ca/home/index_e.aspx

Heart and Stroke Foundation of Canada
http://ww2.heartandstroke.ca/Page.asp?PageID=24

Referencias:

About stroke: Impact of stroke. American Stroke Association website. Disponible en: http://216.185.112.7/presenter . Accedido septiembre 22, 2003.

About stroke: What are the risk factors of stroke? American Stroke Association website. Disponible en: http://216.185.112.7/presenter . Accedido septiembre 22, 2003.

Chalmer J, Todd A, Chapman N, et al. International society of hypertension (ISH): statement of blood pressure lowering and stroke prevention. J Hypertension. 2003;21:651-63.

Chatfield J. American Heart Association scientific statement on the primary prevention of ischemic stroke. American Family Physician . 2001; 64: 513-514.

Llinas FH, Aldrich E, Wityk R. Update on stroke prevention and treatment. Advanced Studies in Medicine . 2003;3:93-101.

Goldstein LB, Adams R, Alberts MJ, et al. Primary prevention of ischemic stroke: a guideline from the American Heart Association/American Stroke Association Stroke Council: co-sponsored by the Atherosclerotic Peripheral Vascular Disease Interdisciplinary Working Group; Cardiovascular Nursing Council; Clinical Cardiology Council; Nutrition, Physical Activity and Metabolism Council; and the Quality of Care and Outcomes research Interdisciplinary Working Group. Circulation 2006;113:e873-923.

Preventing stroke with evidence-based care. Patient Care . 2002; June:48-57.

Straus SE, Majumdar SR, McAlister FA. New evidence for stroke prevention: Scientific review. Journal of the American Medical Association . 2002;288:1388-1395.

*¹9/19/2006 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php : Amarenco P, Bogousslavsky J, Callahan A, et al. High-dose atorvastatin after stroke or transient ischemic attack. N Engl J Med . 2006;355(6):549-59.

*²2/24/2009 DynaMed's Systematic Literature Surveillance http://www.ebscohost.com/dynamed/what.php : Grau AJ, Barth C, Geletneky B, et al. Association between recent sports activity, sports activity in young adulthood, and stroke. Stroke. 2009;40:426-431. Epub 2008 Dec 24.



Last reviewed mayo 2010 by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×