Health Library

Tratamiento del Conducto Radicular
Definición

La extracción de la pulpa dental cuando ésta se ha infectado o muerto. La pulpa dental es el núcleo suave del diente que contiene nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo. Se extiende desde la parte superior del diente, llamada corona, hasta la parte inferior de las ramas de las raíces llamadas canales.

Diente

imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los síntomas más comunes de los problemas de la pulpa dental son:

  • Dolor cuando su muerde con el diente
  • Dolor repentino cuando el diente no está en uso
  • Sensibilidad a alimentos o bebidas calientes o frías
  • Decoloración del diente
  • Encías inflamadas alrededor del diente infectado
  • Una estructura similar a un forúnculo (llamada fístula), de la cual drena líquido, en la encía, junto al diente

Razones para realizar el procedimiento

La pulpa dental puede infectarse debido a una cavidad sin tratar, un golpe en el diente o una gingivitis presente hace mucho tiempo. Cuando la pulpa dental se infecta o muere, aparecen abscesos muy dolorosos en el hueso de la mandíbula. Al extraer la pulpa dental infectada o muerta se prevendrá que la infección se propague a otras áreas de la boca y destruya el hueso alrededor del diente. Si no se realiza un conducto radicular, se necesitará extraer el diente.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento
  • Inmunosupresión
  • Trastornos de sangrado
  • Problemas circulatorios (como la diabetes), que puede causar problemas para la sanación
  • Afecciones en las válvulas cardíacas, lo que incrementa el riesgo de endocarditis debida a procedimientos dentales
Qué esperar
Antes del Procedimiento

Su dentista o endodontista realizará un examen dental completo y tomará radiografías .

Durante el procedimiento

Se administrará anestesia en la zona para adormecer el área que rodea el diente.

Anestesia

Anestésicos locales, como la lidocaína.

Descripción del procedimiento

Se realiza un pequeño orificio en la parte superior del diente que atraviesa el esmalte y la dentina y llega hasta la pulpa. Se insertan unas limas de acero para extraer los tejidos de la pulpa. Cada diente tiene entre uno y cuatro canales individuales, y se necesita extraer la pulpa de todos los canales en el diente afectado. Una vez que la pulpa ha sido extraída, la paredes del canal de la raíz son reformados y alargados y se insertan medicamentos para matar las bacterias.

En este punto, el dentista puede insertar un relleno temporal para proteger el diente hasta la próxima cita. O este procedimiento podrá completarse en una sola visita, dependiendo de la condición del diente.

El conducto se seca, se esteriliza y, luego, se rellena con un material gomoso llamado gutapercha para evitar que se vuelva a contaminar.

Después del procedimiento

Se sella el área de forma permanente y se coloca una corona de porcelana o de oro sobre el diente para fortalecer su estructura.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

¿Cuánto durará?

El procedimiento puede tomar entre 1 y 3 sesiones, y cada sesión puede durar hasta 1 ó 2 horas.

¿Dolerá?

La anestesia impide sentir dolor durante el procedimiento. Usted podría tener algunas molestias durante unos días durante el proceso de recuperación, y podrá tomar medicamentos para el dolor si los necesita.

Posibles complicaciones
  • Dolor e inflamación
  • Infección en la herida quirúrgica
  • Abscesos persistentes
Hospitalización promedio

Normalmente, este procedimiento se realiza en el consultorio del dentista.

Cuidado posoperatorio
  • Haga buches de sal disuelta en agua tibia para aliviar su boca.
  • Durante unos días, trate de no masticar ni morder fuerte del lado de la boca donde se encuentra el conducto radicular.
  • Consulte a su dentista o endodoncista para un seguimiento con radiografía en los seis meses posteriores al conducto reticular.
Resultado

En aproximadamente 95% de los casos, la terapia de conducto radicular tiene éxito y la raíz tratada debe durar toda la vida. Sin embargo, los tratamientos de conducto radicular deben repetirse si:

  • Se dejó pulpa dentro del canal por descuido.
  • El conducto radicular no se selló adecuadamente.

En algunos casos, el diente no puede salvarse con un conducto radicular y se debe extraer. Dichos casos incluyen:

  • Un diente fracturado debajo de la superficie de la encía, hasta las raíces
  • Un diente demasiado dañado debido a deterioro o traumatismo

Llame a su médico si ocurre lo siguiente
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, dolor en aumento, sangrado excesivo o presencia de pus en el área operada
  • El diente se siente suelto después de una terapia de conducto radicular
  • Dolor de cabeza, mareos, dolor de músculos o malestar general

RESOURCES:

American Dental Association
http://www.ada.org/

National Institute of Dental and Craniofacial Research
http://www.nidcr.nih.gov/

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Dental Association
http://www.cda-adc.ca/

Canadian Dental Hygienists Association
http://www.cdha.ca/

References:

Academy of General Dentistry website. Available at: http://www.agd.org/ .

American Dental Association website. Available at: http://www.ada.org .



Last reviewed marzo 2013 by Marcin Chwistek, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×