Share this page

Health Library

El proceso de diagnóstico incluye lo siguiente:

Revisión de Su Historial Médico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas a detalle. Se le preguntará acerca de sus hábitos de fumar y de consumo de alcohol (pasados y presentes), historial de exposición a químicos, historial médico personal, e historial médico familiar.

Examen Físico

Su médico llevará a cabo una examinación física completa, poniendo atención particular en el examen abdominal. Su médico sentirá para detectar una masa en su abdomen, y preguntará si siente dolor o sensibilidad durante el transcurso del examen.

Examinación de Diagnóstico

Se pueden realizar las siguientes pruebas:

Exámenes de Sangre - Se pueden realizar numerosos exámenes de sangre, aunque no se pueden usar para diagnosticar definitivamente cáncer pancreático. Los exámenes pueden mostrar algunos de los cambios que ocurren durante el cáncer pancreático, como niveles elevados de las enzimas amilasa y lipasa, bilirrubina incrementada, glucosa elevada, y cambios en los exámenes de función hepática. Estos cambios también pueden ocurrir en otras condiciones.

Exámenes sanguíneos específicos para cáncer pancreático incluyen los antigenos de cáncer marcadores de tumor, CA 19-9, CA 72-4, y también gonadotropina humana coriónica (hCG). Estas pruebas son útiles para predecir el pronóstico e identificar la recaída después de resección quirúrgica.

Estudios de Imagen - Los estudios de imagen son muy importantes para diagnosticar cáncer pancreático. Se pueden realizar numerosos tipos diferentes de imágenes, como:

  • Escáner de Tomografía Computarizada (CT) - Este es un tipo de rayos X que usa una computadora para producir imágenes transversales del interior del cuerpo. Un CT especial, llamado CT helicoidal de fase dual, es la mejor prueba para diagnosticar esta condición. El escáner puede mostrar el interior del páncreas a detalle, permitiendo que se pueda diagnosticar un tumor en aproximadamente el 98% de las veces. El CT también es muy útil para diagnosticar la propagación de cáncer más allá del páncreas.
  • Ultrasonido - Esta prueba usa ondas sonoras para identificar tumores y otras condiciones. Los estudios de ultrasonido se pueden realizar al colocar un transductor (la herramienta que produce las ondas sonoras y genera una imagen en un monitor) en el exterior del abdomen.
  • Ultrasonido Endoscópico - Esta es una forma más detallada de ultrasonido. Se pasa un tubo delgado e iluminado (endoscopio) hacia abajo de su garganta, a través de su estómago, y dentro de su intestino. El endoscopio tiene un pequeño transductor de ultrasonido dentro de él, permitiendo que el páncreas y órganos circundantes se vean en el monitor. Esta prueba puede ayudar a identificar la presencia de un tumor dentro o alrededor de algunas de las principales venas que rodean al páncreas, órganos circundantes, y nódulos linfáticos alrededor del páncreas.
  • Escáner de Imagen de Resonancia Magnética (MRI) - Un MRI usa ondas magnéticas para producir imágenes del interior del cuerpo. Usando un imán grande, ondas de radio, y una computadora, un MRI produce imágenes bidimensionales y tridimensionales. Esta prueba puede identificar un tumor dentro del páncreas, así como determinar si el tumor se ha propagado fuera del páncreas. Por ejemplo, el MRI es particularmente bueno para mostrar los principales vasos sanguíneos fuera del páncreas para ver si están siendo comprimidos o invadidos por el cáncer pancreático.
  • Colangiopancreatografía Endoscópica Retrógrada (ERCP) - se pasa un tubo delgado e iluminado (endoscopio) hacia abajo de su garganta, a través de su estómago, dentro de su intestino, y hacia la ubicación del conducto biliar común. El medio de contraste se lanza a chorro a través del endoscopio y dentro del conducto biliar común. Se toman imágenes de rayos X. El medio de contraste contorna el conducto biliar común y el conducto pancreático, para que cualquier área anormal destaque más claramente en los rayos X. También se pueden tomar muestras de biopsia a través del endoscopio.
  • Angiografía - Durante esta prueba, se inyecta un medio de contraste dentro de una arteria, y se toma una serie de rayos X. El medio de contraste cubre los vasos sanguíneos y el páncreas, haciendo más fácil ver si un tumor ha invadido, comprimido, o de lo contrario interferido con el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos. Debido a la alta calidad de las imágenes de los CT actuales, la angiografía rara vez es necesaria.
  • - Esta técnica especial de escaneo es especialmente útil para clasificar en etapas el cáncer pancreático.

Laparoscopía - Se hacen pequeñas incisiones en el abdomen, y se inserta un pequeño tubo de fibra óptica con una punta iluminada (un laparoscopio). El escopio se puede usar para ver al páncreas, los tejidos circundantes, el hígado, y la pared del abdomen para detectar la presencia de un tumor. También se pueden insertar herramientas quirúrgicas en miniatura dentro del abdomen para extirpar muestras de tejido (biopsias). Las muestras de tejido se revisarán para detectar células cancerosas. La laparoscopía es útil tanto para diagnosticar cáncer pancreático, como para determinar si el cáncer se ha propagado fuera del páncreas. Esto se puede realizar como un procedimiento de paciente externo.

Biopsia - Esto involucra el retiro de una pequeña muestra de tejido pancreático y la examinación bajo un microscopio para revisar la presencia y tipo de células cancerosas. Esta es una parte importante del diagnóstico de cáncer pancreático.

La muestra de tejido se puede obtener durante el transcurso de un examen de colangiopancreatografía endoscópica retrógrada, durante una laparoscopía, o mediante aspiración con aguja fina (FNA) . Durante la aspiración con aguja fina, se inserta una aguja pequeña directamente a través de la piel de su abdomen y dentro del páncreas para retirar una muestra de tejido pancreático. Algunos investigadores creen que la FNA no se debería realizar a menos que el tumor sea inoperable debido a que las células cancerosas podrían propagarse accidentalmente a lo largo del camino de la aguja. Si se ve una anormalidad en otro órgano (como el hígado), se puede realizar en su lugar una biopsia de esa anormalidad.

Citología

La citología es el estudio de las células. La citología de las células cancerosas difiere considerablemente de las células normales, y los médicos usan las características celulares únicas vistas en las muestras de biopsia para determinar el diagnostico y valorar el pronóstico de un cáncer.

Lo primero que harán los estudios de citología es determinar qué tipo de célula pancreática involucra el cáncer. Las células exocrinas se ven implicadas mucho más comúnmente en el cáncer pancreático que las células endocrinas. La citología también tratará de determinar el grado de anormalidad y agresividad de las células cancerosas.

Clasificación en Etapas

La clasificación en etapas es el proceso mediante el cual los médicos determinan el pronóstico de un cáncer que ya se ha diagnosticado. La clasificación en etapas es esencial para tomar decisiones de tratamiento (p.e., cirugía o quimioterapia). Se usan varias características del cáncer para llegar a una clasificación en etapas, las más comunes son el tamaño del tumor original, la extensión de invasión local, y la propagación a sitios distantes (metástasis). Las clasificaciones en etapa baja (0-1) implican un pronóstico favorable, mientras que las clasificaciones en etapa alta (4-5) implican un pronóstico desfavorable.

La información para ayudar a clasificar en etapas el cáncer pancreático puede provenir de los resultados de estudios de imagen (tomografías computarizadas, MRI, ultrasonido, angiografía, colangiopancreatografía endoscópica retrógrada) y laparoscopía. Estos estudios ayudan a detallar si el cáncer pancreático está contenido dentro del páncreas, o si ha empezado a invadir vasos sanguíneos, nódulos linfáticos, u otros órganos y tejidos alrededor del páncreas. Si su médico sospecha que el cáncer se ha propagado hacia áreas distantes de su cuerpo (como el hígado, pulmones, huesos, o cerebro), entonces se pueden realizar otras pruebas para estudiar esos órganos.

Una vez que se ha recabado toda la información, su médico la juntará para determinar la etapa de su cáncer. Un sistema común usado para clasificar en etapas se llama el sistema TNM. Este sistema caracteriza tres aspectos del cáncer pancreático: información acerca del tumor (T), los nódulos linfáticos (N), y la presencia de metástasis distante (M). Como con la clasificación en grados, los números más altos reflejan un mayor grado de anormalidad y propagación.

Tumor Pancreático (T)

Las etapas T son de la siguiente manera:

  • TX: No se puede evaluar el tumor.
  • T0: No hay evidencia de tumor.
  • Tis: Hay tumor mínimo sin invasión ( in situ ).
  • T1: El tumor pancreático mide 2 centímetros (cm) o menos y no se ha propagado fuera del páncreas.
  • T2: El tumor pancreático mide más de 2 cm, pero no se ha propagado fuera del páncreas.
  • T3: El tumor pancreático se extiende más allá del páncreas pero no involucra la arteria superior mesentérica o los vasos sanguíneos del axis celíaco, los cuales se ubican en el abdomen.
  • T4: El tumor pancreático se extiende más allá del páncreas e involucra la arteria mesentérica superior o venas del axis celíaco.

Nódulos Linfáticos (N)

Las etapas N son de la siguiente manera:

  • NX: No se pueden evaluar los nódulos linfáticos.
  • N0: No hay células cancerosas en los nódulos linfáticos regionales.
  • N1: Hay células cancerosas en los nódulos linfáticos que rodean al páncreas.

Metástasis Distante (M)

Las etapas M son de la siguiente manera:

  • MX: No se puede evaluar la presencia de metástasis.
  • M0: No hay metástasis distante.
  • M1: Hay metástasis distante, como a los nódulos linfáticos distantes, hígado, pulmones y/o cerebro.

Determinando la Etapa

Una vez que se han determinado las categorías T, N, y M, se agrupa la información para determinar su etapa. Las agrupaciones son de la siguiente manera:

Etapa

Clasificaciones T, N, y M

Etapa IA

T1, N0, M0

Etapa IB

T2, N0, M0

Etapa IIA

T3, N0, M0

Etapa IIB

T1, T2, o T3; N1; M0

Etapa III

T4; N0 o N1; MO

Etapa IV

T1, T2, T3, o T4; N0 o N1; M1

Un Método Alternativo de Clasificación en Etapas

Otro método de clasificación en etapas se enfoca en la posibilidad de que el tumor pancreático se pueda o no extirpar quirúrgicamente. La mayoría de los médicos creen que los tumores que han invadido venas principales (T4 o Etapa III) no se pueden extirpar. Por lo tanto, este método de clasificación en etapas utiliza información acerca de la invasión a venas. Este sistema tiene tres designaciones:

  • Cáncer Pancreático Extirpable - Se pueden extirpar tumores visibles.
  • Cáncer Pancreático Localmente Avanzado o No Extirpable - El cáncer se ha propagado a tejidos cercanos o ha invadido las venas, por lo tanto, el cáncer no se puede extirpar mediante cirugía. Sin embargo, no se ha diagnosticado propagación distante.
  • Metastásico - El cáncer se ha encontrado en sitios distantes; se ha propagado más allá del páncreas.

Pronóstico

El pronóstico es una previsión del transcurso y/o resultado probables de una enfermedad o condición. El pronóstico se expresa más comúnmente como el porcentaje de pacientes que se espera que sobrevivan más de cinco o diez años. El pronóstico de cáncer es un proceso notablemente inexacto. Esto se debe a que las predicciones se basan en la experiencia de grandes grupos de pacientes que sufren de cánceres en varias etapas. Usar esta información para predecir el futuro de un paciente individual siempre es imperfecto y con frecuencia defectuoso, pero es el único método disponible.

Desafortunadamente, el cáncer pancreático con frecuencia está relativamente avanzado al momento en el que se diagnostica. Como resultado, el número de pacientes que sobreviven durante cinco años o más, después del diagnóstico es muy pequeño, tal vez tan bajo como el 5%. Aproximadamente el 21% de todos los pacientes diagnosticados con cáncer pancreático sobreviven durante un año después del diagnóstico.

Referencias:

DiMagno E. Pancreatic carcinoma. In: Cecil Textbook of Medicine. 21st ed.Philadelphia, PA: W.B. Saunders Company; 2000: 750-752.

Greene FL, ed. AJCC Cancer Staging Handbook. 6th ed. New York, NY: Springer; 2002: 179-188.

What is pancreatic cancer? American Cancer Society website. Disponible en: http://www.cancer.org/. Accedido diciembre 2002.

What you need to know about cancer of the pancreas. National Cancer Institute website. Disponible en: http://www.cancer.gov/cancerinfo/wyntk/pancreas#2. Accedido diciembre 2002.

Freelove R, Walling AD. Pancreatic cancer: diagnosis and management. Am Fam Physician. 2006;73:485-492.

Louhimo J, Althan H, Stenmon UH, Haglund C. Serum HG beta and CA 72-4 are stronger prognostic factors than CEA, CA 19-9 and CA 242 in pancreatic cancer. Oncology. 2004;66:126-31.



Last reviewed septiembre 2012 by Igor Puzanov, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Medical News Network

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×