Share this page

Health Library

Preocupaciones Únicas al Sufrir una Pérdida Repentina

La pérdida repentina de un ser querido puede se una de las cosas más dolorosas y difíciles de superar. Pero, los expertos dicen que no hay un forma correcta de sufrir.


"Siempre hay dos partes en la muerte, dijo el afamado historiador británico Arnold Toynbee, "la persona que fallece y los sobrevivientes que están desconsolados...y en el reparto del sufrimiento, el sobreviviente toma el dolor."

Cualquier pérdida de un ser querido es trágica y dolorosa, pero cuando la muerte se presenta de una forma repentina e inesperada como un accidente, desastre natural, suicidio o asesinato, las reacciones de los sobrevivientes para sobrellevar con su dolor son más intensas y variadas que podrían estar siguiendo a la muerte que ocurre después de una enfermedad prolongada. Una pérdida inesperada trae consigo factores que no existen normalmente cuando se anticipa la muerte. No sólo los sobrevivientes deben sobrellevar sentimientos de dolor, sino con frecuencia tienen que afrontar la intrusión a su luto por parte de los medios de comunicación o los caprichos y lentitud del sistema de justicia criminal. Otros factores que se suman a la carga de una muerte inesperada son la falta de una oportunidad para despedirse o planear el futuro financiero de la familia que se dejó atrás.

Sin Tiempo para Prepararse

Donald Mossman, PhD, director de los estudios de licenciatura de Concordia College en Michigan y maestro de un curso universitario muerte y agonía, identifica otro factor, el cual con frecuencia es pasado por alto por los sobrevivientes de la pérdida repentina y sus cuidadores. A pesar de la causa, una muerte repentina priva a los sobrevivientes de lo que Mossman llama duelo anticipatorio . Éste es el duelo que comienza cuando un ser querido es diagnosticado con una enfermedad terminal. Ayuda a preparar al sobreviviente para la perdida cercana y reduce la intensidad de la reacción psicológica a la muerte eventual.

Muerte Violenta

La mente tiene problemas para comprender la muerte violenta repentina. Las muertes que involucran violencia o mutilación engendran sentimientos espantosos en los sobrevivientes, que varían del terror a la ansiedad y de la ansiedad a la impotencia, haciéndolos particularmente traumáticos. Con frecuencia la violencia del acto que provoca la muerte, levanta sentimientos fuertes de hostilidad en el doliente, provocando un conflicto interno severo que lleva a la culpa, vergüenza o depresión.

Suicido

Los miembros de la familia de alguien que ha cometido suicidio también enfrentan cargas especiales. De acuerdo con Judith M. Stillion, PhD, una profesora de psicología en Western Carolina University, muchos sobrevivientes de la familia del suicida tienen niveles más altos de culpabilidad, vergüenza e ira que los sobrevivientes que sufrieron de una pérdida repentina por otras causas. Las personas que sufren una pérdida por suicidio con frecuencia se quedan con preguntas, como por qué sus seres queridos se suicidaron y qué, si acaso, podrían haber hecho para prevenir el suicidio. Frecuentemente estas preguntas son incontestables y pueden prolongar el proceso de sufrimiento y aceptar la pérdida.

Causas "Naturales"

Los ataques cardiacos y apoplejías son las mayores causas de muerte en este país y estas muertes son con frecuencia repentinas e inesperadas. La pérdida repentina de un ser querido, incluso por causas "naturales," puede ser tan inesperada y devastadora para los sobrevivientes como la muerte de un ser querido por un asesinato o un accidente.

Retos Emocionales

Lo que la mayoría, si no todos, de las personas que sufren una pérdida repentina tienen en común son una serie de retos emocionales, incluyendo:

  • Interrupción en el funcionamiento de la familia
  • Nueva definición de responsabilidades y papeles dentro de la familia
  • Retos a los sistemas de creencia de los sobrevivientes
  • Cambio financiero
  • Intromisión pública a angustia privada
  • Falta de oportunidad para despedirse y resolver otros asuntos inconclusos con el difunto
  • Heridas, con frecuencia involuntarias, ocasionadas por las palabras bien intencionadas y acciones de otros miembros de la familia y amigos

Las Seis R

Therese A. Rando, PhD, es una psicóloga de Rhode Island que se especializa en asesoría en pérdida y duelo. Ella ha identificado seis procesos de luto que los sobrevivientes de cualquier pérdida deben superar para lograr un alojamiento saludable de la pérdida. Sin embargo, Rando reconoce que los sobrevivientes de muerte repentina con frecuencia tienen un momento más difícil con uno o más de los procesos, los cuales ella identifica como "las seis R."

Estos procesos son:

  1. Reconocer la pérdida - Reconocer que la pérdida ha ocurrido y entenderla.
  2. Reaccionar a la separación - Los sobrevivientes deben permitirse experimentar el dolor y expresar sus sentimientos de pérdida.
  3. Recordar y experimentar nuevamente al difunto y a la relación - Sin embargo, los recuerdos deberían ser realistas, tanto buenos como no tan buenos.
  4. Renunciar a las viejas pertenencias que hacen recordar al difunto - Esto involucra las pertenencias del difunto, no a las pertenencias de los sobrevivientes o a los sentimientos hacia el difunto. Por ejemplo, sólo porque la ropa del difunto ha sido donada a la caridad no significa que todos los recuerdos también han sido desechados.
  5. Re-ajustar para adaptarse al nuevo mundo - Rando sugiere que esto se debe realizar a través de los sobrevivientes adoptando nuevas formas para continuar con sus vidas sin olvidar las pasadas. The Hospice Foundation of America (HFA), dice que los sobrevivientes nunca separan completamente sus sentimientos por el difunto y que sufrir no debería plantearse como un medio para dejar ir a la persona que murió.
  6. Re-invertir - Los sobrevivientes necesitan volver a establecer sentimientos personales cercanos son los vivos.
No Existe Forma "Correcta" para Compadecer

Los sobrevivientes necesitan ser pacientes consigo mismos. El luto es un proceso individual que debería realizarse al paso del sobreviviente y no ser dictado por los amigos o familia. Elizabeth K. Carll, PhD, una psicóloga que se especializa en trauma, violencia y relaciones familiares, cree que no hay enfoque "modelo" para el proceso de sufrimiento.

La HFA, así como también la Dra. Carll, desacreditan la teoría de que nos recuperamos lenta y predeciblemente del dolor. La HFA denomina la pena como "un proceso irregular" sin línea de tiempo. La Dra. Carll enfatiza que las circunstancias de la pérdida así como las fechas de aniversario de la pérdida son significativas para los sobrevivientes y deberían reconocerse.

La HFA también dice que los dolientes necesitan oportunidades para compartir sus recuerdos y dolor. No se les debe dejar solos y ellos en realidad necesitan apoyo. No le diga a los sobrevivientes que olviden la pérdida o que se mantengan ocupados.

Volviéndose Activo Otra Vez

La Dra. Carll recomienda que los sobrevivientes de la pérdida repentina traten de no pensar demasiado en la negatividad del suceso, sino volver su respuesta a la pérdida en una experiencia positiva y activa. Ella sugiere que un sobreviviente que sufre la pérdida de un ser querido por un accidente haga campaña a favor de regularizaciones de seguridad más firmes. La familia de una víctima de asesinato podría hacer una campaña a favor de los derechos de la víctima. Y un sobreviviente podría responder positivamente a una pérdida repentina causada por una enfermedad al volverse activo en la lucha contra la enfermedad.

Nadie experimenta o afronta una pérdida de la misma manera, pero cuando la pérdida es repentina y violenta, las características emocionales y conductuales se intensifican. Es esta intensidad la que debe enfocarse de manera que las reacciones normales al trauma psicológico de la pérdida repentina no se conviertan en el fundamento de un estilo de vida disfuncional para los sobrevivientes.

Fuentes Adicionales:

American Psychological Association
http://www.apa.org/

Mental Health America
http://www.nmha.org/

Fuentes Adicionales:

Canadian Mental Health Association
http://www.cmha.ca/bins/index.asp/

Mental Health
Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca/hl-vs/mental/index-eng.php

Referencias:

Doka KJ. Living With Grief After Sudden Loss . Taylor & Francis; 1996.

Horowitz M. Stress Response Syndromes , 2nd ed. Jason Aronson; 1986.

Raphael B. The Anatomy of Bereavement . Basic Books; 1983.

Redmond L Surviving When Someone You Love Was Murdered: Professionals Guide to Group Therapy For Family and Friends of Murder Victims . Psychological Consultation; 1989.

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×