Share this page

Health Library

Apagando el Consumo del Tabaco Sin Humo


¿Quiere algo para masticar? ¡No deje que sea tabaco sin humo! El tabaco sin humo o tabaco para escupir viene en dos formas: tabaco masticable y rapé; ambos pueden causar cáncer y serios de problemas de salud oral.

El tabaco masticable puede encontrarse como tabaco en hoja, el cual se empaqueta en una bolsa o pastilla de tabaco para mascar, la cual está en forma de ladrillo. Ambas se ponen entre la mejilla y la encía durante varias horas y producen un "efecto de droga " de nicotina continua en los usuarios. El rapé, usualmente vendido en latas, es una forma de tabaco en polvo que se pone entre el labio inferior y la encía. Una cantidad muy pequeña liberará rápidamente nicotina en el torrente sanguíneo, produciendo un "efecto de droga" rápido.

Lo Malo y lo Feo
Más Nicotina Que Cigarros

Debido a que el tabaco sin humo pone más nicotina dentro del torrente sanguíneo que en los cigarrillos, la gente que mastica regularmente encuentra más difícil dejar de consumirlo que dejar de fumar. De hecho, una "porción" del tamaño promedio que se lleva a la boca durante 30 minutos libera tanta nicotina como fumar dos o tres cigarrillos. Cuando alguien usa el tabaco sin humo, su cuerpo se ajusta a la cantidad de tabaco que se necesita para producir ese efecto de droga. Después necesita un poco más de tabaco para lograr la misma sensación y termina siendo adicto. Usar el tabaco sin humo no es una buena manera de dejar de fumar cigarrillos. El tabaco sin humo tiene muchos de los mismos químicos tóxicos que el tabaco en los cigarrillos.

Químicos Dañinos

Podría no tener humo, pero no es ¡inofensivo! Además de la nicotina, el tabaco sin humo contiene al menos 28 químicos conocidos que causan cáncer. A continuación se presentan sólo unas cuantas de las sustancias encontradas en el tabaco sin humo:

  • Plomo (veneno del nervio)
  • Arsénico
  • Cianuro
  • Benceno
  • Polonio 210 (desecho nuclear)
  • Cadmio (en las baterías de los automóviles)
  • Formaldehído (usado para embalsamar)
  • N-nitrosaminas (causantes de cáncer)

Preocupaciones Físicas y Sociales

Los usuarios del tabaco sin humo se ponen ellos mismos en alto riesgo de sufrir muchos problemas de salud serios y visibles, tales como:

  • Cáncer. Cáncer de la boca (el labio, lengua y la mejilla) y de la garganta (la faringe, laringe y esófago). La cirugía para tratar el cáncer de la boca (cáncer oral) es desfigurante y a veces implica quitar partes de la cara, mejilla, lengua o del labio. El cáncer oral puede extenderse rápidamente a otras partes del cuerpo. El paciente promedio con cáncer oral vive sólo cinco años después del diagnóstico.
  • Enfermedades de dientes y encías. El tabaco sin humo decolora permanentemente los dientes. Raspa los dientes y desgasta la superficie dura o esmalte. Causa mal aliento, caries recesión de encías y pérdida de dientes.
  • Leucoplasia. Cuando el tabaco sin humo irrita la boca, puede causar cambios precancerosos en la boca. Estos están marcados por manchas blancas, curtidas, las cuales pueden ser de diferentes formas y tamaños. Cualquiera que note estos cambios debe acudir a su médico inmediatamente.
  • Dependencia de nicotina. El flujo constante de nicotina en la sangre causa mayor frecuencia cardíaca, presión arterial y a veces latidos del corazón irregulares. Además, causa que los vasos sanguíneos se encojan, lo cual puede llevar a una disminución del rendimiento atlético y una reducción de los niveles de resistencia.
  • Vergüenza Social. No hay nada socialmente deseable sobre el mal aliento, dientes llenos de suciedad y decolorados y los escupitajos constantes. Los usuarios del tabaco sin humo arriesgan a herir sus vidas sociales con este hábito. Incluso peor, su apariencia podría ser permanentemente alterada con la cirugía para el cáncer oral.

Señales de Peligro para los Usuarios

Cualquiera que use tabaco sin humo (o que lo ha usado en el pasado), debe verificar regularmente los primeros síntomas de cáncer oral:

  • Una llaga en la boca que sangra y no se cura
  • Un abultamiento o mancha roja o blanca que no desaparece
  • Un abultamiento o engrosamiento en cualquier parte de la boca o cuello
  • Dificultad para masticar, deglutir o mover la lengua o la mandíbula
  • Sensación de que tiene algo en la garganta

Los usuarios del tabaco deben estar alertas sobre acudir con su dentista cada algunos meses para realizarse pruebas de detección de cáncer oral. Entre más a tiempo se detecte el cáncer, mayor será la posibilidad de curarlo.

Lo Bueno

Podría ser difícil dejar de usar el tabaco sin humo, pero muchas personas tuvieron éxito. Si quiere dejarlo, a continuación se presentan algunos consejos que pueden ayudar:

  1. Piense en todas las razones por las que quiere dejarlo. Podría querer un estilo de vida saludable. No quiere tener cáncer, mal aliento o dientes manchados. Tal vez esté preocupado acerca de cómo el hábito podría ser ofensivo para otras personas.
  2. Busque apoyo de otras personas. Únase a un grupo de apoyo o a una clase de cese de tabaco. Pídale a sus amigos, familia, maestros y médicos estímulo y apoyo.
  3. Escoja una fecha para dejar de usar tabaco. Póngala en su calendario y cuéntele sus planes a otras personas que lo apoyen. Tire a la basura todo su tabaco de mascar y rapé.
  4. ¡No se rinda! Si ha fallado antes, recuerde que esto toma a menudo varios intentos dejar el tabaco.
  5. Busque consejo. Pregúntele a su médico sobre la goma de mascar de nicotina y los programas para dejarlo.
  6. Encuentre alternativas para el tabaco sin humo. Intente con la goma de mascar sin azúcar o los refrigerios bajos en calorías tales como palomitas de maíz, verduras y fruta.
  7. Manténgase ocupado. Los pasatiempos y otras actividades pueden ayudarlo a distraer su mente de mascar. El ejercicio alivia la tensión, escuchar música, hablar con amigos o hacer algo de investigación en su computadora.
  8. Recompénsese. Dese usted mismo refuerzo positivo todos los días, si es necesario. Con el dinero que estará ahorrando, podría permitirse el lujo de ir a ver una película o comprar algo agradable.
  9. Desarrolle un plan que funcione para usted. Todos somos diferentes y lo que funciona para alguien más podría no funcionar para usted. Experimente y observe lo que funciona y lo que no. Sobre todo, establezca metas realistas y no se rinda por uno o dos contratiempos.

Fuentes Adicionales:

National Institute on Drug Abuse
http://www.nida.nih.gov

Smokefree.gov
http://www.smokefree.gov

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

Healthy Living Unit (Public Health Canada)
http://www.phac-aspc.gc.ca/

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca/

Referencias:

Fiore MC, Jaen CR, Baker TB, et al. Treating Tobacco Use and Dependence: 2008 Update. Clinical Practice Guideline. Rockville, MD: U.S. Department of Health and Human Services. Public Health Service. Mayo 2008.



Last reviewed marzo 2011 by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×