Health Library

Buscando Ayuda Profesional para la Ira Infantil


¿En qué momento el arrebato normal de ira de un niño se vuelve un indicador de futura violencia, agresión y odio?

Con una preocupación creciente sobre el número de comportamientos violentos entre los niños, estamos forzados a echar un vistazo más serio sobre cómo se provoca y expresa la ira a una edad temprana.

Cuando los niños constantemente demuestran comportamientos tales como ira intensa, frecuente enojo, irritabilidad extrema, irreflexión y frustración, se deben tomar seriamente y no descartarlos como una "etapa que superarán." Los padres, profesores, cuidadores, empleados y otros adultos necesitan examinar este asunto complejo y problemático.

Signos de Advertencia

Algo sucedía con Blake. No importaba el momento, ya sea la hora de dormir, comer, jugar. Todo se volvía un episodio.

"Fue mi primer hijo, así que pensé que no estábamos haciendo algo bien," dice la mamá de Blake. "Familia y amigos fueron rápidamente a ofrecer sugerencias. Leí cada libro sobre disciplina y mi esposo y yo estábamos exhaustos de cada estrategia de comportamiento que conocíamos. Intentamos razonar, tomar otra dirección, tomar descansos, dar de nalgadas, hacer perder los privilegios. Nada parecía hacer la diferencia."

Desde que Blake tenía 18 meses de edad, con frecuencia las actividades diarias tales como vestirse, desayunar, jugar con juguetes e ir a la escuela ocasionaban una crisis emocional. El comportamiento variaba, pero frecuentemente se caracterizaba por gritos, golpes, golpes en la cabeza y tirar cualquier objeto que tenía a su alcance. Se le expulsó de dos programas preescolares y tenía problemas constantemente en el transcurso de sus primeros años de la primaria. Como consecuencia de su comportamiento, frecuentemente se le aislaba de sus coetáneos y se le etiquetaba como un problema de disciplina.

"Teníamos miedo de nuestro propio hijo. Una vez cuando tenía siete años se puso tan furioso por ir a la cama que tomó a su gato por el cuello y lo arrojó por la ventana." Después de siete años de constante confusión, los padres de Blake decidieron buscar ayuda profesional.

Signos de Advertencia de Que Se Necesita Ayuda Profesional

  • Berrinches o "crisis emocionales" explosivos
  • Irritabilidad o irreflexión extrema
  • Agresión física
  • Pelea
  • Amenazas hacia sí mismo u otras personas
  • Intentos por lastimarse a sí mismo u otras personas
  • Uso de armas
  • Crueldad hacia los animales
  • Creación de incendios
  • Destrucción de propiedad y vandalismo
  • Pánico

Siempre que estos comportamientos se observan en los niños, se debe buscar inmediatamente ayuda de un profesional de la salud mental calificado, tales como un terapeuta infantil, psicólogo o psiquiatra. El tratamiento temprano puede hacer la diferencia.

Busque Ayuda Entre Más Rápido Mejor

De acuerdo con la consejera, la Dra. Kay Schrader, los padres deben buscar ayuda de un profesional de la salud mental cuando encuentran que las estrategias de control de comportamiento no son efectivas para enseñarle al hijo formas apropiadas para expresar la ira. Le sugiere a los padres que soliciten ayuda cuando se den cuenta de que la expresión de ira no puede llevarse a un rango aceptable o que los coetáneos rechazan al niño debido al comportamiento.

La intervención temprana es importante para tener éxito en el tratamiento, dice la Dra. Schrader. Entre más tiempo se tarde en tratar el comportamiento, se llegará a afianzar más y será más difícil de tratar.

Investigación muestra que es muy probable que el futuro de los niños que no pueden controlar su expresión de ira sea infeliz, poco productivo y destructivo si no reciben pronto tratamiento exhaustivo y actual. Sin tratamiento, tienen dificultad para ajustarse a las demandas de la edad adulta, mantener un trabajo, formar y mantener relaciones saludables. Este pozo sin fondo lleva al comportamiento violento que da como resultado consecuencias legales.

Seleccionando un Terapeuta

Los padres pueden solicitar una canalización de su médico, consejero escolar o llamar al número de su tarjeta de seguro para obtener médicos aprobados. Pregunte sobre la capacitación, educación, experiencia y filosofía del terapeuta. La terapia es un trabajo difícil. Por lo tanto, es importante que usted y el terapeuta trabajen hacia el mismo objetivo y tengan una relación con base en el respeto y confianza mutuos. La capacitación especializada en las áreas de desarrollo infantil, control de ira y habilidades de crianza es especialmente beneficiosa.

Métodos de Tratamiento

El tratamiento depende de las características únicas del niño y la gravedad de los comportamientos. Para el terapeuta es común empezar solicitando información de otros especialistas médicos, del niño, familia, profesores y cuidadores. Entender la raíz de la ira y los factores que contribuyen al comportamiento apropiado proporcionará la dirección hacia el tratamiento más efectivo.

  • Terapia
  • La habilidad para desarrollar tareas de resolución del problema y control de ira, terapia conductual y fisioterapia son métodos comunes que los profesionales utilizan para ayudar a los niños a expresar y controlar su ira más apropiadamente.
  • Medicamento
  • El medicamento es otro medio de tratamiento, especialmente cuando se determina que los arrebatos de ira incontrolados del niño se relacionan con los problemas de atención, incapacidad para tolerar la frustración o el cambio, los trastornos psiquiátricos o la inestabilidad extrema de humor. Debido a que con frecuencia los medicamentos vienen acompañados con efectos secundarios, el terapeuta, la familia y el niño deben estar de acuerdo en que esto es la mejor opción para el mejoramiento.
  • Terapia de Pacientes Internados
  • En casos extremos, el tratamiento podría involucrar el retiro del niño de la casa y/o entorno escolar para proporcionar más estructura e intervención intensa. Es muy importante que la familia y el personal escolar continúen involucrándose con la terapia con el fin de que puedan proporcionar el apoyo necesario cuando el niño regrese a su ambiente del hogar.

Ayudando a la Familia

La mayoría de los terapeutas trabajan con otros miembros de la familia así como también el niño con el problema identificado. El comportamiento del niño impone gran estrés en las relaciones dentro de la familia. También, criar a un niño difícil requiere habilidades de crianza más avanzados que la mayoría de los padres tienen que aprender.

Trabajando Con la Escuela

Responder a las presiones de la escuela (frustración académica, presión de coetáneos, burlas, rechazo social, aislamiento) es un reto para cualquier niño, especialmente para uno que tiene dificultad para controlar la ira. Los padres y profesores deben trabajar juntos para proporcionar apoyo mutuo para el niño. La consistencia es importante.

Si un profesional de la salud mental le ha diagnosticado a su hijo una discapacidad emocional, se requiere que la escuela proporcione asistencia si la discapacidad afecta el desempeño escolar. Se desarrollará un PEI (Plan de Educación Individualizado) para determinar cuál es el apoyo que se necesita para ayudar a que el niño tenga éxito en la escuela. El terapeuta, el consejero escolar, el profesor de educación especial, el profesor de salón de clase, los padres y el niño deben ingresar al PEI. Se le podría pedir al profesor que utilice estrategias de control de comportamiento específicos con el niño para apoyar el plan de tratamiento. Cuando los padres y educadores trabajan juntos, mejoran la oportunidad del niño a tener éxito en la escuela, tanto académica como socialmente.

El Futuro de Su Hijo

Con frecuencia el tratamiento es un largo proceso debido a que lleva tiempo establecer nuevas actitudes y hábitos, pero la inversión vale la pena. El tratamiento ofrece esperanza para tener un futuro brillante y productivo.

Fuentes Adicionales:

American Academy of Child and Adolescent Psychiatry
http://www.aacap.org

National Network for Child Care
http://www.nncc.org

Referencias:

Hughes R. Helping children deal with anger at friends. Ohio State University website.
Disponible en: http://fcs.osu.edu/hdfs/yc/index.htm . Accedido marzo 3, 2008.

Hughes R. Helping children deal with anger at parents. Ohio State University website. Disponible en: http://fcs.osu.edu/hdfs/yc/index.htm . Accedido marzo 3, 2008.

Massey M. Early Childhood Violence Prevention. ERIC Digest. Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education. October 1998.



Last reviewed REVIEW IN PROGRESS by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×