Share this page

Health Library

Hipotiroidismo
Tratamientos Principales Propuestos
  • Armour Thyroid®
Otros Tratamientos Propuestos
  • Selenio, Medicina Herbal Tradicional China, Vitamina B 3, Zinc
Hierbas y Suplementos que puede Usar Sólo con Precaución
  • Sargazo vejigoso, Genisteína, Yodo, Hierro, Isoflavonas, Quelpo, Soya

En el hipotiroidismo, la glándula tiroides no puede producir niveles adecuados de la hormona tiroides. Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Pereza
  • Sensibilidad al frío
  • Aumento de peso
  • Depresión
  • Piel seca
  • Pérdida de cabello
  • Menstruación excesiva
  • Ronquera
  • Bocio (un agrandamiento visible del cuello causado por una glándula tiroides inflamada)

La tiroiditis de Hashimoto es la causa natural más común de niveles bajos de hormona tiroides. En esta enfermedad autoinmune, el cuerpo desarrolla anticuerpos que atacan y destruyen gradualmente la tiroides. Una infección viral de la tiroides también puede disminuir la producción de la hormona tiroides, pero generalmente el efecto es leve y temporal. Finalmente, la deficiencia de yodo puede causar hipotiroidismo, peor esto ocurre rara vez en el mundo desarrollado donde el yodo se añade rutinariamente a la sal.

Además de estas causas naturales, todavía hay una causa más común de hipotiroidismo - el tratamiento para el hiper tiroidismo (producción excesiva de hormona tiroides). Las personas con ciertas formas de hipertiroidismo reciben tratamiento con yodo radioactivo para desactivar la glándula tiroides. Este tratamiento causa hipotiroidismo, que requiere tratamiento de por vida con terapia de reemplazo de hormona tiroides.

Hasta hace aproximadamente 10 a 15 años, los doctores diagnosticaban el hipotiroidismo principalmente al realizar pruebas de laboratorio para medir los niveles de hormona tiroides en la sangre (el nivel T 4 ). Desafortunadamente, los niveles tiroideos normales varían demasiado entre las personas, así que este método no siempre puede identificar correctamente la enfermedad. Una mucho mejor prueba de laboratorio, que estuvo disponible en la década de 1990, implica la medición de una hormona llamada TSH u hormona estimulante de la tiroides.

La TSH es liberada por la glándula pituitaria para controlar la glándula tiroides. La glándula pituitaria mide constantemente el nivel de la hormona tiroides en la sangre y ajusta los niveles de TSH de manera necesaria para que sea adecuado. Cuando los niveles de la hormona tiroides están altos, cambia los niveles de TSH a bajos. Cuando los niveles de hormona tiroides están demasiado bajos, la pituitaria eleva los niveles de TSH para estimular la tiroides. Si la glándula tiroides no responde al elevar la hormona tiroides, la pituitaria eleva los niveles de TSH más alto aun. Cuando los niveles TSH están más altos que los límites normales, esto significa que la glándula tiroides está teniendo problemas al producir suficiente hormona tiroides para las necesidades del cuerpo. En otras palabras, la persona es hipotiroidea, o próxima a serlo. Este método de determinar el estado de tiroides ha demostrado ser muy confiable. En otras palabras, la glándula pituitaria sabe lo que está haciendo.

El tratamiento médico para las enfermedades de tiroides bajas es seguro y muy eficaz. En la mayoría de los casos, el tratamiento implica el uso de una hormona llamada levotiroxina, o T 4 . El cuerpo en verdad usa dos formas de tiroides, T 4 y T 3 , pero, en la mayoría de los casos, el cuerpo convierte fácil y automáticamente la T 4 en T 3 en las proporciones adecuadas. En aquellas pocas personas cuyo cuerpo no puede hacer esta conversión, podría necesitarse T 3 complementaria. En cualquier caso, la dosis de medicamento se adapta al vigilar los niveles de TSH. Cuando la glándula pituitaria está satisfecha, la dosis es correcta.

Otros Tratamientos Propuestos

La llamada hormona tiroides "natural" es popular entre las personas interesadas en la medicina alternativa. Vendida con receta sólo bajo el nombre de Armour Thyroid®, este extracto de tiroides de cerdo contiene tanto T 4 como T 3 (consulte la sección anterior para una descripción). No hay duda de que Armour Thyroid® es tan eficaz como la hormona tiroides sintética estándar y es una elección satisfactoria para aquellos que prefieren usar tratamientos naturales. Sin embargo, no hay evidencia de que Armour Thyroid® sea más eficaz que los medicamentos estándares y existen ciertas inquietudes de que las variaciones es la absorción podrían producir resultados ligeramente irregulares.

Además de Armour Thyroid, no existen terapias naturales con eficacia documentada para el tratamiento del hipotiroidismo. Los tratamientos que algunas veces se recomiendan para el hipertiroidismo, pero que les falta evidencia científica, incluyen selenio , medicina herbal tradicional china , vitamina B 3 y zinc .

Con demasiada frecuencia, las personas con niveles bajos de tiroides consumen suplementos de algas o yodo con la esperanza de que les ayude. Sin embargo, mientras que la deficiencia de yodo en verdad causa bajos niveles de tiroides, tomar yodo no ayudara para nada si usted no tiene deficiencia, y la gran mayoría de personas que viven en el mundo desarrollado tienen bastante yodo. De hecho, el consumo excesivo de yodo de vez en cuando puede causar hipotiroidismo. Este es un caso clásico de "más no significa mejor". (Para más información, consulte Hierbas y Suplementos que puede Usar Sólo con Precaución más adelante.)

Hipotiroidismo Marginal

Existe muy poca duda de que muchos casos de hipotiroidismo marginal pasen desapercibidos y que las pruebas ocasionales para la adecuación de tiroides deben ser parte del cuidado médico de rutina. Sin embargo, algunos defensores de la medicina alternativa se adelantan y sugieren que el hipotiroidismo sin diagnosticar es una grave epidemia, provocando un alto porcentaje de todas las enfermedades que afligen al hombre moderno. De acuerdo a esta teoría, las pruebas de laboratorio para medir los niveles de la hormona tiroides no son confiables y muchas personas tienen niveles de tiroides marginalmente bajos a pesar de sus lecturas normales de laboratorio.

Estos entusiastas de la tiroides recomiendan que las personas utilicen mediciones de la temperatura corporal basal y no pruebas de sangre para determinar si los niveles de tiroides son adecuados. La temperatura corporal basal se mide al colocar un termómetro debajo de la axila antes de levantarse por la mañana. De acuerdo a los partidiarios de la teoría del hipotiroidismo marginal, una medida de menos de aproximadamente 97.5 grados Fahrenheit señala un problema. A las personas con lecturas de temperatura corporal basal por debajo de este nivel y síntomas coherentes con el hipotiroidismo se les aconseja usar Armour Thyroid (o muchos otros suplementos de glándula tiroides de origen animal que pueden obtenerse con un poco de trabajo). Se supone que el resultado neto es una gran mejoría en la salud total y en la resolución de muchas enfermedades.

Sin embargo, existe una cantidad de problemas con esta teoría. Tome en cuenta esto: La mayoría de mujeres tiene lecturas de temperatura corporal basal por debajo de 97.5 en el período previo a la ovulación, un hecho utilizado en el método del ritmo de la anticoncepción. Muchos hombres sanos también tienen temperaturas basales por debajo de 97.5. Puesto que los síntomas coherentes con el hipotiroidismo (p.e. fatiga, depresión, aumento de peso) ocurren en una gran cantidad de gente, este enfoque está garantizado para recomendar que esas enormes cantidades de personas tomen suplementos de tiroides.

Además, el método de temperatura corporal basal se desarrolló en los días antes de que se pudieran medir los niveles de TSH. En ese entonces, los doctores únicamente podían medir los niveles T 4 y, como se mencionó anteriormente, hay una gran variación en el nivel normal de T 4 para que dichas pruebas sean confiables. Sin embargo, ahora que las pruebas de TSH están disponibles, la situación ha cambiado. Las mediciones de TSH indican la propia determinación del cuerpo de su nivel de hormona tiroides. Es difícil justificar el ignorar la propia opinión del cuerpo en favor de una lectura arbitraria de un termómetro. Además, cuando se les da medicamento a las personas con niveles normales de TSH, el cuerpo responde al disminuir su propia producción de hormona tiroides, basicamente combatiendo esta terapia supuestamente natural.

No obstante, el entusiamo por los medicamentos tiroideos sigue sin disminuir y algunos médicos en medicina alternativa continúan afirmando que la complementación con hormona tiroides es útil incluso en la presencia de una prueba normal de TSH. Un reciente ensayo cruzado doble ciego controlado por placebo intentó evaluar la validez de esta teoría. 1 Investigadores enlistaron a 22 personas con síntomas coherentes con el hipotiroidismo pero con mediciones normales de TSH, así como a 19 personas sanas. Aproximadamente la mitad de cada grupo recibió hormona tiroides sintética estándar (tiroxina 100 microgramos [mcg], T 4 como se mencionó antes) durante 12 semanas y un placebo por otras 12 semanas; la otra mitad recibió placebo durante el primer período y la hormona tiroides durante el segundo. La mejora se midió por medio de cuestionarios que evaluaban la salud general, el bienestar emocional y la función mental.

Los resultados mostraron que los participantes con síntomas de hormona tiroides baja mejoraron significativamente. Sin embargo, aquellos que tomaron placebo mejoraron ¡en igual forma! En otras palabras, la hormona tiroides no demostró ser más eficaz que el placebo. (De manera interesante, los participantes sanos mostraron poca respuesta tanto al placebo como a la hormona tiroides).

Este estudio indica que la complementación con la hormona tiroides humana sintética (T 4 ) no es útil para personas con TSH normal sino con los síntomas que son alusivos de la hormona tiroides baja. Desafortunadamente, no evaluó la eficacia de la tiroides de origen animal recomendada por los partidiarios de la teoría hipotiroidea, y por lo tanto no resuelve la controversia.

Hierbas y Suplementos que puede Usar Sólo con Precaución

Como se observó anteriormente, la complementación con yodo no ayudará a la glándula tiroides excepto en personas que tiene deficiencia de yodo. De hecho, en Japón, el uso excesivo de alga marina (tal como el quelpo o sargazo vejigoso ) es una causa bastante común de hipotiroidismo. 2–5

Por está razón, las personas con niveles bajos de hormona tiroides no deben consumir cantidades excesivas de esos alimentos ricos en yodo.

Soya y sus isoflavonas (tales como genisteína ) parecen tener bastantes efectos potenciales implicando la glándula tiroides. Cuando se administran a personas que tienen una función tiroides dañada, se ha observado que los productos de soya reducen la absorción de medicamentos tiroideos. 6–8 Además, cierta evidencia sugiere que las isoflavonas de la soya podrían inhibir directamente la función de la glándula tiroides, aunque puede ser que esta inhibición sólo sea significativa en personas que tienen deficiencia de yodo. 9–11 Sin embargo, para confundir más los hechos, los estudios en humanos sanos y en animales a los que se les dieron isoflavonas de soya u otros productos de soya generalmente han encontrado que la soya no tuvo un efecto sobre los niveles de la hormona tiroides o en realidad aumentó los niveles. 12 - 16
El resultado final: En vista de los complejos efectos de la soya con respecto a la tiroides, las personas con función tiroidea dañada no deben tomar grandes cantidades de productos de soya excepto bajo supervisión médica.

Hierro , puede ser que sus complementos también interfieran con la absorción de la hormona tiroides. 17

Referencias

1.   Pollock MA, Sturrock A, Marshall K, et al. Thyroxine treatment in patients with symptoms of hypothyroidism but thyroid function tests within the reference range: randomised double blind placebo controlled crossover trial. BMJ . 2001;323:891 - 895.

2.   Konno N, Makita H, Yuri K, et al. Association between dietary iodine intake and prevalence of subclinical hypothyroidism in the coastal regions of Japan. J Clin Endocrinol Metab . 1994;78:393 - 397.

3.   Okamura K, Inoue K, Omae T. A case of Hashimoto's thyroiditis with thyroid immunological abnormality manifested after habitual ingestion of seaweed. Acta Endocrinol (Copenh). 1978;88:703 - 712.

4.   Tajiri J, Higashi K, Morita M, et al. Studies of hypothyroidism in patients with high iodine intake. J Clin Endocrinol Metab . 1986;63:412 - 417.

5.   Yamaguchi K, Fukushima H, Uzawa H, et al. A case of iodide myxedema observed for three years under a low iodide diet - especially on the restoration of the escape mechanism from the Wolff-Chaikoff effect. Nippon Naibunpi Gakkai Zasshi . 1984;60:79 - 88.

6.   Chorazy PA, Himelhoch S, Hopwood NJ, et al. Persistent hypothyroidism in an infant receiving a soy formula: case report and review of the literature. Pediatrics . 1995;96(1 pt 1):148 - 150.

7.   Jabbar MA, Larrea J, Shaw RA. Abnormal thyroid function tests in infants with congenital hypothyroidism: the influence of soy-based formula. J Am Coll Nutr . 1997;16:280 - 282.

8.   Bell DS, Ovalle F. Use of soy protein supplement and resultant need for increased dose of levothyroxine. Endocr Pract . 2001;7:193 - 194.

9.   Divi RL, Chang HC, Doerge DR. Anti-thyroid isoflavones from soybean: isolation, characterization, and mechanisms of action. Biochem Pharmacol . 1997;54:1087 - 1096.

10.   Doerge DR, Sheehan DM. Goitrogenic and estrogenic activity of soy isoflavones. Environ Health Perspect . 2002;110(Suppl 3):349 - 353.

11.   Chang HC, Doerge DR. Dietary genistein inactivates rat thyroid peroxidase in vivo without an apparent hypothyroid effect. Toxicol Appl Pharmacol . 2000;168:244 - 252.

12.   Persky VW, et al. Effect of soy protein on endogenous hormones in postmenopausal women. Am J Clin Nutr . 2002;75:145 - 53.

13.   Duncan AM, Merz BE, Xu X, et al. Soy isoflavones exert modest hormonal effects in premenopausal women. J Clin Endocrinol Metab . 1999;84:192 - 197.

14.   Balmir F, Staack R, Jeffrey E, et al. An extract of soy flour influences serum cholesterol and thyroid hormones in rats and hamsters. J Nutr . 1996;126:3046 - 3053.

15.   Potter SM, Pertile J, Berber-Jimenez MD. Soy protein concentrate and isolated soy protein similarly lower blood serum cholesterol but differently affect thyroid hormones in hamsters. J Nutr . 1996;126:2007 - 2011.

16.   Forsythe WA 3rd. Soy protein, thyroid regulation and cholesterol metabolism. J Nutr . 1995;125(Suppl 3):619S - 623S.

17.   Campbell NR, Hasinoff BB, Stalts H, et al. Ferrous sulfate reduces thyroxine efficacy in patients with hypothyroidism. Ann Intern Med . 1992;117:1010 - 1013.



Last reviewed agosto 2013 by EBSCO CAM Review Board

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×