Share this page

Health Library

Hernias: Causas y Opciones de Tratamiento

Get it as Amazon.com
Muchos hombres sufren una condición por hernia algún momento de sus vidas. Aunque relativamente fácil de reparar, una hernia que se deja sin diagnosticar puede volverse más problemática de lo necesario.

¿Qué Es una Hernia?

Una hernia ocurre cuando parte de un tejido u órgano interno sobresale a través de una abertura anormal (una ruptura, desgarro o debilidad) en las estructuras que normalmente la contienen. Con más frecuencia, este "bulto" es causado por un tejido abdominal que ha sobresalido a través de un desgarro en la pared del músculo y tendón que rodea el abdomen. Imagínese su sillón favorito: usted sabe, ¿el único con el relleno abultado por el respaldo? Es el mismo concepto.

¿Qué Causa que una Hernia se Desarrolle?

Tendemos a pensar que las hernias son el resultado del levantamiento de objetos muy pesados. De hecho, puede haber cualquier número de causas. Estas incluyen actividades deportivas, esfuerzo excesivo, tos, estornudos o una debilidad natural en la pared abdominal que se presenta en el nacimiento.

¿Quién Es Más Susceptible?

De acuerdo con the National Center for Health Statistics, tanto como cinco millones de estadounidenses padecen hernias. Las hernias pueden ocurrir tanto en hombres como en mujeres de todas las edades, así como en los niños. Sin embargo, las hernias tienden a ser mucho más comunes en los hombres, ocurriendo más a menudo en el área de la ingle donde los pliegues abdominales cubren los muslos. Estos son conocidos como hernias inguinales cuya causa es en parte el descenso (normal) de los testículos en el escroto. Esto crea un área sin soporte en la ingle, lo cual permite un desgarro o ruptura a través del cual el tejido abdominal puede sobresalir.

Las mujeres tienden a padecer hernias en la parte superior del muslo (el área femoral), que es provocado muy a menudo por el esfuerzo del embarazo y del parto.

Los niños son más susceptibles a las hernias inguinales, lo que representa que la gran mayoría de éstas ocurren en niños. Los bebés también son susceptibles a hernias umbilicales. Estas generalmente aparecen como una protuberancia en el área del ombligo. Las hernias umbilicales en los niños pequeños tienden a ser menos molestas que otros tipos de hernias, ya que tienden a sanar sin ningún tratamiento para cuando el niño tiene tres o cuatro años. Sin embargo, en algunos casos podrían no sanar completamente hasta la edad de 10 ó 11 años. Un profesional en pediatría debe ser capaz de diagnosticar y recomendar tratamiento para todos los tipos de hernias en los niños.

¿Cómo Sé que Tengo Una?

Generalmente, notará un pequeño bulto en alguna parte de la ingle o área abdominal. Este bulto a menudo, pero no siempre, estará acompañado por un dolor sordo que incrementa en intensidad con esfuerzo físico. En las primeras etapas, muchas hernias son reducibles; es decir, puede empujar el tejido hacia atrás suavemente a su lugar normal. Con el tiempo, el grado de dolor podría incrementar. Si nota un bulto que no se quita o desarrolla dolor en el sitio, debe buscar tratamiento médico.

¿Son Peligrosas?

El bulto o ruptura en realidad en la pared abdominal no es peligroso. Pero si se deja sin atender, la protuberancia resultante a través de este agujero o hueco puede causar aumento en el dolor, a medida que más tejido abdominal se empuje hacia el hueco. Siempre que la hernia sea reducible, no es peligrosa. Sin embargo, una hernia no reducible puede volverse mortal si una parte del tejido abultado se queda atrapado en el desgarro o abertura (una hernia estrangulada o encarcelada).

¿Sanará por Sí Sola?

Desafortunadamente, no. Con excepción de las hernias umbilicales en los bebés, las hernias no se desaparecen por su propia cuenta. Puede llevar meses o incluso años para que empeoren. Si sospecha que usted o su hijo podría tener una hernia, siempre debe revisarse por un médico por el posible peligro de estrangulación.

A corto plazo, reducir la actividad física agotadora, perder peso y/o usar una faja puede aliviar la incomodidad y el dolor causado por una hernia. Sin embargo, al final, la única "cura" para una hernia es la cirugía.

¿Cuáles Son las Diferentes Opciones Quirúrgicas?

Cirugía de Hernia Abierta

Este método convencional se realiza haciendo una incisión sobre el sitio de la hernia. Después se vuelve a colocar la parte del intestino u otro tejido sobresaliente en la cavidad abdominal. Finalmente, la pared abdominal se repara realizando una sutura para unir el músculo circundante.

Desafortunadamente, este método tiene un número de inconvenientes. El tiempo de recuperación puede ser tanto como de cuatro a seis semanas. Y, la cicatriz que se desarrolla alrededor de las suturas puede desprenderse posteriormente, necesitando otra cirugía para repararla (hernia recurrente).

Cirugía de Malla Abierta

Este tipo más reciente de cirugía de hernia usa un tapón de malla. Aquí, se hace una pequeña incisión en el sitio de la hernia. El tejido sobresaliente se vuelve a colocar en la cavidad abdominal. La reparación de esta área se completa sellando primero la ruptura de la hernia o un hoyo con un tapón hecho de un material de malla estéril y después, suturando una pieza de material de malla estéril sobre el sello de malla.

La cirugía de malla abierta ha crecido en popularidad porque puede realizarse bajo anestesia local y los pacientes tienden a experimentar menos dolor y son capaces de regresar a actividades normales mucho más antes que con la cirugía de hernia abierta. Además, aunque ninguna estadística concluyente está disponible todavía, la reaparición de una hernia después del método de malla abierta parece ser bastante baja.

Cirugía Laparoscópica

Bajo anestesia general , un cirujano inserta pequeñas sondas a través de la pared abdominal uno de los cuales es una video camera diminuta y realiza la cirugía mientras ve la hernia en un monitor de televisión. Como sucede con el método de malla abierta, la malla se usa para reparar el sitio de la hernia.

Muchos médicos consideran que el método laparoscópico de hernia superior repara la cirugía de hernia convencional. La recuperación es más rápida y hay un tasa baja de reaparición, aunque las estadísticas de reaparición concluyentes todavía no están disponibles. Sin embargo, algunos cirujanos usan este método menos frecuentemente. Como señala el Dr. Peter Mowschenson, profesor asistente de cirugía en la Escuela de Medicina de Harvard, el método sí requiere anestesia general, tiende a ser más costoso y puede ser más invasivo que el método de malla abierta. Como resultado, algunos cirujanos reservarán el método laparoscópico para la reparación de hernias bilaterales más complicadas y hernias recurrentes.

Las complicaciones pueden ocurrir después de la cirugía. Los hematomas son comunes después de la cirugía de hernia en la ingle. Sin embargo, en algunos casos, podrían ocurrir efectos secundarios más serios:

  • Recurrencia: ocurre en el 0.5 al 15 por ciento de los pacientes. Su frecuencia depende del tipo de reparación de hernia inicialmente realizada, las condiciones médicas co-existentes del paciente y la duración de tiempo que transcurrió desde la cirugía original.
  • Infecciones: son poco comunes, sin embargo los pacientes que están sometidos a una reparación de malla están en un riesgo ligeramente más alto de desarrollar una infección. La mayoría de los pacientes puede tratarse exitosamente con antibióticos.
  • Dolor: la prevalencia de dolor después de una reparación de hernia ha sido reportada en hasta el 37%. El dolor que sigue a la reparación de hernia inguinal, se debe con frecuencia a la neuralgia que ocurre debido a la lesión o atrapamiento de cualquiera de los nervios que inervan la ingle.

Fuentes Adicionales:

Hernia Information Page
http://www.hernia.org/

Hernia Resource Center
http://www.herniainfo.com

Referencias:

Kingsnorth A, LeBlanc K. Hernias: inguinal and incisional. Lancet. 2003; 362:1561.

McIntosh A, Hutchinson A, Roberts A, Withers H. Evidence-based management of groin hernia in primary care--a systematic review. Fam Pract. 2000; 17:442.

McCormack K, Scott NW, Go PM, et al. Laparoscopic techniques versus open techniques for inguinal hernia repair. Cochrane Database Syst Rev. 2003; :CD001785.

Velanovich V. Laparoscopic vs open surgery: a preliminary comparison of quality-of-life outcomes. Surg Endosc. 2000; 14:16.



Last reviewed abril 2011 by Brian Randall, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×