Share this page

Health Library

Diabetes y Mala Conducta: ¡Revise Sus Niveles de Azúcar en la Sangre!


Los síntomas de la diabetes juvenil mal controlada podrían causar comportamientos que se pueden percibir como rebeldes o irritables. La educación de todos los involucrados (familia, doctores, profesores, enfermeras y amigos de la escuela) es la mejor forma para regular la conducta.

Diabetes Tipo 1 en Resumen

La causa de la diabetes juvenil, también conocida como diabetes tipo 1, es la incapacidad del páncreas para secretar cierta cantidad o suficiente insulina - la hormona responsable para dejar que la glucosa entre en las células del cuerpo. Bajo condiciones normales, el cuerpo metaboliza el azúcar en glucosa y ésta viaja a través del torrente sanguíneo como energía para las células del cuerpo. Con la ayuda de la insulina, la glucosa entra libremente a las células con el fin de que sean utilizadas principalmente como energía. Si no está disponible la insulina (como es el caso de la diabetes juvenil) la glucosa no puede entrar a las células y continúa viajando en la sangre acumulándose con el paso del tiempo.

Los síntomas típicos de la diabetes ocurren a medida que la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo y causa un desequilibrio entre la glucosa en la sangre y la glucosa en las células. La fluctuación resultante en los niveles hormonales afecta el comportamiento. Aunque no existe cura, los síntomas se pueden controlar con inyecciones diarias de insulina, para reemplazar lo que el páncreas no produce.

Reconociendo los Síntomas

La primera indicación de un padre de que un niño podría padecer diabetes juvenil es la incidencia de uno o más de los siguientes síntomas típicos:

  • Dolores de cabeza
  • Aumento en la sed
  • Aumento en el hambre
  • Micción frecuente
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Heridas que no sanan
  • Fatiga extrema inexplicable
  • Debilidad o mareo
  • Visión borrosa
  • Aliento con olor a frutas
  • Irritabilidad
  • Sudor a temperaturas ligeras
  • Confusión
  • Vómito

Control en la Escuela

Aunque muchos padres encuentran que sus hijos diabéticos reciben tanto excelente educación como control en el interior de la escuela con respecto a su diabetes, otras personas reportan una variedad de problemas.

Un padre cuenta la historia de su hijo que está en quinto grado que se cambio de una pequeña escuela privada familiar a una escuela pública grande. Le dio al secretario de admisiones un paquete informativo sobre la diabetes de su hijo y se aseguró de que observaran cuidadosamente a su hijo. Después descubrió que un decreto de privacidad no familiar impedía a varios profesores y trabajadores escolares estar informados del padecimiento de su hijo.

Alarmada por recibir una boleta de calificaciones de la mitad del trimestre con bajas calificaciones de su hijo (quien anteriormente había sido un estudiante de honor) programó una conferencia de profesores. Se asombró al darse cuenta que el profesor de ciencias observó a su hijo como pasivamente rebelde y un niño que soñaba despierto. Resultó que su hijo temía que le negaran el permiso para tomar su refrigerio con anticipación en la clase a media mañana. En el momento que llegó a la clase de ciencias (justo antes del almuerzo), sus niveles de glucosa disminuyeron peligrosamente, causando que padeciera confusión y desorientación.

Saber Qué Buscar

El Dr. John Germak lidia con situaciones similares como endocrinólogo pediátrico en el Children's Medical Center of Dallas. Recomienda a los padres de niños diabéticos a que "Tengan cuidado de cualquier cambio repentino en el comportamiento."

Si un niño normalmente tranquilo de repente se vuelve escandaloso e incontrolable, revise su nivel de azúcar en la sangre. O, si un niño normalmente activo de repente parece desanimado o tranquilo, revise su nivel de azúcar en la sangre.

"Los niveles bajos de azúcar en la sangre son los más importantes que hay que reconocer," dice el Dr. Larry Deeb, director médico del Diabetes Center of Tallahassee Memorial Hospital. "Cualquier cambio de conducta es importante. A medida que los niveles de azúcar en la sangre disminuyen, también lo hace la capacidad para pensar... y si se deja sin revisar, puede llevar al coma. Pero, puede ser sutil, confuso," él explica, "...tal vez una respuesta ridícula o tonta en alguien que solía ser un buen estudiante. Algunos niños se vuelven sucios, irritables o tienen mal genio. Los he visto retraídos, distraídos hasta incluso somnolientos."

La Comunicación Es la Clave

La clave para el buen control de la diabetes en la escuela es instruir al profesor y a la enfermera escolar. Actualmente, los profesores lidian con clases abarrotadas, así observar el comportamiento de un estudiante en particular puede ser desafiante. El Dr. Germak recomienda tener contacto con cada profesor al inicio del año escolar para indicar los patrones de conducta típicos del niño con el fin de que estén enterados de lo que pueden esperar. En cualquier momento en que un niño se vuelve sorprendentemente desanimado o excesivamente irritable, es la ocasión para revisar su nivel de glucosa en la sangre. Después de ajustar los resultados con las conductas en particular, el profesor debe acostumbrarse a los signos de advertencia.

Gloria Young, una educadora de diabetes certificada que se especializa en endocrinología pediátrica, enfatiza la importancia de mantener contacto en curso con los profesores del niño. También exhorta a los padres a programar una conferencia con el director, profesor y enfermera de la escuela para resolver conflictos con los profesores que son renuentes para reconocer que los cambios de conducta podrían estar relacionados con los niveles anormales de glucosa en la sangre. También existen leyes que ayudan a los niños con enfermedades crónicas a obtener educación gratuita y apropiada si los padres pueden demostrar que la enfermedad de su hijo afecta adversamente su desempeño escolar.

Incluso Es Más Difícil Para los Adolescentes

El asunto de los niveles de glucosa en la sangre que afecta el comportamiento y los estados de ánimo llega a ser cada vez más importante en el transcurso de la pubertad. El aumento de los niveles hormonales complican más el panorama, causando fluctuaciones que no se pueden anticipar simplemente observando el consumo dietético, mientras que los comportamientos estereotípicos de los adolescentes incluso complican más el asunto. Por ejemplo, un adolescente con una actitud desorientada o confundida, se le podría considerar de manera errónea como una persona con problemas de drogadicción o alcoholismo. Puede ser desafiante educar a los profesores de secundaria y preparatoria de su hijo cada vez que cambia de profesores, pero vale la pena el esfuerzo.

¿Cómo Puede Usted Evitar Estas Situaciones Problemáticas?

Instrúyase
Es importante que entienda el padecimiento de su hijo, debido a que usted es el responsable de su seguridad. Además, el personal médico que no controla regularmente a las personas con diabetes tipo 1 puede cometer errores (y lo hace).

Enseñe a los Profesores
Haga un paquete informativo para cada nuevo profesor de su hijo cada año. Programe conferencias periódicamente. Acompañe a su hijo a sus clases en excursiones de campo y vuélvase activo en las organizaciones de padre-profesor. También, conozca a los amigos de su hijo y enséñeles a reconocer insinuaciones sutiles que indiquen que los niveles de glucosa del niño podrían estar aumentando o disminuyendo.

Haga Amigos
Programe estadías en campamentos o talleres para su hijo con otros niños que padezcan diabetes. Cuando llega el momento en que la "adaptación" es tan importante, es vital que su hijo interactúe con otros niños que comparten algunos de los mismos retos.

Observe el Padecimiento Detenidamente
Sea diligente al observar los niveles de glucosa en la sangre y consumo alimenticio de su hijo. Algunas veces los niños se desvían del régimen prescrito a medida que se vuelven más independientes y podrían incluso mentir sobre las lecturas del medidor. También podrían intentar inyectarse insulina adicional para encubrir el comer excesivamente con los amigos. Las complicaciones del control errático podrían no presentarse durante varios años, pero cuando lo hacen, pueden ser devastadoras.

Esté Consciente de la Programación
Cuando ocurre una reacción diabética no es el momento para discutir la situación con su hijo. Cuando los niveles de glucosa en la sangre están bajos, el niño es incapaz de pensar claramente.

En este momento, no existe cura para la diabetes tipo 1, aunque investigadores están haciendo grandes avances. Aunque es una enfermedad para toda la vida, se puede controlar para permitirle tener una vida feliz y saludable. Debido a que los años formativos son críticos, es su responsabilidad ayudar a su hijo a aceptar y controlar la enfermedad.

Fuentes Adicionales:

Children with Diabetes
http://www.childrenwithdiabetes.com

Juvenile Diabetes Research Foundation International
http://www.jdf.org

FUENTES DE INFORMACIÓN CANADIENSES:

About Kids Health
http://www.aboutkidshealth.ca

Canadian Diabetes Association
http://www.diabetes.ca/

Referencias:

Barrett JC, Goodwin DK, Kendrick O. Nursing, food service, and the child with diabetes [Review]. J Sch Nurs . 2002 Jun;18(3):150-6.

McCarthy AM, Lindgren S, Mengeling MA, et al. Effects of diabetes on learning in children. Pediatrics . 2002 Jan;109(1):E9.

Roche, EF, Menon, A, Gill, D, Hoey, H. Clinical presentation of type 1 diabetes. Pediatr Diabetes . 2005; 6:75.



Last reviewed REVIEW IN PROGRESS by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×