Share this page

Health Library

El Tartamudeo Puede Detenerse


¿Qué tienen en común James Earl Jones, William Buckley y John Stossel? Todos dependen de hablar para hacer sus trabajos. Y todos tartamudean.

Entre el 4 al 5% de la población experimenta tartamudeo y la mayoría son hombres. Tartamudear es cuatro veces más común entre hombres que en mujeres, un fenómeno que no está totalmente entendido. Es más, los investigadores no han determinado la causa exacta del tartamudeo. Una cosa es cierta: tartamudear es vergonzoso y frustrante para muchos hombres y puede controlar sus vidas.

"Muchos hombres que tartamudean escogen profesiones en las cuales no tienen que hablar o hablan poco," dice Barry Guitar, PhD, terapeuta y presidente del departamento de ciencias de la comunicación en the University of Vermont. "Son menos propensos a buscar mejores trabajos o un aumento de rango porque a menudo están acompañados por más oportunidades de hablar." Tartamudear también dificulta la buena voluntad de los hombres para socializar.

¿Qué es Tartamudear?

Tartamudear se describe comúnmente como una enfermedad en la cual el flujo del habla se rompe por oclusiones anormales, repeticiones o prolongación de sonidos y sílabas. Tartamudear, aunque no es la peor de las discapacidades, ciertamente puede ser una de las más frustrantes. A diferencia de otras incapacidades, tartamudear tiene el hábito difícil de explicar y exasperante que aparece y desaparece. Incluso si tartamudea mucho, existe la posibilidad de que usted se exprese con perfecta fluidez cuando cante, hable al unísono con otras personas y en ciertas situaciones de habla.

Arriba del 80% de tartamudeo se clasifica como causas de problemas de desarrollo y el 20% restante debido a causas neurológicas o psicogénicas menos comunes. Aunque muchas teorías psicológicas han avanzado para explicar el tartamudeo, hay evidencia creciente que al menos un poco de tartamudeo se debe a señales de coordinación fallidas entre las áreas del cerebro que controlan los movimientos del habla. Estos descubrimientos sugieren que tartamudear es un problema neurológico, no uno fundamentalmente psicológico. Los estudios recientes que usan fármacos que modifican varios sistemas neurotransmisores en el cerebro sugieren que el tartamudeo podría estar influido por el sistema de la dopamina. Otros estudios que usan imágenes del cerebro funcional han mostrado evidencia sólida de la coordinación dañada entre los centros cerebrales. Los estudios de imágenes también han sido usados cada vez más para evaluar la efectividad de los tratamientos para el tartamudeo.

¿Por Qué en Hombres Más Que en Mujeres?

Según Peter Ramig, PhD, profesor de la patología del habla en the University of Colorado o y terapeuta, "Los varones tienden a retrasarse más en el habla y lenguaje que las mujeres de la misma edad. De este modo los varones tienen un déficit cuando se trata del desarrollo del habla y lenguaje."

El Dr. Guitar explica que los centros del habla y del lenguaje en los cerebros de los varones se localizan en el hemisferio izquierdo. En las mujeres, se distribuyen en ambos hemisferios, lo cual les da más flexibilidad. Las capacidades del habla y del lenguaje de aquellos que tartamudean cambian en parte al hemisferio derecho. "Si los estudios pueden generalizarse," dice el Dr. Guitar, "significa que no es gran problema para las mujeres porque tienen la estructura celular para manejar el habla y el lenguaje en el hemisferio derecho, pero los hombres tienen menos capacidad."

Más Que la Herencia

Mientras que el tartamudeo ha sido admitido como un trastorno familiar, la naturaleza real de un componente genético permanece poco claro para los científicos. Según el profesor Ehud Yairi en the University of Illinois en Urbana-Champaign, "Parece que el 40% de los niños que tartamudean tienen a alguien en su familia directa con antecedentes de tartamudeo y el 70 por ciento tiene una familia inmediata o extensa con una historia de tartamudeo."

La investigación apoya la teoría que el tartamudeo se hereda, pero como explica el Dr. Raming, "No hay duda de eso por lo que experimentamos como personas que tartamudeamos (siendo diferentes, sintiéndonos diferentes, teniendo menos autoestima) que aquellas experiencias que llevan a subproductos psicológicos. Empieza a temer situaciones de habla, diciendo su nombre, haciendo llamadas telefónicas. Cuando es temeroso, sus músculos se tensan. La tensión muscular incrementa el tartamudeo y lo empeora."

Junto con las dificultades vocales, aquellos que tartamudean a menudo saludan con la cabeza, aprietan su puño y parpadean en un intento por sacar a la fuerza las palabras. Estos gestos hacen aquellos que tartamudean más autoconcientes.

Hombres Buscando Terapia

El Dr. Raming explica que "no es poco usual ver a los hombres que tartamudean que estén desanimados . . . que piensan que no pueden cambiar. Pero es muy raro para mí ver a una persona que tartamudea que no pueda hacer un cambio si consigue la terapia o grupo de apoyo correcto."

"Muchos de nosotros que tartamudean ya no están discapacitados por esto," dice el Dr. Raming. "A veces es provocado, pero incluso después es mínimo en comparación con lo que solía ser."

"El peor enemigo del tartamudeo es la persona que tartamudea," dice el Dr. Raming. "La gente quiere presionarse y forzarse para superarlo. Presionarse y forzarse empeora el tartamudeo." En vez de usar la fuerza, algunos hombres usan el humor. Según se informa, cuando era joven, el actor Bruce Willis usaba el humor para ayudarse a pasar momentos vergonzosos.

Muchos hombres buscan tratamiento cuando alcanzan un momento decisivo en sus vidas, tal como:

  • Ir a la universidad donde tartamudear podría reprimirlos social y académicamente.
  • Buscar un ascenso profesional, el cual a menudo implica mayores habilidades de comunicación
  • Graduarse de la universidad y afrontar el mercado laboral y las entrevistas
  • Ser rechazados o sospechar que fueron rechazados de a un ascenso debido a que tartamudean

Algunos hombres buscan ayuda cuando empiezan una familia, porque tienen miedo que sus hijos pudieran aprender a tartamudear como ellos. Esto es un miedo infundado. "No creemos que la gente que tartamudea lo aprenda de alguien más que lo hace," dice el Dr. Raming.

Tipos de Terapia

Dos enfoques terapéuticos se usan por el Dr. Raming para tratar a la gente que tartamudea. Las combinaciones de estos enfoques también podrían emplearse.

  • La Formación de Fluidez , la cual le enseña a la gente a no tartamudear, "no es realista como nos gustaría pensar," dice el Dr. Raming. "La gente que ya tartamudea tiene un basta gama de trucos; que en realidad empeoran el tartamudeo con el tiempo." La formación de fluidez intenta que la gente desacelere y cambie su respiración. "Para los individuos que son más crónicos, esta formación no funciona," dice el Dr. Raming.
  • La Terapia de Modificación , ayuda a la gente a aprender a confrontar sus miedos sobre tartamudear en vez de evitarlos. Este enfoque les permite tartamudear de manera más fácil, hacia adelante y suelta. "Por medio de confrontar el tartamudeo confronta sus miedos," explica el Dr. Raming. " A medida que confronta sus miedos se vuelve menos miedoso. La recompensa es mucho más fluidez después."

Hay sin embargo, múltiples terapias las cuales han sido propuestas para el tartamudeo y muchas de estas han sido sujeto de pruebas clínicas. En un reciente metaanálisis de pruebas clínicas múltiples sobre el tartamudeo, Bothe y colegas de the University of Georgia concluyeron que los tratamientos efectivos difieren para niños y adultos. Los tratamientos de "respuesta-contingente" han probado más efectividad en niños. En este tipo de tratamiento, se enseña a los niños a dejar de hablar inmediatamente cuando una señal (tal como una luz roja) indica que han comenzado a tartamudear.

Los tratamientos efectivos probados para adultos incluyen técnicas de "habla prolongada" (similar a la formación de fluidez del Dr. Raming). Los estudios muestran que enseñar a los adultos a hablar puede llevar al tartamudeo reducido sin comprometer la fluidez. A medida que el tartamudeo disminuye, la velocidad del habla puede incrementarse. Otras técnicas con una evidencia bastante fuerte incluyen el autocontrol y tratamientos de respuesta contingente (como se usa con los niños).

El medicamento, hasta ahora no ha demostrado tener suficiente efectividad como para justificar efectos secundarios y riesgos. Sin embargo, incrementar el entendimiento del tartamudeo podría llevar al desarrollo de tratamientos de fármacos seguros y efectivos. Por ejemplo se ha demostrado que olanzapina, en algunas pruebas, alivia el tartamudeo con más eficacia que el placebo.

Consiguiendo Ayuda

Los hombres deben buscar un terapeuta que se especialice en tartamudear, dice el Dr. Raming. "Consiga un terapeuta que tenga un buen entendimiento tanto de la modificación de comportamiento como de la formación de fluidez. La mayoría de nosotros en la terapia de tartamudeo, usamos el enfoque combinado porque hay ventajas de cada una." Los grupos de apoyo también pueden proveer ayuda invaluable.

El Dr. Guitar cree que es crítico estar abierto sobre su tartamudeo. "Es difícil, pero si puede abrirse eso realmente ayuda," él dice. "Es mejor decirle a un posible empleador que usted tartamudea."

Escogiendo las Palabras Correctas

The National Stuttering Program observa que mientras "no tenga objeción la palabra 'tartamudeo,'" se considera imprecisa la palabra "tartamudo," prefiriendo en su lugar "persona que tartamudea." Después de todo, "tartamudear es algo que hacemos; no es algo que somos."

Fuentes Adicionales:

National Stuttering Association
http://www.nsastutter.org

Stuttering Foundation of America
http://www.stuttersfa.org

Successful Stuttering Management Program (SSMP)
http://www.ssmpmanual.com

Referencias:

Boberg E, Kully D. Long-term results of an intensive treatment program for adults and adolescents who stutter. J Speech Hear Res . 1994;5:1050-1059.

Jones M, Onslow M, Harrison E, Packman A. Treating stuttering in young children: predicting treatment time in the Lidcombe Program. J Speech Lang Hear Res . 2000;6:1440-1450.

Lawrence M, Barclay DM 3rd. Stuttering: a brief review. Am Fam Physician . 1998; 9:2175-2178.

Sommer M, Koch MA, Paulus W, Weiller C, Buchel C. Disconnection of speech-relevant brain areas in persistent developmental stuttering. Lancet 2002; 9330:380-383.

Bothe AK, Davidow JH, Bramlett RE, Ingham RJ. Stuttering treatment research 1970-2005: Systematic review incorporating trial quality assessment of behavioral, cognitive, and related approaches. Am J Speech Lang Pathol. 2006;15(4):321-341.

Stager SV, Calis K, Grothe D, Bloch M, Berensen NM, Smith PJ, Braun A. Treatment with medications affecting dopaminergic and serotonergic mechanisms: effects on fluency and anxiety in persons who stutter. J Fluency Disord. 2005;30(4):319-335.

Yairi E: Subtyping stuttering I: a review. J Fluency Disord. 2007;32:165-96.

Howell P: Signs of developmental stuttering up to age eight and at 12 plus. Clin Psychol Rev. 2007:27:287-306

Prasse JE, Kikano GE: Stuttering: an overview. Am Fam Physician. 2008;77:1271-6.

Howell P, Davis S, Williams R: Late childhood stuttering. J Speech Lang Hear Res. 2008;51:669-87.



Last reviewed October 2010 by Brian P. Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×