Share this page

Health Library

Dulces sueños: El mundo del sueño infantil

sleeping child
El desarrollo saludable de un niño requiere descanso suficiente. Por lo tanto, cuando un niño pequeño no puede dormirse a una hora apropiada, sufren tanto los padres y como el niño.

Idealmente, el proceso empieza con un bostezo y quizá un cuento en las primeras horas de la noche. Pero con frecuencia se convierte en una sucesión de vasos de agua, galletas, bocadillos, quizá otro cuento, algunas oraciones, más besos de mamá, papá, la abuela, el abuelo, e incluso la mascota. Luego quiere más agua y recuerda súbitamente dos o tres anécdotas del ajetreado día.

La habitación está por momentos demasiado caliente, demasiado fría, demasiado viciada y llena de monstruos que se arrastran desde los armarios y debajo de la cama. La puerta de la habitación se abre y se cierra más veces que la puerta de un autobús a la hora pico. Cerca de las 10 p. m., las 10:30 o incluso las 11:00, los nervios de los atareados padres empiezan a crisparse, y la ira se hace evidente. Las voces de los adultos empiezan a elevarse mientras que los ojos del pequeño se llenan de lágrimas.

¿Para qué luchar? ¿Es tan importante el sueño?

Sin importar cómo se duerman, los sueños de los niños no sólo son dulces. El descanso es absolutamente necesario para un desarrollo saludable.

Un estudio sobre personas privadas de sueño reveló que las defensas inmunitarias del cuerpo se ven afectadas cuando no se duerme lo necesario. Los investigadores piensan que el sueño, como la fiebre, puede representar un mecanismo de defensa básico de nuestros cuerpos.

Si bien los estudios de observación no permiten establecer si la mala calidad de sueño es una causa o un resultado de la depresión y la baja autoestima, otros investigadores han relacionado la falta de sueño en niños pequeños con una serie de complicaciones diurnas. Estas incluyen hiperactividad, problemas de conducta, dificultad para aprender y la condición más temida por todos los padres: el niño malhumorado. La alteración del sueño y los trastornos de conducta infantiles probablemente estén relacionados, aunque generalmente no es posible decir con precisión qué causa qué.

Aprovechamiento del tiempo de transición

child in bath
Como muchos padres trabajan y todos los integrantes del hogar se levantan temprano, la hora de dormir es más importante que nunca. "Para lograr que los niños vayan a la cama a tiempo, el adulto debe ser consistente", dice Arthur Maron, MD, pediatra y director de educación médica para graduados del Centro Médico St. Barnabas en Livingston, Nueva Jersey. "Los niños deben saber que hoy, mañana y la noche siguiente, la hora de ir a la cama es a las 8:00 p.m.". Pero es posible que el simple hecho de saber las reglas no cambie el comportamiento de los niños, a menos que los padres sean creativos en sus técnicas para implementar la hora de ir a la cama.

Una técnica útil recomendada por los expertos es utilizar eficazmente el "tiempo de transición" entre las actividades normales de la tarde y la hora de dormir. Las actividades tranquilas tales como contar un cuento antes de ir a dormir, rezar oraciones, cantar, tomar un baño caliente, recibir un abrazo y charlar tranquilamente son adecuadas para el tiempo de transición. Muchos niños tienen un osito de peluche favorito o un juguete que asocian con el ir a la cama cada noche.

Deben evitarse las luchas y los juegos agresivos, los videos emocionantes o los programas de televisión violentos justo antes de ir a la cama. Por otro lado, el ejercicio es muy importante para crear la clase de fatiga que conduce a una buena noche de sueño. Por varias razones, muchos niños no tienen oportunidades adecuadas para hacer ejercicio durante el día. Aumentar el ejercicio, pero no en las horas de transición, puede ser una buena técnica para mejorar el sueño en algunos niños.

Y no olvide el vaso de leche caliente a la hora de dormir, especialmente si se le sigue con un buen cepillado dental.

No se convierta en un asistente del sueño

La cantidad de sueño que necesita un niño puede variar según el niño. Entonces, depende de los padres determinar la cantidad exacta de descanso que necesitan sus hijos. En promedio, los niños de seis a nueve años pueden precisar alrededor de 10 horas de sueño durante la noche, mientras que los niños de 10 a 12 años necesitan un poco más de nueve horas.

"Establezca una rutina para ir a la cama cuando el niño es pequeño y apéguese a ella" dice el Dr. Donald Shifrin, MD, profesor clínico asociado de pediatría en la Universidad de Washington en Seattle. "Es más fácil lidiar con un poco de alboroto ahora que con una potente rabieta más adelante. Y no use la televisión como aparato de transición. Para los niños pequeños, la televisión debe ser una actividad diurna." "Con demasiada frecuencia, los niños piensan que los padres son sus 'asistentes del sueño'", dice el Dr. Shifrin. "Si usted adquiere el mal hábito de recostarse con el niño para que se duerma, esto será un requisito de ahí en adelante. Cada vez que el niño se despierte, esperará ver a papá o mamá con el."

Los padres deben pensar que ellos mismos son "asistentes adormecidos" que ayudan a preparar el estado de ánimo para una buena noche de sueño. La American Academy of Pediatrics recomienda esperar un rato cuando el niño lo llama desde su cama. ¿Para qué? Para darle la oportunidad al niño de dormirse por sí mismo cada vez que lo llame. Luego, ubíquese más lejos de la cama del niño cada vez que vaya a su cuarto. Muy pronto podrá simplemente contestarle desde un cuarto cercano.

Lleve un diario del sueño

Si cree que su niño puede tener problemas de sueño, la American Academy of Pediatrics recomienda llevar un diario del sueño. Ray Coleman, MD, de Washington D.C., un experto en el sueño infantil, ofrece un consejo: "Lleve un registro para el médico donde indique dónde duerme el niño, a qué hora se acuesta, cuánto tiempo tarda en dormirse, a qué hora se levanta por la mañana, la hora y duración de sus siestas y, si se despierta de noche, qué hace usted para consolarlo, cambios o acontecimientos estresantes en el hogar e incluso la hora en que los adultos se van a la cama." Los acontecimientos estresantes que deben anotarse en el diario del sueño incluyen el nacimiento de un nuevo hermano, un cambio de maestra o escuela, las peleas entre los padres, un divorcio y una muerte en la familia.

También tenga en cuenta lo que pasa durante el día. ¿Duerme mucho el niño durante el día? ¿Está sobreestimulado por ver demasiada televisión o por jugar mucho con juegos de video? Registre esta información en el diario del sueño que podría enseñarle al pediatra de su hijo.

Si se controlan la sobreestimulación y otros factores, la hora de dormir no tiene que ser el momento más difícil del día.

RESOURCES:

American Academy of Pediatrics
http://www.aap.org/

The American Academy of Sleep Medicine
http://www.sleepeducation.com/

Kids' Health
http://kidshealth.org/

The National Sleep Foundation
http://www.sleepfoundation.org/

CANADIAN RESOURCES:

About Kids Health
http://www.aboutkidshealth.ca/

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca/index-eng.php

References:

American Academy of Pediatrics. Sleep problems in children: guidelines for parents. American Academy of Pediatrics website. Available at: http://www.aap.org/ .

American Academy of Sleep Medicine. International classification of sleep disorders . 2nd ed. Diagnostic and coding manual. Westchester, IL: American Academy of Sleep Medicine; 2005.

Better Sleep Council . Parent/child sleep guide. The Better Sleep Council website. Available at: http://www.bettersleep.org/ .

Better Sleep Council. Sleep tips for teens. The Better Sleep Council website. Available at: http://www.bettersleep.org/ .

Kids' Health. All about sleep. Kids' Health website. Available at: http://kidshealth.org/parent/general/sleep/sleep.html# . Accessed March 16, 2010.

Weissbluth M. Naps in children: 6 months-7 years. Sleep . 1995;18:82-87.



Last reviewed REVIEW IN PROGRESS by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×