Health Library

No siempre podría ser posible prevenir la depresión. Sin embargo, las siguientes estrategias podrían ayudar a reducir su riesgo de deprimirse:

Esté Consciente de Su Riesgo Personal de Depresión

Esté alerta de factores que puedan incrementar su riesgo de depresión, como:

  • Historial familiar
  • Altos niveles de estrés
  • Cambios importantes en el estilo de vida, como:
    • Muerte de un pariente
    • Asalto
    • Problemas o relaciones maritales severos
  • Factores psicológicos, como:
    • Baja auto-estima
    • Perfeccionismo
    • Sensibilidad a la pérdida o rechazo
  • Apoyo social inadecuado
  • Depresión previa
  • Enfermedad física crónica
  • Ataque cardiaco
  • Dolor crónico
  • Cambios hormonales, incluyendo depresión postparto
  • Ansiedad
  • Medicamentos que pueden causar depresión
  • Abuso de alcohol o abuso de drogas

Sométase a una Evaluación Psiquiátrica y a Psicoterapia, Si Es Necesario

Si usted se siente agobiado por el estrés o está experimentando síntomas de depresión, consulte a su profesional en el cuidado de la salud para que le realice un examen físico y una evaluación de salud mental. Usted podría ser canalizado para evaluación adicional o asesoría, si es lo adecuado.

Desarrolle un Fuerte Sistema de Apoyo Social y Espiritual

Una red de relaciones de apoyo es benéfica para la prevención y tratamiento de la depresión. Las relaciones de apoyo sirven como un amortiguador contra el estrés, el cual algunas veces puede desencadenar la depresión.

La religiosidad fuerte está asociada con un riesgo reducido de depresión. La fe espiritual en el contexto de religión organizada puede tener un efecto amortiguador en la depresión. En un entorno grupal, puede proporcionar el beneficio adicional del apoyo social.

Reduzca Su Estrés

Una variedad de técnicas de relajación le pueden ayudar a lidiar con factores estresantes que podrían contribuir a la depresión. Ejemplos incluyen la meditación, respiración profunda, relajación progresiva, yoga, y biorretroalimentación. Estas técnicas le ayudan a poner atención en la tensión en su cuerpo y liberarla con ejercicios que le ayuden a relajar su mente y relajar sus músculos. Usted también puede reducir el estrés al obtener un sueño, descanso, y recreación adecuados.

Haga Ejercicio Regularmente

El ejercicio regular le ayuda a aliviar el estrés y podría ayudar a prevenir o reducir la depresión. Se ha encontrado que el ejercicio aeróbico y el yoga son particularmente benéficos para reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. El ejercicio aeróbico puede elevar los niveles de los químicos cerebrales que afectan el estado de ánimo, como endorfinas, adrenalina, serotonina, y dopamina. Otros beneficios del ejercicio incluyen: pérdida de peso (si es necesaria), tono muscular incrementado, y auto-estima más elevada. El yoga brinda los beneficios del estiramiento y la relajación profunda.

Reciba Tratamiento para Abuso de Alcohol y de Drogas

El alcohol y las drogas podrían contribuir a la depresión. Si usted puede descontinuar el uso de tales sustancias por sí solo, hágalo. Si cree que podría tener un trastorno de abuso de sustancias, busque tratamiento profesional.

Coma Saludablemente

Consuma una dieta saludable, que sea baja en grasa, alta en fibra, y rica en vitaminas y minerales. Factores alimenticios específicos que podrían ser benéficos en la depresión son las vitaminas de complejo B (encontradas en granos enteros) y ácidos grasos omega 3 (encontrados en peces de agua fría, aceite de pescado, y linaza).

Obtenga la Cantidad Necesaria de Sueño

Obtenga una cantidad razonable de sueño (aproximadamente 8 horas) por noche. Si usted está sufriendo de insomnio, busque tratamiento, debido a que se cree que el insomnio es un factor de riesgo para la depresión.

Referencias:

Abnormal Psychology and Modern Life . 11th ed. Allyn and Bacon; 2000.

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 4th ed. Text Revision. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2000.

Depression. National Institute of Mental Health. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/publicat/depression.cfm#ptdep1 . Accedido marzo 25, 2007.

Logan AC. Omega-3 fatty acids and major depression: a primer for the mental health professional. Lipids Health Dis. 2004;3:25. Disponible en: http://www.lipidworld.com/content/3/1/25 . Accedido marzo 25, 2007.

Moore DP, Jefferson JW. Handbook of Medical Psychiatry . 2nd ed. Philadelphia: Elsevier Mosby; 2004.

National Institute of Mental Healthwebsite. Disponible en: http://www.nimh.nih.gov/ .

Wink P, Dillon M, Larsen B. Religion as moderator of the depression-health connection. Res Aging. 2005;27:197-220.



Last reviewed septiembre 2012 by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×