Share this page

Health Library

Cuidado Nutricional para Personas con Enfermedad de Huntington

Mantener una óptima nutrición podría ser difícil para la persona con enfermedad de Huntington, particularmente a medida que avanza la enfermedad. La enfermedad involucra corea (movimientos nerviosos involuntarios), dificultad para deglutir, y problemas psicológicos, los cuales pueden hacer que sea un reto el comer. Además, debido a su constante actividad muscular, las personas con enfermedad de Huntington requieren más calorías para mantener su peso corporal. Ellos también tienen un riesgo incrementado de aspiración y sofocación debido a las dificultades con la deglución.

La persona con enfermedad de Huntington muy probablemente querrá mantener su independencia para comer. Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, se volverá más dependiente de otras personas. Si usted es responsable del cuidado nutricional de una persona con enfermedad de Huntington, los siguientes consejos pueden ayudarle. Los dietistas registrados, patólogos del habla-lenguaje, y terapeutas laborales pueden brindar ayuda adicional.

En las Primeras Etapas

Problema: Alimentación reducida o cambios en los hábitos alimenticios, posiblemente como resultado de depresión

Consejos:

  • Esté consciente de que la depresión podría desarrollarse mientras la persona batalla para aceptar el diagnóstico.
  • Debería buscarse cuidado psicológico por parte de un terapeuta que esté familiarizado con la enfermedad de Huntington.

Problema: La persona tiene antojos de comida, particularmente de alimentos altos en carbohidratos.

Consejos:

  • Hay poca necesidad de preocuparse sobre los antojos de comida, siempre y cuando la persona consuma una dieta bien balanceada.
  • Podría ser benéfico un suplemento multivitamínico y mineral que cubra el 100% de la RDA.
En las Etapas Intermedias

Problema: Dificultad para deglutir; asfixia

Consejos:

  • Evite comer cuando esté cansado o molesto.
  • Siéntese erguido durante todas las comidas, refrigerios, y bebidas.
  • Trate de evitar alimentos que causen tos, asfixia, o irritación de la garganta. Éstos podrían ser alimentos que sean secos, que se desmigajen (papas fritas, cereal seco), ácidos (como jugo/fruta cítricos, tomates/jugo), picantes (chile en polvo, pimiento rojo y negro, curry en polvo), o fibrosos (queso derretido).
  • Coma lentamente.
  • Evite hablar mientras está comiendo o deglutiendo.
  • Licúe y haga puré los alimentos.
  • Agregue salsas, jugos de carne, aderezos líquidos, y cubiertas no secas (como crema ácida, mantequilla, mayonesa) a los alimentos.
  • Elija alimentos que sean blandos y no secos como yogurt, pudín, huevos revueltos, puré de papas, macarrones con queso, avena, gelatina, batidos de leche, yogurt congelado, o helado.
  • Compre un espesante comercial para hacer los líquidos más espesos. Los líquidos con una consistencia de batido de leche son más fáciles de deglutir.
  • Corte los alimentos en piezas pequeñas, dé mordidas pequeñas (½ cucharadita o menos), y mastique bien.
  • Entre mordidas de alimentos, dé sorbos de una bebida.
  • Use un popote.
  • Haga sus propios jugos de verduras y frutas.
  • Permanezca sentado erguido durante al menos 30 minutos después de comer.

Problema: Los movimientos nerviosos (corea) y la mala coordinación hacen que la alimentación sea lenta y difícil.

Consejos:

  • Use tazas con tapas y popotes, como las tazas deportivas, para prevenir derramar líquidos.
  • Consiga tenedores y cucharas con mangos de goma o mangos más grandes para sostenerlos más fácil.
  • Invierta en algunos platos para sopa (tazones con platos adjuntos), y platos para pasta, los cuales se pueden colocar sobre los platos.
  • Para quienes comen lento, use una bandeja térmica para mantener los alimentos tibios.
  • Use baberos, delantales, y manteles resistentes a la humedad.

Problema: Necesidades calóricas incrementadas

Consejos:

  • Comer más alimentos altos en grasa, altos en carbohidratos como:
    • Salsas (de cremas o de queso) y jugos de carne
    • Sopas de crema y galletas
    • Crema natural, batida, o ácida
    • Helado (sin chispas, nueces, o trozos)
    • Mayonesa (añadida a sándwiches, ensaladas)
    • Mantequilla (añadida a verduras, panqués, y cereales calientes)
    • Mantequilla de cacahuate sin grumos u otras mantequillas de nueces sin grumos
    • Aderezos para ensalada llenos de grasa
    • Aguacates en guacamole, rebanados en ensaladas, o como una guarnición
    • Leche o yogurt enteros en grasa
    • Quesos blandos, quesos untables, aderezos, o salsas

Problema: La persona se distrae o se molesta a la hora de comer:

Consejos:

  • Elimine posibles distractores como la televisión y la radio.
  • Evite discusiones o peleas que puedan ser molestas.
  • Proporcione un entorno agradable y relajante con adecuada iluminación, con alimentos y decoración arreglados de modo atractivo, y un arreglo cómodo del entorno.
  • Sea flexible y considere las desafiantes necesidades de la persona con enfermedad de Huntington.
En las Etapas Avanzadas

A medida que la condición de la persona empeore, dependerá de un miembro de la familia u otros cuidadores para su alimentación. Los cuidadores con paciencia, sensibilidad, y un sentido del humor tienden a encontrar su experiencia placentera y afectuosa en lugar de estresante.

Cuando la alimentación se vuelva extremadamente difícil, la alimentación mediante sonda es una opción. Los miembros de la familia y otros cuidadores podrían ser capacitados para proporcionar alimentación mediante sonda en el hogar.

Fuentes Adicionales:

Hereditary Disease Foundation
http://www.hdfoundation.org

The Huntington Disease Society of America
http://www.hdsa.org

International Huntington Association
http://www.huntington-assoc.com

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov



Last reviewed noviembre 2010 by Brian P. Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×