Share this page

Health Library

Ayuda Para Pérdida de Peso
Términos Relacionados
  • Obesidad, Sobrepeso, Control de Peso
Principales Tratamientos Naturales Propuestos
  • Cromo, Fibra, Piruvato
Otros Tratamientos Naturales Propuestos
  • 5-HTP (5-Hidroxitriptófano), Acupuntura, Ayurveda, Calcio, CLA, Combinación de Hierbas / Terapias Complementarias, DHEA, Diacilglicerol, Efedrina (Sola o con Cafeína) , Aceite de Onagra, Té Verde, Ácido Hidroxicítrico (HCA, Garcinia Cambogia) , Hipnoterapia, L-Carnitina, Dieta Baja en Carbohidratos, Dieta con Bajo Índice glucémico, MCT, Espirulina, Vitamina C, Vitamina D, Muchos Otros

Perder peso puede ser un desafío para toda la vida. Los investigadores que estudian la obesidad la consideran una condición médica crónica que debe ser controlada tanto como la presión arterial alta o el colesterol alto. Eso significa que no existe una cura fácil.

Perder sólo del 5 al 10% de su peso total puede disminuir la presión arterial , mejorar el perfil del colesterol , prevenir la diabetes , mejorar el control del azúcar si usted ya tiene diabetes y reducir el riesgo de desarrollar osteoartritis de la rodilla. 1–6

En la mayoría de los casos, la obesidad se debe a factores de estilo de vida tales como la dieta y el ejercicio. Sin embargo, los estudios muestran que la dieta sola sólo algunas veces reduce el peso y el ejercicio por sí mismo rara vez ofrece más que modestos beneficios. Pero la combinación de una dieta mejorada y el ejercicio regular es la mejor manera de perder peso y mantenerlo fuera.

Aunque los medicamentos previos para perder peso tales como las anfetaminas y el fen-phen, han tenido un registro irregular de seguridad, la sibrutamina (Meridia) parece ser segura y modestamente efectiva en la pérdida de peso. Nuevos medicamentos actualmente en desarrollo probablemente ofrecerán beneficios más grandes.

Principales Tratamientos Naturales Propuestos
Cromo

El cromo es un material que el cuerpo necesita sólo en pequeñas cantidades, pero éste es importante para la nutrición humana.

Aunque éste ha sido principalmente estudiado para mejorar el control del azúcar en la sangre de las personas con diabetes , el cromo también ha sido probado para reducir el peso total y el porcentaje de grasa corporal, con algo de éxito. Estos dos beneficios potenciales involucran los efectos del cromo en la insulina. Antes que podamos explicar cómo el cromo puede ayudar, necesitamos proporcionar alguna información de antecedentes sobre cómo el cuerpo controla los niveles de azúcar.

El cuerpo necesita un nivel de glucosa (azúcar) constante en la sangre. Cuando usted digiere un alimento con carbohidratos, el nivel de glucosa se eleva. Los alimentos con proteína tienen el mismo efecto, aunque en una extensión menor. Su cuerpo responde al secretar insulina. La insulina causa que las células de su cuerpo absorban la glucosa fuera de la sangre, y de ese modo reducen la circulación de azúcar en la sangre.

Una vez que las células han tomado la glucosa, éstas pueden quemarla en energía o convertirla en una forma de almacenamiento. Las células musculares y hepáticas pueden almacenar una cantidad limitada de glucosa como glucógeno. Las células de grasa pueden convertir cantidades ilimitadas de glucosa en energía almacenada como grasa.

El proceso también ocurre de manera opuesta. Cuando su cuerpo ha acabado los alimentos de su última comida, los niveles de glucosa sanguínea bajan. Así como el cuerpo no reacciona bien cuando los niveles de glucosa son demasiado altos, los bajos niveles de glucosa pueden causar problemas. Así que el cuerpo aplica sus mecanismos de control para elevar los niveles de azúcar en la sangre. Esto lo hace por medio de recudir su producción de insulina y también mediante la elevación de los niveles de otra hormona llamada glucagón. El efecto neto es que los depósitos de almacenamiento de energía son movilizados. El glucógeno es convertido de nuevo en glucosa. Además, las células de grasa liberan su contenido dentro del torrente sanguíneo para suministrar una fuente alterna de energía.

En resumen, los altos niveles de insulina construyen grasa, mientras que los bajos niveles desintegran la grasa.

Basados en este efecto de estira y afloja, si quiere perder peso probablemente preferiría mantener bajos sus niveles de insulina.

La dieta es el método más obvio para reducir la insulina. Cuando usted no consume suficientes calorías para suministrar las necesidades diarias de su cuerpo, los niveles de insulina caen y su cuerpo desintegra las células de grasa. El ejercicio es otro método; al incrementar los requerimientos de energía de su cuerpo, el ejercicio causa que los niveles de insulina de su cuerpo caigan y las células de grasa se desintegren.

Pero es difícil de manera consistente usar más energía de la que consume. El hambre toma el mando y usted empieza a querer comer. Si existiera alguna manera de detonar la desintegración de grasa sin sentir hambre, esto haría la pérdida de peso mucho más fácil.

Existe otra importante conexión para considerar entre la insulina y el peso. Los individuos que pesan demasiado con frecuencia desarrollan resistencia a la insulina . En este padecimiento, ciertas células del cuerpo llegan a ser menos sensibles a la insulina. El cuerpo percibe esto e incrementa la producción de insulina hasta que supera la resistencia. Es posible que las células de grasa respondan a estos incrementos de niveles de insulina al almacenar más grasa.

Se cree que el cromo mejora la respuesta del cuerpo a la insulina. Al combinar este hecho con las conexiones entre la insulina y el peso apenas descritas, algunos investigadores han propuesto que el cromo puede auxiliar en la disminución del peso o en la mejora de la composición corporal (la relación entre tejido graso y tejido sin grasa).

Su principal argumento es éste: El cromo incrementa la sensibilidad a la insulina. Esto causa que caigan los niveles de insulina. 88 Con cantidades reducidas de insulina en el cuerpo, las células de grasa tienden menos a acumular grasa y la pérdida de peso puede llegar a ser más fácil.

Además, existe alguna evidencia de que el cromo bloquea parcialmente los efectos de la insulina en las células grasas, interfiriendo con su efecto de construcción de grasa. 89 Esto también podría promover la pérdida de peso.

Sin embargo, existen varios defectos en estos argumentos. Por ejemplo, incluso cantidades muy pequeñas de insulina en el cuerpo suprimen de manera efectiva la desintegración de grasa. 90 - 94 Otro problema es que durante la resistencia a la insulina, las células de grasa parecen volverse resistentes a la insulina. 95 - 98 La resistencia a la insulina, en otras palabras, puede ser un método natural para mantener controlado el aumento de peso. Los complementos de cromo pueden tener el efecto indeseable de incrementar la habilidad de las células de grasa para responder a la insulina, ¡ayudándolas a almacenar mejor la grasa!

Sin embargo, la teoría sólo nos lleva muy lejos. Es más importante revisar los resultados de estudios en los cuales a las personas les fueron dados complementos de cromo para reducir su peso.

¿Cuál es la Evidencia Científica de que el Cromo Ayude a Perder Peso?

Pérdida de Peso

Alrededor de diez ensayos razonablemente bien diseñados doble ciego, controlados por placebo han evaluado el beneficio potencial del cromo para la pérdida de peso. 138

En el estudio más grande, a 219 personas les fue dado ya sea un placebo o de 200 a 400 mcg de picolinato de cromo diariamente. 7 A los participantes no se les aconsejó seguir alguna dieta particular. Luego de un periodo de 72 días, los individuos que tomaron cromo experimentaron una pérdida de peso significativamente mayor que aquellos que no tomaron cromo, sobre 2-1/2 libras versus 1/4 de libra aproximadamente. De forma interesante, los individuos que tomaron cromo de hecho aumentaron masa muscular delgada, así que la diferencia en pérdida de tejido graso fue más grande: Más de 4 libras versus menos de 1/2 libra. Sin embargo, una tasa muy alta de marginación hace que los resultados de este estudio un tanto poco confiables.

En un estudio doble ciego más pequeño hecho por el mismo investigador, a 130 individuos moderadamente pasados de peso que intentaron perder peso se les suministró ya sea un placebo o 400 mcg de cromo diariamente. 8 Aunque fueron vistos indicios de beneficios, estos fueron demasiado leves para ser estadísticamente significativos .

Algunos otros estudios pequeños doble ciego controlados por placebo también fracasaron al encontrar evidencia de beneficio con picolinato de cromo. 9 - 14,99,136

Cuando los estudios más grandes encuentran resultados y los estudios más pequeños no lo hacen, esto a menudo significa que el tratamiento bajo estudio es sólo débilmente efectivo. Este puede ser el caso con el cromo como un tratamiento para la pérdida de peso. 138

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo del cromo .

Piruvato

El piruvato suministra al cuerpo ácido pirúvico, un componente natural que desempeña funciones importantes en la fabricación y el uso de la energía. Teóricamente, tomar piruvato puede incrementar el metabolismo del cuerpo, particularmente de la grasa.

Reducción de Peso

Varios estudios pequeños que matricularon un total de casi 150 personas han encontrado evidencia de que el piruvato o el DHAP (una combinación de piruvato y la substancia relacionada dihidroxiacetona) puede ayudar a perder peso y/o mejorar la composición corporal. 21 - 25,115

Por ejemplo, en un ensayo de 6 semanas doble ciego, controlado con placebo, a 51 personas les fue dado ya sea piruvato (6 g diariamente), placebo o ningún tratamiento. 115 Todos participaron en un programa de ejercicios. En el grupo tratado, fue vista una reducción significativa (2.1 kg) de masa de grasa y una reducción del porcentaje de grasa corporal (2.6%), junto con un incremento significativo en la masa muscular (1.5 kg). No fueron vistos cambios significativos en los grupos de placebo o sin tratamiento.

Otro estudio controlado con placebo (no fue declarado ciego) usó una dosis mucho mayor de piruvato, de 22 a 44 g diariamente dependiendo de la ingesta total de calorías. 21 En este ensayo, 34 personas con un sobrepeso ligero fueron puestas en una dieta ligeramente reductora de peso por 4 semanas. Posteriormente, a la mitad le fue dado un complemento alimenticio líquido que contenía piruvato. Durante 6 semanas, el grupo de personas con el piruvato perdió una pequeña cantidad de peso (cerca de 1-1/2 libras) mientras que aquellos del grupo del placebo no perdieron peso. La mayor parte de la pérdida de peso vino de la grasa.

Otro estudio interesante controlado con placebo evaluó los efectos del DHAP cuando la gente que previamente había perdido peso incrementó su ingesta de calorías. 23 Diecisiete mujeres severamente pasadas de peso fueron puestas en una dieta restringida como pacientes ingresadas por 3 semanas, durante ese tiempo ellas perdieron aproximadamente 17 libras. Entonces les fue suministrada una dieta alta en calorías. Aproximadamente la mitad de las mujeres también recibió 15 gramos de piruvato y 75 gramos de dihidroxiacetona diariamente. Los resultados encontraron que después de 3 semanas de este régimen de aumento de peso, los individuos que recibieron los complementos aumentaron sólo cerca de 4 libras, al compararlo con cerca de 6 libras en el grupo del placebo. La evaluación cercana mostró que el piruvato específicamente bloqueó la recuperación del peso de la grasa.

Mientras que todos estos estudios son fascinantes, realmente necesitamos grandes estudios (de 100 o más participantes) para establecer los beneficios del piruvato en la pérdida de peso.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre el piruvato .

Fibra

La fibra dietética es importante para muchas funciones del tracto intestinal incluyendo la digestión y la excreción de desechos. Ésta también parece tener un leve efecto en la disminución del colesterol y puede ayudar a reducir el riesgo de algunas clases de cáncer (aunque la evidencia actual es un poco contradictoria).

La fibra también puede ser útil para perder peso. Se cree que funciona como un simple medio para llenar el estómago y causar una sensación de saciedad, mientras que proporciona poca o ninguna caloría. La fibra también puede interferir con la absorción de grasa.

Existen dos clases de fibra: La fibra soluble, la cual se hincha y conserva el agua; y la fibra insoluble, la cual no lo hace. La fibra soluble es encontrada en la semilla de psyllium (vendida como un laxante), manzanas y salvado de avena. La mayoría de los otros alimentos basados en plantas contienen fibra insoluble.

Los complementos de fibra pueden contener una variedad de fibras solubles o insolubles de granos, cítricos, verduras e incluso de fuentes de mariscos.

Varios estudios doble ciego, controlados por placebo han evaluado los complementos de fibra como auxiliares para la pérdida de peso. Los resultados han sido un tanto inconsistentes, pero en general parece que algunas formas de fibra pueden ayudar a perder peso.

En uno de los estudios más grandes, a 97 mujeres levemente pasadas de peso en una dieta estricta baja en calorías les fue suministrado ya sea un placebo o una fibra insoluble (de tipo no declarado) 3 veces al día por 11 semanas. 26 Las mujeres a las que se les dio fibra perdieron casi 11 libras comparadas con cerca de 7 libras en el grupo del placebo. Las participantes que usaron la fibra reportaron menos hambre.

¡Los investigadores no terminaron con sus temas! Por 16 semanas adicionales, su dieta fue cambiada a una que suministraba más calorías. Como se esperaba, las participantes volvieron a aumentar algo de peso durante este periodo. Sin embargo, para el final de las 16 semanas, los mujeres que tomaron fibra estuvieron todavía 8 libras más ligeras que al principio del estudio, mientras que aquellas que tomaron placebo estuvieron sólo 6 libras más ligeras.

Otro estudio evaluó si lo beneficios de la fibra dietética duraban 6 meses de dieta. Este ensayo doble ciego de 52 individuos con sobrepeso encontró que el uso de un producto de fibra dietética insoluble (hecho de betabel, cebada y cítricos) casi dobló el grado de pérdida de peso al compararlo con el placebo. 27 Una vez más, los participantes que usaron el complemento de fibra reportaron menos hambre.

Otros dos estudios doble ciego, controlados por placebo evaluaron un producto similar de fibra insoluble. 28,116 El primero matriculó a 60 mujeres moderadamente pasadas de peso y las puso en una dieta de 1,400 calorías junto con un placebo o fibra por un periodo de 2 meses. El otro estudio fue similar, pero matriculó sólo a 45 mujeres y las siguió por 3 meses. Los resultados de ambos estudios otra vez mostraron progresos en la pérdida de peso y disminuyeron la sensación de hambre en los grupos tratados. Sin embargo, un estudio de 24 semanas de 53 individuos moderadamente pasados de peso no encontró diferencia en el efecto entre el placebo y 4 gramos de fibra insoluble diariamente. 117

Glucomanan , una fuente de fibra dietética soluble de los tubérculos del Amorphophallus konjac, también ha sido tratado para la pérdida de peso, con resultados positivos en adultos. En un estudio doble ciego, controlado por placebo de 20 individuos con sobrepeso, los investigadores encontraron que el uso del glucomanan mejoró significativamente la pérdida de peso en un periodo de 8 semanas. 29 También fueron vistos beneficios en un ensayo doble ciego controlado con placebo de 28 individuos pasados de peso quienes apenas habían experimentado un ataque cardiaco. 30 Sin embargo, otro ensayo estudió la efectividad del glucomanan como un agente de pérdida de peso en 60 niños con sobrepeso y no encontró ningún beneficio. 31

Un ensayo de 8 semanas doble ciego, controlado con placebo de 59 personas con sobrepeso evaluó los efectos del quitosán , una fibra principalmente insoluble de los crustáceos, tomada en una dosis de 1.5 gramos antes de cada una de las dos comidas más grandes del día. 32 No se asignaron dietas especiales. Los resultados mostraron que, en promedio, los participantes en el grupo del placebo aumentaron más de 3 libras durante el estudio, mientras que aquellos que tomaron quitosán perdieron más de 2 libras.

En contraste, en un ensayo de 8 semanas doble ciego, controlado con placebo de 51 mujeres que usaron el quitosán en una dosis de 1,200 mg dos veces al día fracasó al causar alguna pérdida de peso. 118

Similarmente, en un ensayo doble ciego de 28 días en 30 personas con sobrepeso, el quitosán tomado en una dosis de 1 gramo dos veces al día no indujo pérdida de peso. 33 La duración más corta, la dosis menor y el número menor de participantes en este ensayo podrían explicar la falta de resultados.

Unos pocos ensayos sólo han evaluado los efectos del hambre y la saciedad en vez de la pérdida de peso. Un estudio descubrió que la fibra soluble pectina (de las manzanas) reduce la sensación de hambre. 34 Otro encontró que la fibra soluble goma guar hace más lento el vaciado del estómago e incrementa la sensación de saciedad. 35 Sin embargo, un estudio más reciente evaluó los efectos de la goma guar en 25 mujeres que pasaban por un programa de pérdida de peso y no encontró influencia sobre el hambre. 36

Dosis

La dosis óptima de fibra y el momento adecuado para tomarla no han sido determinados.

En los primeros tres estudios descritos previamente, los complementos de fibra insoluble fueron dados de 20 a 30 minutos antes de cada alimento en una dosis de 2.3 gramos aproximadamente, junto con un vaso grande de agua. Para información de dosis adicionales, vea los artículos completos sobre el glucomanan y el quitosán .

Cuestiones de Seguridad

Los complementos de fibra deben ser tomados con agua; de otra manera estos pueden bloquear el tracto digestivo. Incluso cuando son usados de manera adecuada, pueden ocurrir leves efectos secundarios gastrointestinales, como distensión e inflamación.

Como una clase de efecto secundario positivo, los complementos de fibra puede reducir el colesterol y los niveles de presión arterial . 37 - 41

Para otras importantes cuestiones de seguridad, vea los artículos completos sobre el quitosán y el glucomanan .

Otros Tratamientos Propuestos para la Pérdida de Peso
5-HTP (5-hidroxitriptofano)

El suplemento 5-HTP se cree que afecta los niveles de serotonina. Debido a que se piensa que la serotonina desempeña una función en la regulación del peso, el 5-HTP ha sido investigado como un posible auxiliar en la pérdida de peso. Han sido reportados un total de cuatro pequeños ensayos clínicos doble ciego, controlados por placebo.

El primero de estos, un estudio doble ciego cruzado , descubrió que el uso del 5-HTP (en una dosis diaria de 8 mg por kilogramo de peso corporal) redujo la ingesta calórica a pesar del hecho que 19 participantes no hicieron un esfuerzo consciente de comer menos. 44 Los participantes a quienes se les dio el placebo consumieron cerca de 2,300 calorías por día, mientras que aquellos que tomaron 5-HTP comieron sólo 1,800 calorías diariamente. El uso del 5-HTP condujo a una sensación significativamente mejorada de saciedad después de comer. Durante 5 semanas, las mujeres que tomaron 5-HTP perdieron más de 3 libras sin esfuerzo.

Un estudio de seguimiento del mismo grupo de investigación matriculó a 20 mujeres con sobrepeso quienes estaban tratando de perder peso. 45 Las participantes recibieron ya sea el 5-HTP (900 mg por día) o placebo por dos periodos consecutivos de 6 semanas. Durante el primer periodo, no existió restricción alimenticia, mientras que durante el segundo los participantes fueron alentados a seguir una dieta definida esperada para conducirlos a perder peso.

Los participantes que recibieron placebo no perdieron peso durante ningún periodo. Sin embargo, aquellos que recibieron 5-HTP perdieron cerca del 2% de su peso corporal inicial durante el periodo sin dieta y un 3% adicional mientras estaban con la dieta. De esta manera, una mujer con un peso inicial de 170 libras perdió alrededor de 3-1/2 libras después de 6 semanas de usar el 5-HTP sin dieta y otras 5 libras mientras estaba con la dieta. Una vez más, los participantes que tomaron el 5-HTP experimentaron saciedad más rápido.

Fueron vistos beneficios similares en un estudio doble ciego de 14 mujeres con sobrepeso a quienes se les suministraron 900 mg de 5-HTP diariamente. 46

Finalmente, un estudio doble ciego, controlado con placebo de 20 individuos con sobrepeso con diabetes de comienzo adulto descubrió que el uso del 5-HTP (750 mg por día) sin dieta intencional resultaron en casi 4-1/2 libras de pérdida de peso en un periodo de 2 semanas. 47 El uso del 5-HTP redujo la ingesta de carbohidratos por un 75% y la ingesta de grasa a una extensión menor.

Desafortunadamente, todos estos estudios fueron realizados por un solo grupo de investigación. En la ciencia, los resultados no son considerados válidos hasta que estos son replicados de manera independiente por diferentes investigadores. Además, todos estos estudios fueron pequeños en tamaño. Por estas razones, es necesaria la investigación posterior antes que podamos considerar el 5-HTP como un agente probado para la pérdida de peso.

Garcinia cambogia

Ácido hidroxicítrico (HCA por sus siglas en inglés) , un derivado del ácido cítrico, es encontrado principalmente en una fruta pequeña, dulce y púrpura llamada Garcinia cambogia , el tamarindo malabar. Aunque los estudios en animales y de laboratorio así como un ensayo en seres humanos sugieren que el HCA puede estimular la pérdida de peso, otros estudios no han encontrado beneficio. 53 - 64,119,121 En un ensayo de 8 semanas doble ciego, controlado con placebo de 60 individuos con sobrepeso, el uso del HCA en una dosis de 440 mg 3 veces al día produjo una significativa pérdida de peso al compararlo con el placebo. 119

En contraste, un ensayo de 12 semanas doble ciego, controlado con placebo de 135 individuos con sobrepeso, a quienes se les dio ya sea placebo o 500 mg de HCA 3 veces al día, no encontró efecto en el peso corporal o en la masa de grasa. 62 Sin embargo, este estudio ha sido criticado por usar una dieta alta en fibra, la cual se cree que daña la absorción del HCA. 120

Otros estudios pequeños controlados por placebo descubrieron que el HCA no tuvo efecto en el metabolismo, el apetito ni el peso. 63,64,121

El resultado final: Todavía no está claro si la Garcinia cambogia es un tratamiento efectivo para la pérdida de peso.

Cafeína y Efedrina

La cafeína y la efedrina (encontradas en la efedra, una hierba también conocida como ma huang) son estimulantes del sistema nervioso central. Evidencia considerable sugiere que las combinaciones de efedrina y cafeína pueden de manera modesta auxiliar en la pérdida de peso. 65 - 69, 135

Por ejemplo, en un ensayo doble ciego, controlado con placebo, 180 personas fueron puestas en una dieta de pérdida de peso y se les suministró ya sea efedrina/cafeína (20 mg/200 mg), efedrina sola (20 mg), cafeína sola (200 mg) o un placebo 3 veces al día por 24 semanas. 70 Los resultados mostraron que el tratamiento efedrina/cafeína aumentó de manera significativa la pérdida de peso, resultando en una pérdida de más de 36 libras al compararla con sólo 29 libras en el grupo del placebo. Ni la efedrina ni la cafeína solas produjeron algún beneficio. Al contrario de algunos reportes, los participantes no desarrollaron tolerancia al tratamiento. Para el total de 6 meses del ensayo, el grupo de tratamiento mantuvo la misma ventaja relativa de pérdida de peso sobre el grupo del placebo.

Mientras que este estudio sólo encontró beneficios con la cafeína/efedrina y no con la efedrina sola, otros estudios han descubierto que la efedrina sola también ofrece algunos beneficios de pérdida de peso. 139

No sabemos exactamente cómo funciona la efedrina/cafeína. Sin embargo, la cafeína tiene acciones que causan la desintegración de la grasa y aumentan el metabolismo. 71 La efedrina suprime el apetito e incrementa el gasto de energía. La combinación parece producir efectos sinérgicos, con la supresión del apetito probablemente como el factor general más importante.

Nota: La efedrina presenta serios riesgos médicos, y debe ser usada sólo bajo supervisión médica. Consulte el artículo completo sobre la efedra para más información.

Triglicéridos de cadena media (MCT por sus siglas en inglés)

Alguna evidencia sugiere que el consumo de MCT puede mejorar la tendencia natural del cuerpo a quemar grasas. 123 - 125 Esto ha llevado a investigaciones del MCT como una auxiliar en la pérdida de peso. Sin embargo, los resultados hasta ahora han sido bastante desalentadores.

En un ensayo de 4 semanas doble ciego controlado con placebo, 66 mujeres fueron puestas en una dieta muy baja en carbohidratos para inducir a un estado llamado cetosis. 126 La mitad de las mujeres recibió un complemento de líquidos que contenía grasas ordinarias; la otra mitad recibió un complemento similar en el cual las grasas ordinarias fueron reemplazadas por MCT.

Los resultados indicaron que el complemento de MCT incrementó de manera significativa la tasa de "quema de grasas" durante las primeras dos semanas del ensayo y también redujo la pérdida de masa muscular. Sin embargo, estos beneficios declinaron durante las últimas 2 semanas del ensayo, los cual sugiere que los efectos del MCT son temporales.

En muchos otros ensayos, la sustitución de MCT por grasas ordinarias en una dieta estándar baja en calorías fracasó en aumentar la pérdida de peso. 127,128,131,140

Un complemento relacionado llamado triacilglicerol de estructura media - y de cadena larga (SMLCT por sus siglas en inglés) ha sido creado para proporcionar los mismos beneficios del MCT, pero en una forma que puede ser usado como aceite de cocina. En un ensayo preliminar doble ciego, el SMLCT mostró alguna promesa como un "quemador de grasa." 137

Otros Enfoques a la Pérdida de Peso

Un tipo especial de grasa conocida como diacilglicerol ha mostrado promesas como un auxiliar en la pérdida de peso. 80,141,142 En un estudio de 24 semanas doble ciego, controlado con placebo, 131 hombres y mujeres con sobrepeso fueron puestos en una dieta de pérdida de peso incluyendo, en parte, alimentos complementarios que contenían ya sea diagliceroles o grasas ordinarias. 141 Los resultados mostraron que los participantes que usaron diagliceroles perdieron más peso. También fueron vistos beneficios en un pequeño ensayo doble ciego. 80

Un ensayo doble ciego, controlado por placebo investigó los posibles efectos de pérdida de peso de la espirulina . 81 Sin embargo, si bien las personas que tomaron 8.4 gramos de espirulina diariamente perdieron peso, la diferencia entre el grupo de la espirulina y el grupo del placebo no fue estadísticamente significativa . Se necesitan estudios mas grandes y de mayor duración para establecer si la espirulina es verdaderamente un tratamiento efectivo para la obesidad.

Un ensayo doble ciego, controlado con placebo que matriculó a 158 voluntarios moderadamente pasados de peso probó una mezcla de cromo, pimienta de , inulina (un carbohidrato no digerible) y fenilalanina (un aminoácido), así como otras hierbas y nutrientes. 82 Todos los participantes perdieron peso en el ensayo de 4 semanas. Aquellos que usaron el complemento perdieron un poca más de peso, pero la diferencia no fue matemáticamente significativa. Sin embargo, unas pocas noticias positivas vinieron del examen cercano de los resultados. Entre aquellos que tomaron el complemento, un porcentaje significativamente alto de pérdida de peso vino de la grasa en vez del músculo.

Los resultados de los dos pequeños estudios doble ciego, controlados por placebo sugieren que las personas significativamente con sobrepeso que toman complementos de vitamina C pueden perder algo de peso. 72,73

Se vieron beneficios de la pérdida de peso en un ensayo doble ciego de 150 personas con sobrepeso a quienes se les dio ya sea un placebo o una de dos dosis de una terapia de combinación que contenía quitosán , cromo y Garcinia cambogia . 129 También fueron vistos beneficios en un ensayo de 45 días doble ciego, controlado con placebo de 44 personas con sobrepeso que probaron un producto de combinación que contenía yerba mate, guaraná y damiana. 130

Un estudio doble ciego controlado con placebo evaluó los efectos de una mezcla que contenía Citrus aurantium (naranja amarga), cafeína y Hierba de San Juan . 83Citrus aurantium contiene varios químicos estimulantes relacionados con rociadores nasales descongestionantes. Los resultados sugieren que esta combinación puede auxiliar en la pérdida de peso, pero el estudio fue tan pequeño (23 participantes divididos entre tres grupos) que los resultados significan poco.

Ayurvédica estas hierbas han mostrado alguna promesa para la pérdida de peso. En un estudio de 3 meses, doble ciego, controlado con placebo, 70 individuos con sobrepeso fueron divididos dentro de cuatro grupos: Placebo, triphala guggul (una mezcla de cinco ingredientes ayurvédicos) más el Gokshuradi guggul (una mezcla de ocho ingredientes ayurvédicos), triphala guggul más Sinhanad guggul (una mezcla de seis hierbas ayurvédicas) o triphala guggul más Chandraprabha vati (una mezcla de 36 ingredientes ayurvédicos). 143 Según se informa, los tres ingredientes ayurvédicos produjeron una significativa pérdida de peso y mejoraron el colesterol en comparación con el placebo; además, los progresos producidos por cada uno de los tratamientos fueron casi idénticos.

Un pequeño estudio doble ciego sugiere que el uso del calostro por hombres y mujeres saludables que se someten a ejercicios de entrenamiento puede mejorar la composición corporal al compararlo con la proteína del suero de leche. 133

Los estudios que intentan determinar si el aceite de onagra puede ayudar en la pérdida de peso han arrojado resultados contradictorios. 74,75

Ácido Linoleico Conjugado (CLA por sus siglas en inglés) es una mezcla de diferentes isómeros o formas químicas, del ácido linoleico. El CLA ha sido propuesto como una substancia quemadora de grasa, pero la evidencia de que ésta funcione es contradictoria en el mejor de los casos. 76 - 79,122,132,134

Aunque la acupuntura es ampliamente usada para la pérdida de peso, y aun la evidencia de estudios publicados es incompleta e inconsistente. 144 - 146

Aunque los reportes de noticias han vendido el calcio como un agente para la pérdida de peso, la evidencia de que éste funcione es extremadamente débil. 147

Un estudio bastante teórico encontró que dos ingredientes en el té verde pueden interactuar para incrementar el metabolismo. 84

Numerosos métodos dietéticos han sido propuestos para auxiliar en la pérdida de peso. Para información sobre dos de las más populares dietas "alternativas" para la pérdida de peso, vea los artículos sobre dietas bajas en carbohidratos y dietas de bajo índice glucémico .

Un enorme número de otros complementos son comercializados para la pérdida de peso, pero sin evidencia significativa de respaldo.

Por ejemplo, se dice que ciertos complementos son lipotrópicos, lo que significa que ayudan a su cuerpo a metabolizar la grasa o hacer más lento el índice en el cual ésta es almacenada. Las vitaminas B 5 y B 6 , biotina , colina , inositol , lecitina y ácido lipoico con frecuencia son colocados en esta categoría. Sin embargo no existe evidencia real de que estos le ayudarán a perder peso.

Los frijoles con frecuencia interfieren con la habilidad del cuerpo para digerir los carbohidratos, lo cual es debido a que estos causan flatulencia. Basados en esto, los productos que contienen el frijol francés blanco Phaseolus vulgaris han sido ampliamente comercializados de manera reciente como bloqueadores de carbohidratos. Sin embargo, no hay evidencia de que este tratamiento (o cualquier otro frijol) realmente ayude a perder peso.

Se dice que un número de aminoácidos reduce el hambre, incluyendo fenilalanina , tirosina , metionina y glutamina . Debido a que la hierba kava parece ser útil para la ansiedad, ésta ha sido propuesta como un tratamiento para el exceso en el comer relacionado con el estado de animo. La hierba antidepresiva hierba de San Juan ha sido recomendada basándose en gran parte en el mismo razonamiento.

Las algas marinas tales como el quelpo , sargazo vejigoso , y la sargassi son con frecuencia añadidas a las formulas dietéticas, bajo la suposición de que éstas afectarán la glándula tiroides por medio del contenido de yodo . (Una tiroides con baja actividad puede causar aumento de peso). Sin embargo, el efecto del yodo en la función de la tiroides depende si usted tiene deficiencia de yodo. El exceso de yodo en realidad puede suprimir la acción de la tiroides. La hierba gugul ( Commiphora mukul) se alega con frecuencia para aumentar la función de la tiroides y por esta razón con frecuencia se vende como un agente para perder peso. Sin embargo, hay poca evidencia de que realmente afecte la tiroides y un pequeño ensayo doble ciego descubrió que ésta no es más efectiva que el placebo en la pérdida de peso. 85

Numerosas hierbas y complementos con efectos potenciales o conocidos sobre la insulina son ampliamente añadidos a las fórmulas para perder peso, otra vez, sin alguna evidencia de que sean efectivas. Éstas incluyen alfalfa, Anemarrhena asphodeloides , arginina , Azadirachta indica ( nim ), hoja de arándano , balsamina ( Momordica charantia ), Catharanthus roseus, Coccinia indica,Cucumis sativus, Cucurbita ficifolia, Cuminum cyminum (comino), Euphorbia prostrata,ajo , glucomanan , Guaiacum coulteri, Guazuma ulmifolia,gugul , albahaca sagrada ( Ocimum sanctum ), Lepechinia caulescens, Musa sapientum L. (plátano) , nopal cardón ( Opuntia streptacantha ), cebolla, Psacalium peltatum, pterocarpus, Rhizophora mangle,árbol de la sal , Spinacea oleracea, Tournefortia hirsutissima,Turnera diffusa, y vanadio .

Las hierbas con propiedades o reputaciones laxantes o diuréticas también son populares en las fórmulas para perder peso, aunque éstas tienen poca probabilidad de producir cualquier cosa más allá de leves efectos temporales. Éstas incluyen el bérbero, el bochú, la corteza de cáscara sagrada, el polvo de casia, la hierba del amor, las barbas de maíz, la grama, la raíz de diente de león , la higuera, vara de oro , raíz de hortensia, bayas de enebro , yerbabuena , ciruela pasa, hoja de sen, tamarindo, raíz de ruibarbo de pavo y uva de oso .

Las hierbas que supuestamente "fortalecen" el cuerpo en general son encontradas en muchas fórmulas dietéticas, incluyendo ashwagandha , cordyceps, Eleuterococo, fo-ti, ginseng , maitake , reishi , magnolia china y suma .

Otras hierbas y complementos también utilizados para la pérdida de peso por razones que no son claras incluyen el espino cerval. pimienta cayena , hierba pajarera, coenzima Q 10 , arándano , hinojo, lino, jengibre , ginkgo , gotu kola , extracto de semilla de uva , espino , regalíz , cardo lechoso , perejil , flor de la pasión , plátano, sauce blanco , ruibarbo , yuca y zinc .

Un pequeño ensayo doble ciego no encontró beneficio con el complemento L-carnitina . 86

DHEA ha sido propuesta como un auxiliar en la pérdida de peso, pero la poca evidencia disponible parece más negativa que positiva. 87

Hipnosis , ésta es popular como un auxiliar en la pérdida de peso. Sin embargo, un análisis cuidadoso de estudios publicados vertieron agua helada sobre la creencia de que la hipnosis había mostrado ser sumamente efectiva para este padecimiento; en el mejor de los casos, la evidencia sólo apunta hacia un beneficio marginal. 148

Referencias

1.   Blackburn G. Effect of degree of weight loss on health benefits. Obes Res. 1995;3(suppl 2):211S - 216S.

2.   Stevens VJ, Obarzanek E, Cook NR, et al Long-term weight loss and changes in blood pressure: results of the trials of hypertension prevention, phase II. Ann Intern Med . 2001;134:1 - 11.

3.   Felson DT, Zhang Y, Anthony JM, et al. Weight loss reduces the risk for symptomatic knee osteoarthritis in women. The Framingham Study. Ann Intern Med . 1992;116:535 - 539.

4.   Goldstein DJ. Beneficial health effects of modest weight loss. Int J Obes . 1992;16:397 - 415.

5.   Solomon CG, Manson JE. Obesity and mortality: a review of the epidemiologic data. Am J Clin Nutr . 1997;66(4Suppl):1044S - 1050S.

6.   Moore LL, Visioni AJ, Wilson PW, et al. Can sustained weight loss in overweight individuals reduce the risk of diabetes mellitus? Epidemiology . 2000;11:269 - 273.

7.   Kaats GR, Blum K, Fisher JA, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a randomized, double-masked, placebo-controlled study. Curr Ther Res . 1996;57:747 - 765.

8.   Kaats GR, Blum K, Pullin D, et al. A randomized, double-masked, placebo-controlled study of the effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a replication and extension of a previous study. Curr Ther Res . 1998;59:379 - 388.

9.   Grant KE, Chandler RM, Castle AL, et al. Chromium and exercise training: Effect on obese women. Med Sci Sports Exerc. 1997;29:992 - 998.

10.   Trent LK, Thieding-Cancel D. Effects of chromium picolinate on body composition. J Sports Med Phys Fitness. 1995;35:273 - 280.

11.   Clancy SP, Clarkson PM, DeCheke ME, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition, strength, and urinary chromium loss in football players. Int J Sport Nutr . 1994;4:142 - 153.

12.   Hallmark MA, Reynolds TH, DeSouza CA, et al. Effects of chromium and resistive training on muscle strength and body composition. Med Sci Sports Exerc . 1996;28:139 - 144.

13.   Amato P, Morales AJ, Yen SS. Effects of chromium picolinate supplementation on insulin sensitivity, serum lipids, and body composition in healthy, nonobese, older men and women. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2000;55:M260 - M263.

14.   Lukaski HC, Bolonchuk WW, Siders WA, et al. Chromium supplementation and resistance training: effects on body composition, strength, and trace element status of men. Am J Clin Nutr. 1996;63:954 - 964.

21.   Stanko RT, Reynolds HR, Hoyson R, et al. Pyruvate supplementation of a low-cholesterol, low-fat diet: effects on plasma lipid concentrations and body composition in hyperlipidemic patients. Am J Clin Nutr . 1994;59:423 - 427.

22.   Stanko RT, Tietze DL, Arch JE. Body composition, energy utilization, and nitrogen metabolism with a 4.25-MJ/d low-energy diet supplemented with pyruvate. Am J Clin Nutr . 1992;56:630 - 635.

23.   Stanko RT, Arch JE. Inhibition of regain in body weight and fat with addition of 3-carbon compounds to the diet with hyperenergetic refeeding after weight reduction. Int J Obes Relat Metab Disord . 1996;20:925 - 930.

24.   Stanko RT, Tietze DL, Arch JE. Body composition, energy utilization, and nitrogen metabolism with a severely restricted diet supplemented with dihydroxyacetone and pyruvate. Am J Clin Nutr . 1992;55:771 - 772.

25.   Kalman D, Colker CM, Wilets I, et al. The effects of pyruvate supplementation on body composition in overweight individuals. Nutrition. 1999;15:337 - 340.

26.   Ryttig KR, Tellnes G, Haegh L, et al. A dietary fibre supplement and weight maintenance after weight reduction: a randomized, double-blind, placebo-controlled long-term trial. Int J Obes . 1989;13:165 - 171.

27.   Rigaud D, Ryttig KR, Angel LA, et al. Overweight treated with energy restriction and a dietary fibre supplement: a 6-month randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Int J Obes . 1990;14:763 - 769.

28.   Rossner S, von Zweigbergk D, Ohlin A, et al. Weight reduction with dietary fibre supplements. Results of two double-blind randomized studies. Acta Med Scand . 1987;222:83 - 88.

29.   Walsh DE, Yaghoubian V, Behforooz A. Effect of glucomannan on obese patients: a clinical study. Int J Obes . 1984;8:289 - 293.

30.   Reffo GC, Ghirardi PE, Forattani C. Double-blind evaluation of glucomannan versus placebo in postinfarcted patients after cardiac rehabilitation. Curr Ther Res . 1990;47:753 - 758.

31.   Vido L, Facchin P, Antonello I, et al. Childhood obesity treatment: double blinded trial on dietary fibres (glucomannan) versus placebo. Paediatr Paedol . 1993;28:133 - 136.

32.   Schiller RN, Barrager E, Schauss AG, et al. A randomized, double-blind, placebo-controlled study examining the effects of a rapidly soluble chitosan dietary supplement on weight loss and body composition in overweight and mildly obese individuals. J Am Nutraceutical Assoc . 2001;4:42 - 49.

33.   Pittler MH, Abbot NC, Harkness EF, et al. Randomized, double-blind trial of chitosan for body weight reduction. Eur J Clin Nutr . 1999;53:379 - 381.

34.   Di Lorenzo C, Williams CM, Hajnal F, et al. Pectin delays gastric emptying and increases satiety in obese subjects. Gastroenterology . 1988;95:1211 - 1215.

35.   Wilmshurst P, Crawley JC. The measurement of gastric transit time in obese subjects using 24Na and the effects of energy content and guar gum on gastric emptying and satiety. Br J Nutr . 1980;44:1 - 6.

36.   Heini AF, Lara-Castro C, Schneider H, et al. Effect of hydrolyzed guar fiber on fasting and postprandial satiety and satiety hormones: a double-blind, placebo-controlled trial during controlled weight loss. Int J Obes . 1998;22:906 - 909.

37.   Walsh DE, Yaghoubian V, Behforooz A. Effect of glucomannan on obese patients: a clinical study. Int J Obes . 1984;8:289 - 293.

38.   Reffo GC, Ghirardi PE, Forattani C. Double-blind evaluation of glucomannan versus placebo in postinfarcted patients after cardiac rehabilitation. Curr Res Ther . 1990;47:753 - 758.

39.   Vuksan V, Jenkins DJ, Spadafora P, et al. Konjac-mannan (glucomannan) improves glycemia and other associated risk factors for coronary heart disease in type 2 diabetes. A randomized controlled metabolic trial. Diabetes Care . 1999;22:913 - 919.

40.   Ryttig KR, Tellnes G, Haegh L, et al. A dietary fibre supplement and weight maintenance after weight reduction: a randomized, double-blind, placebo-controlled long-term trial. Int J Obes . 1989;13:165 - 171.

41.   Rossner S, von Zweigbergk D, Ohlin A, et al. Weight reduction with dietary fibre supplements. Results of two double-blind randomized studies. Acta Med Scand . 1987;222:83 - 88.

42.   Byerley WF, Judd LL, Reimherr FW, et al. 5-hydroxytryptophan: a review of its antidepressant efficacy and adverse effects. J Clin Psychopharmacol. 1987;7:127 - 137.

43.   Poldinger W, Calanchini B, Schwarz W. A functional-dimensional approach to depression: Serotonin deficiency as a target syndrome in a comparison of 5-hydroxytryptophan and fluvoxamine. Psychopathology. 1991;24:53 - 81.

44.   Ceci F, Cangiano C, Cairella M, et al. The effects of 5-hydroxytryptophan administration on feeding behavior in obese adult female subjects. J Neural Transm . 1989;76:109 - 117.

45.   Cangiano C, Ceci F, Cascino A, et al. Eating behavior and adherence to dietary prescriptions in obese adult subjects treated with 5-hydroxytryptophan. Am J Clin Nutr . 1992;56:863 - 867.

46.   Cangiano C, Ceci F, Cairella M, et al. Effects of 5-Hydroxytryptophan on eating behavior and adherence to dietary prescriptions in obese adult subjects. Adv Exp Med Biol . 1991;294:591 - 593.

47.   Cangiano C, Laviano A, Del Ben M, et al. Effects of oral 5-hydroxy-tryptophan on energy intake and macronutrient selection in non-insulin dependent diabetic patients. Int J Obes Relat Metab Disord. 1998;22:648 - 654.

51.   Chao D, Espeland MA, Farmer D, et al. Effect of voluntary weight loss on bone mineral density in older overweight women. J Am Geriatr Soc. 2000;48:753 - 759.

52.   Davies KM, Heaney RP, Recker RR, et al. Calcium intake and body weight. J Clin Endocrinol Metab . 2000;85:4635 - 4638.

53.   Greenwood MRC, Cleary MP, Gruen R, et al. Effect of ( - )-hydroxycitrate on development of obesity in the Zucker obese rat. Am J Physiol. 1981;240:E72 - E78.

54.   Sullivan AC, Triscari J. Metabolic regulation as a control for lipid disorders. I. Influence of ( - )-hydroxycitrate on experimentally induced obesity in the rodent. Am J Clin Nutr. 1977;30:767 - 776.

55.   Sullivan AC, Triscari J, Hamilton JG, et al. Effect of ( - )-hydroxycitrate upon the accumulation of lipid in the rat: I. Lipogenesis. Lipids. 1974;9:121 - 128.

56.   Sullivan AC, Triscari J, Hamilton JG, et al. Effect of ( - )-hydroxycitrate upon the accumulation of lipid in the rat. II. Appetite. Lipids. 1974;9:129 - 134.

57.   Sergio W. A natural food, Malabar Tamarind, may be effective in the treatment of obesity. Med Hypotheses. 1988;27:39 - 40.

58.   Lowenstein JM. Effect of ( - )-hydroxycitrate on fatty acid synthesis by rat liver in vivo. J Biol Chem . 1971;246:629 - 632.

59.   Triscari J, Sullivan AC. Comparative effects of ( - )-hydroxycitrate and(+)- allo -hydroxycitrate on acetyl CoA carboxylase and fatty acid and cholesterol synthesis in vivo. Lipids. 1977;12:357 - 363.

60.   Cheema-Dhadli S, Harlperin ML, Leznoff CC. Inhibition of enzymes which interact with citrate by ( - )hydroxycitrate and 1,2,3,-tricarboxybenzene. Eur J Biochem. 1973;38:98 - 102.

61.   Sullivan AC, Hamilton JG, Miller ON, et al. Inhibition of lipogenesis in rat liver by ( - ) hydroxycitrate. Arch Biochem Biophys. 1972;150:183 - 190.

62.   Heymsfield SB, Allison DB, Vasselli JR, et al. Garcinia cambogia (hydroxycitric acid) as a potential antiobesity agent: a randomized controlled trial. JAMA . 1998;280:1596 - 1600.

63.   Kriketos AD, Thompson HR, Greene H, et al. ( - )-Hydroxycitric acid does not affect energy expenditure and substrate oxidation in adult males in a post-absorptive state. Int J Obes Relat Metab Disord . 1999;23:867 - 873.

64.   Mattes RD, Bormann L. Effects of (-)-hydroxycitric acid on appetitive variables. Physiol Behav . 2000;71:87 - 94.

65.   Astrup A, Breum L, Toubro S, et al. The effect and safety of an ephedrine/caffeine compound compared to ephedrine, caffeine and placebo in obese subjects on an energy restricted diet. A double-blind trial. Int J Obes Relat Metab Disord . 1992;16:269 - 277.

66.   Molnar D, Torok K, Erhardt E, et al. Safety and efficacy of treatment with an ephedrine/caffeine mixture. The first double-blind, placebo-controlled pilot study in adolescents. Int J Obes Relat Metab Disord . 2000;24:1573 - 1578.

67.   Breum L, Pedersen JK, Aglstrom, et al. Comparison of an ephedrine/caffeine combination and dexfenfluramine in the treatment of obesity. A double-blind multi-centre trial in general practice. Int Obes Relat Metab Disord. 1994;18:99 - 103.

68.   Boozer CN, Nasser JA, Heymsfield SB, et al. An herbal supplement containing Ma Huang-Guarana for weight loss: a randomized, double-blind trial. Int J Obes Relat Metab Disord . 2001;25:316 - 324.

69.   Norregaard J, Jorgensen S, Mikkelsen KL, et al. The effect of ephedrine plus caffeine on smoking cessation and postcessation weight gain. Clin Pharmacol Ther . 1996;60:679 - 686.

70.   Astrup A, Breum L, Toubro S, et al. The effect and safety of an ephedrine/caffeine compound compared to ephedrine, caffeine and placebo in obese subjects on an energy restricted diet. A double-blind trial. Int J Obes Relat Metab Disord . 1992;16:269 - 277.

71.   Astrup A, Breum L, Toubro S. Pharmacological and clinical studies of ephedrine and other thermogenic agonists. Obes Res . 1995;3:537S - 540S.

72.   Naylor GJ, et al. A double blind placebo controlled trial of ascorbic acid in obesity. IRCS J Med Sci . 1982;10:25 - 28.

73.   Naylor GJ, Grant L, Smith C. A double blind placebo controlled trial of ascorbic acid in obesity. Nutr Health . 1985;4:25 - 28.

74.   Haslett C, Douglas JG, Chalmers SR, et al. A double-blind evaluation of evening primrose oil as an antiobesity agent. Int J Obes . 1983;7:549 - 553.

75.   Garcia CM, Carter J, Chou A. Gamma linolenic acid causes weight loss and lower blood pressure in overweight patients with family history of obesity. Swed J Biol Med . 1986;4:8 - 11.

76.   Thom E. A pilot study with the aim of studying the efficacy and tolerability of CLA (Tonalin ™) on the body composition in humans [unpublished]. July 1997.

77.   West D. Reduced body fat with conjugated linoleic acid feeding in the mouse [abstract]. FASEB J. 1997;11:A599.

78.   Ferreira M, Kreider R, Wilson M, et al. Effects of conjugated linoleic acid (CLA) supplementation during resistance training on body composition and strength [abstract]. J Strength Cond Res. 1997;11:280.

79.   Blankson H, Stakkestad JA, Fagertun H, et al. Conjugated linoleic acid reduces body fat mass in overweight and obese humans. J Nutr . 2000;130:2943 - 2948.

80.   Nagao T, Watanabe H, Goto N, et al. Dietary diacylglycerol suppresses accumulation of body fat compared to triacylglycerol in men in a double-blind controlled trial. J Nutr. 2000;130:792 - 797.

81.   Becker EW, Jakober B, Luft D, et al. Clinical and biochemical evaluations of the alga Spirulina with regard to its application in the treatment of obesity. A double-blind cross-over study. NutrRepInt . 1986;33:565 - 574.

82.   Hoeger WWK, Harris C, Long EM, et al. Four-week supplementation with a natural dietary compound produces favorable changes in body composition. Adv Ther . 1998;15:305 - 314.

83.   Colker CM, Kalman DS, Torina GC, et al. Effects of Citrus aurantium extract, caffeine, and St. John's wort on body fat loss, lipid levels, and mood states in overweight healthy adults. Curr Ther Res . 1999;60:145 - 153.

84.   Dulloo AG, Seydoux J, Girardier L, et al. Green tea and thermogenesis: interactions between catechin-polyphenols, caffeine and sympathetic activity. Int J Obes Relat Metab Disord . 2000;24:252 - 258.

85.   Antonio J, Colker CM, Torina GC, et al. Effects of a standardized guggulsterone phosphate supplement on body composition in overweight adults: A pilot study. Curr Ther Res 1999;60:220 - 227.

86.   Villani RG, Gannon J, Self M, et al. L-Carnitine supplementation combined with aerobic training does not promote weight loss in moderately obese women. Int J Sport Nutr Exerc Metab . 2000;10:199 - 207.

87.   Vogiatzi MG, Boeck MA, Vlachopapadopoulou E, et al. Dehydroepiandrosterone in morbidly obese adolescents: effects on weight, body composition, lipids, and insulin resistance. Metabolism. 1996;45:1011 - 1015.

88.   Anderson RA, Cheng N, Bryden NA, et al. Elevated intakes of supplemental chromium improve glucose and insulin variables in individuals with type 2 diabetes. Diabetes. 1997;46:1786 - 1791.

89.   Dibling D, Zemel MB. Chromium picolinate antagonized the lipogenic and antilipolytic effects of insulin in human adipocytes [abstract]. FASEB J . 1998;12:A505.

90.   Cheuvront SN. The zone diet and athletic performance. Sports Med . 1999;27:213 - 228.

91.   Coulston AM, Liu GC, Reaven GM. Plasma glucose, insulin and lipid responses to high-carbohydrate low-fat diets in normal humans. Metabolism. 1983;32:52 - 56.

92.   Lefebvre PJ, Luyckx AS. Effect of insulin on glucagon enhanced lipolysis in vitro. Diabetologia . 1969;5:195 - 197.

93.   Jensen MD, Caruso M, Heiling V, et al. Insulin regulation of lipolysis in nondiabetic and IDDM subjects. Diabetes . 1989;38:1595 - 1601.

94.   Howard BV, Savage PJ, Nagulesparan M, et al. Evidence for marked sensitivity to the antilipolytic action of insulin in obese maturity-onset diabetics. Metabolism . 1979;28:744 - 750.

95.   Fraze E, Donner CC, Swislocki AL, et al. Ambient plasma free fatty acid concentrations in noninsulin-dependent diabetes mellitus: evidence for insulin resistance. J Clin Endocrinol Metab . 1985;61:807 - 811.

96.   Sigal RJ, El-Hashimy M, Martin BC, et al. Acute postchallenge hyperinsulinemia predicts weight gain: a prospective study. Diabetes . 1997;46:1025 - 1029.

97.   Olefsky JM, Nolan JJ. Insulin resistance and non-insulin-dependent diabetes mellitus: cellular and molecular mechanisms. Am J Clin Nutr . 1995;61(4 suppl):980S - 986S.

98.   Eckel RH. Insulin resistance: an adaptation for weight maintenance. Lancet . 1992;340:1452 - 1453.

99.   Volpe SL, Huang HW, Larpadisorn K, et al. Effect of chromium supplementation and exercise on body composition, resting metabolic rate and selected biochemical parameters in moderately obese women following an exercise program. J Am Coll Nutr. 2001;20:293 - 306.

100.   Saydah SH, Loria CM, Eberhardt MS, et al. Subclinical states of glucose intolerance and risk of death in the U.S. Diabetes Care . 2001;24:447 - 453.

101.   Job FP, Wolfertz J, Meyer R, et al. Hyperinsulinism in patients with coronary artery disease. Coron Artery Dis . 1994;5:487 - 492.

102.   Despres JP, Lamarche B, Mauriege P, et al. Hyperinsulinemia as an independent risk factor for ischemic heart disease. N Engl J Med . 1996;334:952 - 957.

103.   Pyorala K, Savolainen E, Kaukola S, et al. Plasma insulin as coronary heart disease risk factor: relationship to other risk factors and predictive value during 9 1/2-year follow-up of the Helsinki Policemen Study population. Acta Med Scand Suppl . 1985;701:38 - 52.

104.   Lamarche B, Tchernof A, Mauriege P, et al. Fasting insulin and apolipoprotein B levels and low-density lipoprotein particle size as risk factors for ischemic heart disease. JAMA . 1998;279:1955 - 1961.

105.   Haffner SM. The importance of hyperglycemia in the nonfasting state to the development of cardiovascular disease. Endocr Rev . 1998;19:583 - 592.

106.   Fontbonne A, Tchobroutsky G, Eschwege E, et al. Coronary heart disease mortality risk: plasma insulin level is a more sensitive marker than hypertension or abnormal glucose tolerance in overweight males. The Paris Prospective Study. Int J Obes . 1988;12:557 - 565.

107.   Anderson RA, Cheng N, Bryden NA, et al. Elevated intakes of supplemental chromium improve glucose and insulin variables in individuals with type 2 diabetes. Diabetes . 1997;46:1786 - 1791.

108.   Wilson BE, Gondy A. Effects of chromium supplementation on fasting insulin levels and lipid parameters in healthy, non-obese young subjects. Diabetes Res Clin Pract . 1995;28:179 - 184.

109.   Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Chromium supplementation of human subjects: effects on glucose, insulin, and lipid variables. Metabolism . 1983;32:894 - 899.

110.   Rabinowitz MB, Gonick HC, Levin SR, et al. Effects of chromium and yeast supplements on carbohydrate and lipid metabolism in diabetic men. Diabetes Care . 1983;6:319 - 327.

111.   Trow LG, Lewis J, Greenwood RH, et al. Lack of effect of dietary chromium supplementation on glucose tolerance, plasma insulin and lipoprotein levels in patients with type 2 diabetes. Int J Vitam Nutr Res . 2000;70:14 - 18.

112.   Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Supplemental-chromium effects on glucose, insulin, glucagon, and urinary chromium losses in subjects consuming controlled low-chromium diets. Am J Clin Nutr . 1991;54:909 - 916.

113.   Uusitupa MI, Mykkanen L, Siitonen O, et al. Chromium supplementation in impaired glucose tolerance of elderly: effects on blood glucose, plasma insulin, C-peptide and lipid levels. Br J Nutr . 1992;68:209 - 216.

114.   Cefalu WT, Bell-Farrow AD, Stegner J, et al. Effect of chromium picolinate on insulin sensitivity in vivo. J Trace Elem Exp Med . 1999;12:71 - 83.

115.   Kalman D, Colker CM, Stark S, et al. Effect of pyruvate supplementation on body composition and mood. Curr Ther Res. 1998;59:793 - 802.

116.   Rigaud D, Ryttig KR, Angel LA, et al. Overweight treated with energy restriction and a dietary fibre supplement: a 6-month randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Int J Obes. 1990;14:763 - 769.

117.   Birketvedt GS, Aaseth J, Florholmen JR, et al. Long-term effect of fibre supplement and reduced energy intake on body weight and blood lipids in overweight subjects. Acta Medica (Hradec Kralove). 2000;43:129 - 132.

118.   Wuolijoki E, Hirvela T, Ylitalo P. Decrease in serum LDL cholesterol with microcrystalline chitosan. Methods Find Exp Clin Pharmacol. 1999;21:357 - 361.

119.   Thom E. Hydroxycitrate (HCA) in the treatment of obesity [abstract]. Int J Obes Relat Metab Disord. 1996;20(suppl 4):75.

120.   Badmaev V, Majeed M, Conte AA, et al. Garcinia cambogia for weight loss [letter]. JAMA. 1999;282:233-234.

121.   Kovacs EM, Westerterp-Plantenga MS, Saris WH. The effects of 2-week ingestion of (-)-hydroxycitrate and (-)-hydroxycitrate combined with medium-chain triglycerides on satiety, fat oxidation, energy expenditure and body weight. Int J Obes Relat Metab Disord. 2001;25:1087 - 1094.

122.   Smedman A, Vessby B. Conjugated linoleic acid supplementation in humans - metabolic effects. Lipids. 2001;36:773 - 781.

123.   Seaton TB, Welle SL, Warenko MK, et al. Thermic effect of medium-chain and long-chain triglycerides in man. Am J Clin Nutr. 1986;44:630 - 634.

124.   Scalfi L, Coltorti A, Contaldo F. Postprandial thermogenesis in lean and obese subjects after meals supplemented with medium-chain and long-chain triglycerides. Am J Clin Nutr. 1991;53:1130 - 1133.

125.   Baba N, Bracco EF, Hashim SA. Enhanced thermogenesis and diminished deposition of fat in response to overfeeding with diet containing medium chain triglyceride. Am J Clin Nutr. 1982;35:678 - 682.

126.   Krotkiewski M. Value of VLCD supplementation with medium chain triglycerides. Int J Obes Relat Metab Disord. 2001;25:1393 - 1400.

127.   Yost TJ, Eckel RH. Hypocaloric feeding in obese women: metabolic effects of medium-chain triglyceride substitution. Am J Clin Nutr. 1989;49:326 - 330.

128.   Geliebter A, Torbay N, Bracco EF, et al. Overfeeding with medium-chain triglyceride diet results in diminished deposition of fat. Am J Clin Nutr. 1983;37:1 - 4.

129.   Girola M, de Bernardi M, Contos S, et al. Dose effect in lipid-lowering activity of a new dietary integrator (chitosan, Garcinia cambogia extract, and chrome). Acta Toxicol Ther. 1996;17:25 - 40.

130.   Andersen T, Fogh J. Weight loss and delayed gastric emptying following a South American herbal preparation in overweight patients. J Hum Nutr Diet. 2001;14:243 - 250.

131.   Tsuji H, Kasai M, Takeuchi H, et al. Dietary medium-chain triacylglycerols suppress accumulation of body fat in a double-blind, controlled trial in healthy men and women. J Nutr . 2001;131:2853-2859.

132.   Thom E. et al. Conjugated linoleic acid reduces body fat in healthy exercising humans. J Int Med Res 2001;29:392-396.

133.   Antonio J, Sanders MS, Van Gammeren D. The effects of bovine colostrum supplementation on body composition and exercise performance in active men and women. Nutrition . 2001;17:243 - 247.

134.   Riserus U, Berglund L, Vessby B. Conjugated linoleic acid (CLA) reduced abdominal adipose tissue in obese middle-aged men with signs of the metabolic syndrome: a randomised controlled trial. Int J Obes Relat Metab Disord . 2001;25:1129 - 1135.

135.   Boozer CN, Daly PA, Homel P, et al. Herbal ephedra/caffeine for weight loss: a 6-month randomized safety and efficacy trial. Int J Obes Relat Metab Disord . 2002;26:593-604.

136.   Campbell WW, Joseph LJ, Anderson RA, et al. Effects of resistive training and chromium picolinate on body composition and skeletal muscle size in older women. Int J Sport Nutr Exerc Metab . 2002;12:125-135.

137.   Matsuo T, Matsuo M, Kasai M, et al. Effects of a liquid diet supplement containing structured medium- and long-chain triacylglycerols on bodyfat accumulation in healthy young subjects. Asia Pac J Clin Nutr . 2001;10:46-50.

138.   Pittler MH, Stevinson C, Ernst E. Chromium picolinate for reducing body weight: Meta-analysis of randomized trials. Int J Obes Relat Metab Disord . 2003;27:522 - 529.

139.   Shekelle PG, Hardy ML, Morton SC, et al. Efficacy and safety of ephedra and ephedrine for weight loss and athletic performance: a meta-analysis. JAMA . 2003;289:1537 - 1545.

140.   St-Onge MP, Ross R, Parsons WD, et al. Medium-chain triglycerides increase energy expenditure and decrease adiposity in overweight men. Obes Res . 2003;11:395 - 402.

141.   Maki KC, Davidson MH, Tsushima R, et al. Consumption of diacylglycerol oil as part of a reduced-energy diet enhances loss of body weight and fat in comparison with consumption of a triacylglycerol control oil. Am J Clin Nutr . 2002;76:1230 - 1236.

142.   Kamphuis MM, Mela DJ, Westerterp-Plantenga MS. Diacylglycerols affect substrate oxidation and appetite in humans. Am J Clin Nutr . 2003;77:1133 - 1139.

143.   Paranjpe P, Patki P, Patwardhan B. Ayurvedic treatment of obesity: a randomised double-blind, placebo-controlled clinical trial. J Ethnopharmacol . 1990;29:1 - 11.

144.   Shafshak TS. Electroacupuncture and exercise in body weight reduction and their application in rehabilitating patients with knee osteoarthritis. Am J Chin Med . 1995;23:15 - 25.

145.   Mok MS, Parker LN, Voina S, et al. Treatment of obesity by acupuncture. Am J Clin Nutr . 1976;29:832 - 835.

146.   Mazzoni R, Mannucci E, Rizzello SM, et al. Failure of acupuncture in the treatment of obesity: a pilot study. Eating Weight Disord . 1999;4:198 - 202.

147.   Barr SI. Increased dairy product or calcium intake: is body weight or composition affected in humans? J Nutr . 2003;133:245S - 248S.

148.   Allison DB, Faith MS. Hypnosis as an adjunct to cognitive-behavioral psychotherapy for obesity: a meta-analytic reappraisal. J Consult Clin Psychol . 1996;64:513 - 516.



Last reviewed agosto 2013 by EBSCO CAM Review Board

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×