Share this page

Health Library

Síndrome de Fatiga Crónica
Términos Relacionados
  • Encefalomielitis Miálgica, Síndrome de Fatiga Post-viral
Tratamientos Principales Propuestos
  • Ninguno

El síndrome de fatiga crónica (CFS por sus siglas en inglés) ha sido objeto de controversia por muchos años. Las autoridades médicas fueron alguna vez bastante escépticas en relación a si incluso éste existía. Sin embargo, en 1988, el Centers for Disease Control oficialmente reconoció el CFS. Hoy en día, el CFS es definido esencialmente como sigue: Fatiga inexplicable, persistente o reincidente con un inicio definido; ésta no es el resultado del esfuerzo; ésta no es aliviada con descanso y ésta resulta en una reducción significativa de las actividades.

Además, al menos cuatro de los siguientes síntomas persisten o recurren por 6 o más meses consecutivos de la enfermedad:

  • Daño a la memoria de corto plazo o a la concentración.
  • Dolor de garganta
  • Nódulos linfáticos sensibles en el cuello o las axilas
  • Dolor muscular
  • Dolor en muchas articulaciones, sin enrojecimiento o inflamación
  • Dolor de cabeza con un nuevo patrón o gravedad
  • Sueño no reparador
  • Malestar después del ejercicio, que dura por más de 24 horas

Frecuentemente, los síntomas del CFS siguen a una infección viral; algunos individuos con CFS describen sus síntomas como gripa que nunca desaparece.

La causa (o las causas) del CFS permanecen desconocidas. Debido a que sus síntomas se parecen a aquellos de la mononucleosis (causada por el virus de Epstein-Barr), por un tiempo la enfermedad fue llamada "Síndrome Crónico de Epstein-Barr." Sin embargo, investigación posterior reveló que la evidencia de infección pasada o actual del Epstein-Barr ya no es común en los individuos con el CFS que en la población general. No obstante, este término erróneo y desorientador surge en la literatura sobre el CFS.

Otros síndromes con un patrón similar de síntomas del CFS incluyen fibromialgia , sensibilidad múltiple a los químicos y alergias alimenticias ; algunos consideran que estos padecimientos están cercanamente relacionados unos con otros, pero no existe evidencia real que apoye esta hipótesis.

No hay un tratamiento drásticamente efectivo para el CFS. Los Antidepresivos (tales como el Prozac y el Zoloft) pueden mejorar la energía y el ánimo; los antidepresivos más antiguos (tales como la amitriptilina) pueden mejorar el sueño; los antihistamínicos y los descongestionantes pueden ayudar a los síntomas alérgicos que frecuentemente se presentan en el CFS; y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (tales como el ibuprofeno y el naproxeno) pueden ayudar con el dolor. La cuidadosa atención a cuestiones de estilo de vida, tales como el nivel de ejercicio y el uso de la cafeína, también pueden ofrecer beneficio.

Otras propuestas para el CFS que han sido tratadas incluyen las inyecciones de magnesio , 1-3 tratamiento con corticoesteroides, 4 - 9 y el antidepresivo fluoxetina combinado con ejercicio gradual. 10 - 13

Luego de un tiempo, los investigadores expresaron cierta emoción respecto a los resultados iniciales que deliberadamente elevaban la presión arterial para poder ayudar a las personas con CFS. Sin embargo, un estudio doble ciego controlado por placebo , de 25 personas a quienes se les dió un tratamiento de 6 semanas de fludrocortinosa y un incremento alimenticio de sodio para elevar la presión arterial no encontró mejorías en los síntomas de CFS. 14

Tratamientos Naturales Propuestos

Existen algunos tratamientos naturales promisorios para el CFS, pero la evidencia científica para ellos todavía no es fuerte.

Ácidos Grasos Esenciales

En un estudio doble ciego, controlado con placebo, a 63 personas les fue suministrada ya sea una combinación de ácidos grasos esenciales, que contienen aceite de onagra (una fuente de GLA ) y aceite de pescado , o un placebo de parafina líquida en un periodo de 3 meses. 15 En el mes 1 y 3, los participantes en el grupo de tratamiento reportaron una mejoría significativa en los síntomas del CFS cuando se comparaban con el grupo del placebo. Los investigadores también encontraron que al principio del estudio muchos participantes tuvieron niveles anormales de ácidos grasos esenciales y estos mejoraron con el tratamiento.

Sin embargo, en 1999, los investigadores trataron de duplicar este estudio con otras 50 personas, usando formas de medición más precisas para los síntomas del CFS. 16 Los resultados no mostraron diferencia entre los individuos a quienes se les dieron ácidos grasos esenciales y aquellos a quienes se les dió el placebo (aceite de girasol). Estos investigadores tampoco encontraron diferencia en los niveles de ácidos grasos entre los individuos con CFS y los individuos sin CFS quienes sirvieron como controles.

NADH (Nicotinamida Adenina Dinucleotida)

La NADH es un químico natural que desempeña una función significativa en la producción de energía celular. Los complementos NADH han sido probados con la esperanza de que estos puedan mejorar los niveles de energía en atletas y en individuos con fatiga crónica.

Un ensayo cruzado, doble ciego, controlado por placebo, que observó a 26 personas a quienes se les suministró 10 mg de NADH por un periodo de 4 semanas mostró algunos progresos en los síntomas durante el tratamiento con NADH cuando se comparó con el periodo de tratamiento con placebo (31% contra 8%). 17 Sin embargo, estudios más grandes habrán de ser realizados para probar realmente un beneficio con este complemento.

Carnitina

Carnitina es una substancia que el cuerpo usa para convertir los ácidos grasos en energía. Estudios iniciales reportaron una reducción de los niveles de carnitina en las personas con CFS. 18 Basados en esto, un ensayo cruzado no ciego (8 semanas con cada tratamiento y un periodo de 2 semanas de "enjuague" enmedio) matriculó a 30 individuos con CFS para evaluar los beneficios potenciales de los complementos de carnitina. 19 Los resultados sugieren un beneficio potencial con este complemento.

Sin embargo, este estudio fue severamente afectado. Un problema fue que, en vez de usar un grupo de placebo para propósitos de comparación, los investigadores eligieron investigar el medicamento antiviral amantadina. Este medicamento no ha probado su eficacia en el CFS y este causó tantos efectos secundarios que más de la mitad de los participantes se retiraron durante el periodo en que ellos estaban tomando ésta. Este alto índice de abandono hace que la interpretación estadística de los resultados sea poco confiable. Además, la falta de señuelo en este estudio también daña la formalidad de los resultados.

Otras Hierbas y Suplementos

La medicina tradicional china herbal es parte de un enfoque extenso y único en el desarrollo de la curación por muchos siglos en Asia. Un estudio doble ciego, controlado con placebo de 29 personas sugiere que el uso de una formula herbal originada en este sistema puede ser útil para el CFS. 27

Un estudio de laboratorio de la equinácea y el ginseng encontró que ambos incrementan la función inmunológica celular en las células extraídas de personas con CFS. 20 Sin embargo, muchas hierbas y complementos pueden causar cambios medibles en la función inmunológica y tales observaciones no prueban que existirá un beneficio real en las personas con la enfermedad.

Tanto el betacaroteno y la DHEA también han sido sugeridos como tratamiento para el CFS, pero la evidencia de que ellos funcionen es altamente preliminar. 21,22,23

Basados en la teoría mencionada arriba de que el CFS podría estar relacionado con la baja presión arterial, la hierba regaliz ha sido recomendada para el CFS por algunos herbolarios. El regaliz eleva la presión arterial (y causa otros efectos potencialmente dañinos) cuando se toma en dosis altas por mucho tiempo. Sin embargo, no existe evidencia de que ésta funcione para el CFS, y otros tratamientos que elevan la presión arterial han probado ser ineficaces para el CFS. 24

Aunque algunas autoridades han sugerido que el CFS puede ser causado por deficiencias de vitaminas y minerales múltiples, un estudio doble ciego controlado con placebo de 42 personas no encontró progresos significativos en los síntomas del CFS cuando un complemento de vitamina-mineral fue dado 4 veces al día después de los alimentos durante 3 meses. 25 Otro ensayo también fracasó para encontrar beneficios. 26

Referencias

1.   Durlach J. Chronic fatigue syndrome and chronic primary magnesium deficiency (CFS and CPMD). Magnes Res . 1992;5:68.

2.   Howard JM, Davies S, Hunnisett A. Magnesium and chronic fatigue syndrome [letter]. Lancet . 1992;340:426.

3.   Cox IM, Campbell MJ, Dowson D. Red blood cell magnesium and chronic fatigue syndrome. Lancet . 1991;337:757 - 760.

4.   Cleare AJ, Heap E, Malhi GS, et al. Low--dose hydrocortisone in chronic fatigue syndrome: a randomised crossover trial. Lancet . 1999;353:455 - 458.

5.   Jeffcoate WJ. Chronic fatigue syndrome and functional hypoadrenia-fighting vainly the old ennui [letter]. Lancet . 1999;353:424 - 425.

6.   Dessein PH, Shipton EA. Hydrocortisone and chronic fatigue syndrome [letter]. Lancet . 1999;353:1618.

7.   Baschetti R . Hydrocortisone and chronic fatigue syndrome [letter] Lancet. 1999;353:1618.

8.   Rea T, Buchwald D. Hydrocortisone and chronic fatigue syndrome [letter]. Lancet . 1999;353:1618 - 1619.

9.   Shepherd C. Hydrocortisone and chronic fatigue syndrome [letter]. Lancet . 1999;353:1619 - 1620.

10.   Deale A, Chalder T, Wessely S. Commentary on: randomised, double-blind, placebo-controlled trial of fluoxetine and graded exercise for chronic fatigue syndrome. Br J Psychiatry . 1998;172:491 - 492.

11.   Wearden AJ, Morriss RK, Mullis R, et al. Randomised, double-blind, placebo-controlled treatment trial of fluoxetine and graded exercise for chronic fatigue syndrome. Br J Psychiatry . 1998;172:485 - 490.

12.   Lynch S, Fraser J. Fluoxetine and graded exercise in chronic fatigue syndrome [letter]. Br J Psychiatry . 1998;173:353.

13.   Everitt BS. Analysis of drop-out data in treatment trials [letter]. Br J Psychiatry . 1998;173:271.

14.   Peterson PK, Pheley A, Schroeppel J, et al. A preliminary placebo-controlled crossover trial of fludrocortisone for chronic fatigue syndrome. Arch Intern Med . 1998;158:908 - 914.

15.   Behan PO, Behan WM, Horrobin D. Effect of high doses of essential fatty acids on the postviral fatigue syndrome. Acta Neurol Scand . 1990;82:209 - 216.

16.   Warren G, McKendrick M, Peet M. The role of essential fatty acids in chronic fatigue syndrome. A case-controlled study of red-cell membrane essential fatty acids (EFA) and a placebo-controlled treatment study with high dose of EFA. Acta Neurol Scand . 1999;99:112 - 116.

17.   Forsyth LM, Preuss HG, MacDowell AL, et al. Therapeutic effects of oral NADH on the symptoms of patients with chronic fatigue syndrome. Ann Allergy . 1999;82:185 - 191.

18.   Plioplys AV, Plioplys S. Amantadine and L-carnitine treatment of chronic fatigue syndrome. Neuropsychobiology . 1997;35:16 - 23.

19.   Plioplys AV, Plioplys S. Amantadine and L-carnitine treatment of chronic fatigue syndrome. Neuropsychobiology . 1997;35:16 - 23.

20.   See DM, Broumand N, Sahl L, et al. In vitro effects of echinacea and ginseng on natural killer and antibody-dependent cell cytotoxicity in healthy subjects and chronic fatigue syndrome or acquired immunodeficiency patients. Immunopharmacology . 1997;35:229 - 235.

21.   Himmel PB, Seligman TM. A pilot study employing dehydroepiandrosterone (DHEA) in the treatment of chronic fatigue syndrome. J Clin Rheumatol . 1999;5:56 - 59.

22.   Cunha BA. Beta-carotene stimulation of natural killer cell activity in adult patients with chronic fatigue syndrome. CFIDS Chronicle Physicians' Forum . Fall 1993:18 - 19.

23.   Heath M, Klein NC, Cunha BA. Dose dependent effects of beta carotene therapy in chronic fatigue syndrome [abstract]. Clin Res . 1994;42:345A.

24.   Peterson PK, Pheley A, Schroeppel J, et al. A preliminary placebo-controlled crossover trial of fludrocortisone for chronic fatigue syndrome. Arch Intern Med . 1998;158:908 - 914.

25.   Martin RWY, Ogston SA, Evans JR. Effects of vitamin and mineral supplementation on symptoms associated with chronic fatigue syndrome with Coxsackie B antibodies. J Nutr Med . 1994;4:11 - 23.

26.   Brouwers FM, Van Der Werf S, Bleijenberg G, et al. The effect of a polynutrient supplement on fatigue and physical activity of patients with chronic fatigue syndrome: a double-blind randomized controlled trial. QJM. 2002;95:677-683.

27.   Kuratsune, H. Effect of Kampo Medicine, "Hochu-ekki-to," on chronic fatigue syndrome. Clinic and Research . 1997;74:1837 - 1845.



Last reviewed septiembre 2014 by EBSCO CAM Review Board

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Healthy Life Podcasts

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×